4 beneficios del Yoga para tu salud física y mental

4 beneficios del Yoga para tu salud física y mental
0
4.25/5

El Yoga se ha convertido en la últimas décadas  en una práctica muy popular en los países occidentales. 

Esta práctica ancestral y parte de meditación, nos permite experimentar un pequeño retiro en nuestras vidas caóticas y aceleradas. Nos ofrece un espacio donde desconectar, donde observarnos, donde ser más autocompasivos con nosotros mismos. 


En el siguiente artículo, voy a destacar algunos de los beneficios del Yoga según investigaciones recientes señaladas por el Harvard Health Review (una publicación sobre salud con gran autoridad a nivel científico ), que harán que te plantees implementar esta práctica en tu vida diaria. 

1. Una mejor imagen corporal.

Como diversos estudios revelan, la practica del Yoga tiene efectos positivos en cómo nos percibimos, en nuestra imagen corporal.


Cuando practicas Yoga,  desarrollas una mayor autoconciencia de tu cuerpo; focalizas tu atención en el momento presente a  través del movimiento del cuerpo, la sincronización de la respiración y la fortaleza mental  que se requiere para sostener diferentes posturas o secuencias posturales. Esto tiene consecuencias que van más allá de los  beneficios fisiológicos que experimentamos en el momento de después. 


Como revela el estudio señalado, las personas que practican Yoga tienen una percepción más objetiva de su cuerpo; experimentan más gratitud por sus propias capacidades, así como una mayor autoconfianza.  Por algunas de estas razones, el Yoga se ha convertido en una parte integral del tratamiento de trastornos de la alimentación y programas que promueven una imagen corporal positiva y una mayor autoestima. 


Practicar Yoga con regularidad puede repercutir en que tengas una mejor relación con tu cuerpo, a que juzgues menos tu cuerpo negativamente, y en que lo aceptes tal y como es.


2. Beneficios cardiovasculares

beneficios cardiovasculares yoga

Aunque no todos los tipos de Yoga se pueden considerar como un tipo de ejercicio aeróbico, tanto si realizas Vinyasa, Asthanga Yoga (Yoga dinámico) o un tipo de Yoga más suave como Hatha Yoga, esta práctica puede tener importantes beneficios cardiovasculares que tendrán un impacto en tu salud en general. 


Diversos estudios demuestran que personas que practican una media de 30 minutos de Yoga, dos veces por semana, reducen su ritmo cardiaco basal, mejoran su resistencia, así como su capacidad de oxígeno total.


Así mismo, diferentes estudios indican que la práctica del Yoga tiene un efecto positivo en personas que tienen factores de riesgo de enfermedad cardiovascular; disminuyendo la presión arterial en personas con hipertensión. Otro estudio revela que la práctica de esta disciplina mejora los perfiles lipídicos (el porcentaje de grasa ) tanto en personas sanas como en personas que padecen algún tipo de enfermedad coronaria.  Además, reduce los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes.

3. Disminución del estrés

madison-lavern-4gcqRf3-f2I-unsplash

El Yoga disminuye los niveles de cortisol, disminuye nuestros niveles de estrés. 

¿Quién no ha experimentado esa sensación de tranquilidad, de paz, de calma  en al estar acostado sobre la esterilla en la posición savasana? Al parecer, esa sensación esta relacionada con la disminución de la segregación de cortisol en nuestras glándulas adrenales.


Y es que, la aceleración que caracteriza nuestra  vida moderna esta causando una sociedad más estresada, y por lo tanto una sociedad más enferma. Estos cambios los sufrimos a nivel individual, y la respuesta fisiológica suele tener un denominador común: unos elevados niveles de cortisol durante todo el día. Unos cambios que nos exponen a diferentes patologías. 


Como explica  la neuróloga Dalia Lorenzo, M.D. del Instituto de Neurociencia de Miami ,el exceso de cortisol esta relacionado con una mayor predisposición a la depresión, a la osteoporosis, a la diabetes, a la fatiga crónica y a el aumento de peso.Y como sostiene la doctora Lorenzo en una entrevista, "prácticas como el Yoga han demostrado poder ayudar a reducir los niveles de cortisol". Si el estrés es una constante en tu vida, el Yoga puede ser una práctica para empezar a combatirlo. 

4. Comer de forma consciente (Mindful eating)

mindful eating yoga

El Mindfulness es definido por el doctor y autor Jon Kabat Zin, creador de la terapia de Mindfulness para reducción del estrés (Mindfulness based stresss reduction) como la capacidad de prestar atención al momento presente sin juzgar lo que esta ocurriendo. El Yoga, como demuestran diversidad de estudios, mejora nuestra capacidad para prestar atención al momento presente; y además, como se remarca en el Harvard Health Review, a estar presentes en diferentes ámbitos de nuestra vida.


"Mindfulness eating" o el comer consciente, siguiendo esta corriente, es la capacidad de atender conscientemente a nuestras sensaciones físicas y emocionales mientras estamos comiendo, así como la capacidad de discernir nuestras sensaciones de saciedad.


En un estudio se analizó si existía alguna diferencia en los patrones y hábitos alimentarios entre personas practicantes de Yoga y no practicantes. A través de un cuestionario para medir el "mindful eating", se midieron, entre otras, las siguientes conductas.


  • Seguir comiendo cuando uno se esta lleno.
  • Ser consciente del aspecto visual de la comida, de su sabor y su olor.
  • Comer en respuestas a disparadores ambientales, tales como la vista o el olor ( Por ejemplo, observar el escaparate de una confitería u oler la comida de un puesto de comida callejero).
  • Comer emocional; comer cuando se experiencian diferentes emociones  o estados mentales (tristeza, alegría, estrés).
  • Comer en un estado de distracción.

Los investigadores descubrieron que los practicantes de Yoga eran más conscientes, más mindful en su conducta alimentaria en general; tenían una mayor conexión con sus sensaciones de saciedad y hambre. Otra de las conclusiones  más interesantes de este estudio es que esta capacidad para comer consciente en personas que practicaban Yoga, se traducía en el mantenimiento de un peso saludable.


Como has podido ver, el Yoga puede ser una práctica que tenga efectos positivos a varios niveles en tu vida; desde ser más autocompasivo contigo misma ( percibirte de forma más objetiva), disminución del estrés, beneficios cardiovasculares hasta disfrutar de forma más sana de uno de los placeres más mundanos, el comer.

Desde Decathlon, te animamos a que consideres el Yoga como una práctica a incorporar este año. Te animamos a que comiences a  experimentar los beneficios de esta ancestral práctica. 


Namasté.

Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!