Menú

Baloncesto base: el bote

0 22
-/5

En nuestra mente es inevitable pensar en baloncesto sin pensar en botar un balón. En cuanto hay un balón de basket en nuestras manos, lo tiramos al suelo. Nos gusta experimentar con él con distintos botes, cambios o trucos según sea nuestro control.

Como entrenadora de formación y jugadora, tengo que admitir que mi parte favorita en el baloncesto siempre ha sido el dominio de balón y los entrenamientos orientados a la mejora del bote. 

En el fondo, supongo que en todos los deportes la parte más divertida es cuando tienes el balón en tus manos y puedes participar de forma activa en el juego. A esta reflexión llegué en un entrenamiento con mi equipo infantil en el que corregí a una de mis jugadoras por botar en el sitio. 

Le pregunté por qué botaba si no había utilizado el bote para ir a ningún lado, ni había sacado ventaja botando. Su respuesta fue: “es que me apetecía”. Y se veía que lo decía en serio, que ella quería botar porque cuando tienes el balón quieres poder hacer algo con él y disfrutar de participar. Y es que botar y tener el balón nos gusta a todos.

Sin embargo, tras esta opinión tengo que hacer un comentario. El juego sin balón es tan importante si no más que el juego con balón. Hay grandísimos jugadores/as con un dominio de balón más limitado que triunfan igualmente debido a su inteligencia para situarse en el campo, su capacidad en otras facetas del juego y sobre todo su lectura de juego.

Un jugador que sin balón no sabe moverse, no avanzará en su formación porque el baloncesto es un deporte de equipo y lo que haga un jugador afecta al resto. Sin esos conceptos de qué hacer en el campo, un jugador puede estar colapsando sin saberlo una zona de juego y limitar las opciones de poder anotar. 

Esto pasa muy a menudo en categorías escolares en donde es muy difícil hacer entender a los niños que para meter canasta y que haya un tránsito fluido hay que alejarse de la canasta. Los niños piensan de esta forma: “si quiero meter canasta, cuanto más cerca esté de ella más opciones tendré de acertar”. 

Y los partidos acaban siendo un correcalles en el que los niños van de una zona a otra detrás del balón.

Pero vuelvo al tema que nos ocupa hoy: ¿cómo se cogen las destrezas para que el balón sea una prolongación de nuestro cuerpo?

Llegar a ese punto es muy difícil y muy pocos lo consiguen. Requiere de muchísimas horas de entrenamiento y dedicación. El bote demanda una coordinación entre ojo-mano-balón-pie. Todo el cuerpo está involucrado en este proceso.

CÓMO LLEGAR A TENER BUEN DOMINIO DE BALÓN

Cuando se empieza a jugar al basket, los ejercicios más comunes de bote son los de bote simple o incluso con algún cambio por delante en los que se hace hincapié en que no hay que mirar la pelota.

La parte más difícil en todo el proceso de adquirir la destreza de botar el balón es conseguir no mirarlo, teniendo tanto control sobre la pelota que sepas perfectamente dónde va a llegar y dónde tienes que poner la mano. Hay que AUTOMATIZAR toda la actividad para que salga sin consumir recursos. 

Si se consigue llegar a este punto, podremos aprovechar todos esos recursos que no está requiriendo el bote para hacer otras cosas. Por ejemplo, puedo estar viendo un pase a la vez que rompo con bote una defensa, puedo estar mandando una jugada o ver las ventajas de mis compañeros. 

Esto que en categorías profesionales se ve tan fácil es muy difícil de conseguir. Los niños tienden a mirar el balón cuando botan y se pierden gran parte del juego que les rodea.

Otra parte fundamental en la formación es no olvidarse de que tenemos DOS MANOS y las dos tienen que tener el mismo control. A los niños no les gusta botar o hacer ejercicios con su mano NO dominante, les cuesta mucho más y se ven más torpes. 

Hay que insistirles y hacer ejercicios exclusivos para dominar esa mano. Poco a poco mejoran y cuando empiezan a entender las ventajas que les supone controlar las dos manos empezarán a arriesgar y a hacer más cosas.

Baloncesto base: el bote | Blog Baloncesto Decathlon El bote demanda una coordinación entre ojo-mano-balón-pie.

En relación con los ejercicios que se pueden plantear, podría hablar de miles de ellos. Voy a comentar algunos de los más clásicos.

  1. REY DE LA ISLA

Este ejercicio se suele hacer en categorías de escuela y minibasket (hasta los 12 años).

Todos los jugadores tienen balón y están dentro de una superficie limitada, como por ejemplo la zona. Tienen que robarse el balón unos a otros, el que consigue conservar su balón gana.

Se pueden incluir muchas variantes como botar solo con la izquierda, un bote con cada mano, si cuando me eliminan consigo meter canasta en el aro contrario en menos de 3 intentos puedo volver a la zona… y todo lo que se nos ocurra.

Lo importante en el juego es que no presten atención a su balón y estén alerta a todos los estímulos de alrededor. Cuanto más divertido sea el juego, más ganas le pondrán.

  1. CÍRCULO

Este ejercicio consiste en poner a todos los jugadores en un círculo, todos con balón. En una posición estática se van cambiando las pautas de bote. Hay muchísimas posibilidades:

  • Ochos entre las piernas
  • Círculos por la cintura y cabeza
  • Bote con dos balones
  • Cambios de mano
  1. CIRCUITOS

Podemos poner conos, picas, sillas o lo que tengamos para crear un circuito de dominio de balón. Según el nivel del grupo complicaremos los cambios y las finalizaciones así como la exigencia en los detalles.

Podemos hacer dos circuitos paralelos y plantearlo como una competición.

Estos son sólo tres ejemplos de los ejercicios más comunes y que dan gran número de opciones para adaptarse al nivel del grupo con el que queremos trabajar. Sin embargo, lo más importante para conseguir un gran dominio de bote es la práctica y el esfuerzo. Aptitudes que no debemos olvidar potenciar en nuestros jugadores.


Contenido elaborado junto a apasionados de la baloncesto de Decathlon.


Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.