Menú
0 302
-/5

En la línea de las entradas anteriores, voy a seguir hablando de la formación en edades tempranas y conceptos básicos que se aprenden en categorías escolares.

Conforme los niños van haciéndose mayores y son capaces de entender conceptos más globales y abstractos, vamos a ir introduciendo en los entrenamientos ideas que lleven a jugar en EQUIPO.

Es muy común en minibasket que los niños cojan el balón y no quieran pasar o ni siquiera se les pase por la cabeza. Dar el salto de un juego centrado en la individualidad a un juego de equipo es complicado y cuesta mucho conseguirlo. La mayor dificultad del juego de equipo es que necesitas que TODOS los jugadores participen y entiendan qué están haciendo. De lo contrario, un solo jugador puede bloquear el juego.

Para llegar a jugar en equipo con AUTONOMÍA se suele empezar por crear un simple automatismo y es el de PASAR-CORTAR. Esto significa que, después de pasar el balón, tengo que moverme, no puedo quedarme en el sitio. Una vez he pasado la pelota sigo empujado por la inercia del pase para ir hacia la canasta, sin perder de vista el balón.

Parece una idea fácil de desarrollar y en la teoría no conlleva gran problema pero, en la práctica, plantea muchos interrogantes a los niños. Por ejemplo, “una vez he pasado, quiero volver a tener el balón ¿por qué no puedo volver a pedirlo aquí donde estoy e intentar jugar el 1x1 otra vez?”, “Después de cortar ¿dónde voy?” o “Si me alejo ¿cuándo volveré a recibir?”.

Pase y corte en el basket | Blog Baloncesto Decathlon Trabajar la concentración  en los entrenamientos es muy importante.

Estas preguntas se van respondiendo por lo general con la experiencia del juego, que les enseña que si trabajan en equipo, acabarán teniendo más oportunidades de participar en el ataque.

Esta forma de jugar también plantea dificultades propias de la edad que a veces ponen a prueba la paciencia del entrenador, que no se espera que ocurran cosas como, por ejemplo, que se les olvide en qué canasta atacan o simplemente estén mirando a la grada hacia sus padres. Trabajar la concentración en los entrenamientos es importante para poco a poco evitar este tipo de conductas.

Si hablamos de la forma en la que se rota una vez se ha cortado, es algo que hay que enseñar con juego parado para que entiendan lo que se pretende conseguir, para más tarde llevarlo a ejercicios simples donde puedan ponerlo en práctica e interiorizarlo.


Contenido elaborado junto a apasionados del baloncesto de Decathlon. 


Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.