Ajustes básicos en una MTB nueva

Ajustes básicos en una MTB nueva
0
-/5

Somos muchos los que deseamos salir con nuestra bicicleta instantes después de sacarla de la caja y disfrutar de la libertad que nos aporta el ciclismo, pero hoy os traemos 6 consejos básicos de ajuste y montaje muy sencillos y rápidos de realizar, que nos ayudarán a disfrutar, aún más sobre nuestra bicicleta.


1. Ajuste de sillín

1.Ajustar la altura del sillín es bastante simple, pero no deja de ser un ajuste muy importante a la hora de pedalear correctamente sobre nuestra bicicleta y evitar futuras lesiones. Existen multitud de formas a la hora de ajustar el sillín, pero una de las más sencillas y precisas, es la de colocarnos una cartulina en la entrepierna y medir con una cinta métrica, descalzos frente a la pared la distancia entre el suelo y la parte superior de la cartulina y multiplicar el resultado obtenido por 0.88, esa será la altura en centímetros que deberemos poner en nuestra bicicleta, midiendo desde el centro del pedalier, hasta la parte superior del sillín.

Existen otro tipo de ajustes y medidas en la posición de nuestro sillín, como son el avance o retroceso, inclinación, etc pero son ajustes un poco más complejos de realizar y nuestra recomendación es ir probando poco a poco a medida que vamos cogiendo experiencia sobre la bicicleta en todo tipo de terrenos, o acudir a un especialista, en el que nos realicen un estudio biomecánico y una prueba completa de nuestra postura.


IMG_20211222_151755941-min
IMG_20211222_151902339-min

2. Frenos

2. Frenos : En el caso de los frenos, puede que tu bicicleta venga con frenos de zapata, muy poco común hoy en día, o con frenos de disco, la opción más extendida actualmente. En el caso de que los discos rocen con las pastillas, suelta con una llave de allen los dos tornillos que sujetan la pinza, hasta que esta se pueda mover, pulsa la maneta de freno y manteniendo la maneta pulsada, aprieta los tornillos de nuevo con firmeza, las pastillas quedarán totalmente alineadas al disco. En caso de seguir rozando puede que se deban de ajustar a ojo o revisar que el disco no se encuentre doblado.

En cuanto a las manetas de freno debes colocarlas en el manillar con una angulación, de modo que las manos y dedos sean una extensión del ángulo de tus brazos manteniendo la muñeca totalmente recta. Las manetas deben ir apretadas lo suficiente como para que no se muevan durante la actividad, pero permitiendo que en caso de caída se muevan para así evitar roturas de la propia maneta, o manillar.


IMG_20211222_152239314-min
IMG_20211222_152201881-min

3. Dirección

3. Dirección : Es común que nuestra bicicleta venga embalada en una caja sin terminar de estar totalmente montada y es muy probable que venga con la dirección suelta para así albergar el manillar en el embalaje. Para colocarla correctamente debes situarte frente a tu bicicleta, sostener la rueda delantera con las piernas y colocar la potencia lo mas recta posible, de manera que quede el manillar completamente perpendicular a la bici, para finalizar simplemente aprieta los tornillos de la potencia con una llave allen.
IMG_20211222_152313864-min
IMG_20211222_152346664-min

4. Pedales

4. Ya sean pedales automáticos, o de plataforma, montar los pedales es algo muy sencillo. Todos los pedales roscan hacia delante, para así evitar que se aflojen cuando pedaleamos, por lo que para apretarlos simplemente necesitamos una llave allen o una llave fija y roscarlos en el mismo sentido que las agujas del reloj. Un consejo que te ayudará en caso de tener que cambiarlos en el futuro, es el de aplicar un poco de grasa de montaje en la rosca, así evitarás que se gripen y podrás desmontarlos fácilmente. A la hora de apretarlos no es necesario apretar con todas nuestras fuerzas, ya que con el movimiento de pedaleo ya se van apretando ellos mismos.
IMG_20211222_152519723-min

5. Suspensión

5. Este quizás sea el ajuste más difícil o para el que necesitemos más experiencia. Hoy en día las suspensiones tiene multitud de ajustes como son el rebote, presión o SAG. Para empezar es muy importante leer el manual del fabricante y entender que supone cada cambio que podemos realizar en ellas, una vez comprendas que supone cada modificación y que consecuencias tiene en la suspensión, puedes empezar por ajustar la dureza o presión, para ello necesitarás una bomba de suspensiones y conocer tu peso con ropa y accesorios sobre la bicicleta, una vez lo sepas, la mayoría de fabricantes de suspensiones tienen unas tablas ya establecidas y que suelen estar colocadas en la parte trasera de la suspensión para conocer exactamente a qué presión debemos llevar nuestra horquilla o amortiguador.

La presión se ajusta desde una boquilla situada normalmente en el brazo izquierdo de la horquilla en el que debemos desenroscar una tapa protectora y roscar la boca de nuestra bomba.

Una vez tenemos la presión adecuada a nuestro peso, podemos ajustar la velocidad de rebote de las suspensiones, la mayoría de horquillas y amortiguadores llevan incorporado un dial de ajuste en el que, según si giramos a la izquierda o derecha, la suspensión rebota con mayor o menor velocidad, modificando la manera en la que estas absorben y leen el terreno por el que circulamos. Son ajustes que no son exactos ni precisos, por lo que en este caso, te recomendamos probar e ir realizando pequeños ajustes para así descubrir cuál es la mejor posición que se ajusta a ti.

IMG_20211222_152954321-min

6. Transmisión

6. Es común que la transmisión venga un poco desajustada o sin la tensión necesaria, por lo que siguiendo estos sencillos pasos conseguiremos llevar nuestra transmisión siempre ajustada. Si tenemos un caballete o potro para trabajar es algo que nos facilitará mucho en este apartado, si no, se puede hacer pedaleando sobre la bici o apoyándola sobre una superficie en la que la rueda trasera quede libre. Mientras pedaleamos, debemos de ir subiendo y bajando las marchas para comprobar que la cadena sube y baja por la piñonera con la tensión adecuada y no se queda enganchada en ninguno de los piñones. En caso de que no suba o baje deberemos de ajustar la tensión del cable desde el dial en el mando del cambio o en el propio cambio de marchas. En el cambio hay 3 tornillos, el superior suele ser el que pertenece a la tensión de la patilla, mientras que los otros dos son los que se encargan de ajustar la desviación lateral de las roldanas frente al casette. Ajustar el cambio puede parecer una tarea engorrosa y difícil, pero con práctica y paciencia es algo que nos facilitará mucho nuestro dia a dia sobre la bicicleta.


IMG_20211222_152609532-min
IMG_20211222_152626058-min

Os dejamos algunos productos que os pueden ser de gran ayuda para srealizar estos ajustes y solventar la mayoría de averías o problemas que surjan a vuestra bicicleta.

Esperamos que estos pequeños consejos te ayuden a disfrutar de la bicicleta desde el primer día, y a ir descubriendo poco a poco los pequeños ajustes y modificaciones que podemos realizar sobre nuestra bicicleta y que nos ayudarán a ir mucho más cómodos y sacar todo nuestro potencial y el de nuestra bicicleta.
Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!