El retorno de las Navidades

Comentarios 0 11 -/-
FacebookTwitterEmail

Son momentos en los que debido a tantos acontecimientos, comidas, cenas y demás se pierde la rutina de hacer deporte y se lleva a cometer muchos excesos alimenticios. El descanso que tenemos por este parón en la competición viene bien para desconectar un poco y volver con las pilas cargadas. 

Soy partidario de conceder una semana de vacaciones a los jugadores pero a la vez considero bastante importante hacerlos volver a la rutina lo antes posible para que no perdamos lo poco que hemos ganado durante los anteriores meses.

 La vuelta a los entrenamientos no debe ser condicionada por el descanso tenido, es decir, no es aconsejable pensar que como los jugadores han estado ciertos días sin realizar actividad física hay que volver con sesiones de un nivel más exigente de lo normal. 

Considero que la mejor vuelta a las canchas es mediante una serie de entrenamientos en los cuales volvamos a acondicionar el cuerpo al ejercicio y no se sufra en exceso tras el periplo navideño.

En mi caso, como bien he comentado anteriormente, suelo dar descanso la primera semana de vacaciones para que así los propios jugadores puedan desconectar y dedicarse a realizar otros deportes o directamente aprovechar para descansar de deporte. 

Son épocas de muchos eventos por lo que el tiempo suele escasear, por desgracia la siguiente semana ya es necesario volver a entrenar puesto que normalmente la competición para 15 días por lo que es necesario empezar a trabajar para quemar el exceso de turrones y marisco.

  • ¿Consideráis que este parón beneficia a vuestros equipos?
  • ¿Cómo afrontáis los primeros entrenamientos tras la vuelta de las navidades?

jugar a baloncesto

Hay que tener en cuenta que equipos que se encuentren inmersos en competiciones donde se estén exigiendo resultados tendrán menos vacaciones que otros que utilizan el deporte de la canasta como un hobbie, una vía de escape a la rutina diaria. Es muy importante del mismo modo dejar opinar a los jugadores, que es lo que ellos prefieren y como quieren afrontar este tipo de descanso.

Para equipos de formación es muy asiduo acudir a la disputa de torneos de Navidad, algo que veo muy positivo puesto que salen de la rutina de la competición, la presión que se generan ellos mismos los fines de semana a la hora de competir. 

Estos partidos vienen muy bien para que el jugador disfrute, sonría, se relacione con equipos contra los que no se enfrenta a lo largo de la competición y sobre todo, conocer cuales son los valores de este deporte. Disfrutar y hacer ejercicio.

Muy importante hacer que estos torneos de Navidad donde se disputan muchos encuentros en pocos días hagan sentir importante al jugador, sepan que lo importante es participar y si se consigue la victoria mucho mejor. Son días de convivencia y de mucho balón por el medio, esto es algo que los propios jugadores van a recordar durante mucho tiempo

Así que las Navidades vienen bien para descansar pero a la vuelta ya sabemos que aun nos quedan cinco o seis meses de duro trabajo para seguir cumpliendo los objetivos establecidos a principio de temporada.

 Los excesos se pagan duro.....


Contenido elaborado junto a apasionados del baloncesto de Decathlon. 


: