Menú

Pequeños consejos para la salida de presión

0 10
-/5

La salida de presión

Seguro que todos los que jugáis o entrenáis a baloncesto, alguna vez habéis sido ejecutores o sufridores de una defensa presionante a todo campo. En esta nueva entrada del blog vamos a intentar dar, en forma de decálogo, unos pequeños consejos para poder tener éxito atacando este tipo de defensa y hacer una correcta salida de presión.

1. Sacar lo más rápidamente posible:

Si el equipo rival nos aprieta desde arriba tras cada canasta suya, sacar inmediatamente después de que el balón haya atravesado el aro nos puede conceder unos segundos extra de ventaja para superar su presión. No pierdas tiempo lamentándote de la canasta que has recibido ni recriminándole algo a alguno de tus compañeros (menos aún al árbitro). Si lo haces, estarás concediendo un valioso tiempo para que tu rival se coloque y organice su defensa.

Recuerda que la mejor manera de superar una presión es conseguir que ni siquiera llegue a formarse.

2. No sacar nunca desde detrás del tablero:

Si eres el encargado de poner el balón en juego, asegúrate de hacerlo desde un lugar en que el tablero no interfiera en tu visión del campo ni obstaculice ninguna posibilidad de pase. Si no lo haces así, el tablero puede llegar a convertirse en el sexto defensor del equipo rival y facilitar notablemente su labor.

3. No conducir el balón ni ir hacia las esquinas:

El objetivo de la presión es llevar al jugador con balón hacia uno de los laterales del campo y una vez allí, saltar al 2x1, que el jugador agote el bote y se vea obligado a realizar un mal pase o a perder directamente la bola.

Si eres quien lleva la pelota, trata de avanzar sin ir hacia las esquinas y quedar atrapado entre la línea de banda y la defensa rival.

4. Intentar salir mediante pases:

Como ya comentamos en entradas anteriores del blog, la forma más rápida y eficaz de llegar desde A hasta B es mediante pases y no mediante la conducción del balón. Tu rival querrá que te enredes botando para encerrarte y forzarte a cometer una imprecisión. No le des esa satisfacción. Que el balón vuele por el aire.

5. No agobiarse:

Es fácil decirlo pero cuando ves que te defienden muy muy encima, que te achuchan, que te achican los espacios, que te encierran entre dos mientras te gritan al oído…mantener la calma no suele ser la reacción más natural.

Siempre que haya dos defensores contigo, uno de tus compañeros estará necesariamente libre de marca. Intenta encontrarlo y darle el balón. Si no lo encuentras y no ves ninguna salida, guarda el balón y trata de lanzarlo contra los pies de los defensores para así poder iniciar una nueva posesión. Y si es tu compañero el que se encuentra atrapado, sé solidario y ofrécele una posible línea de pase.

6. Tratar de recibir el balón en movimiento:

Ya sea “tirando una diagonal” desde la zona del triple hacia donde está el sacador o aprovechándote de un boqueo, no recibir el balón en estático te facilitará el desembarazarte de la defensa.

7. Utilizar un jugador a la altura de medio campo como “repetidor”:

Con esta sencilla disposición se facilita muchísimo la salida de cualquier presión. Se coloca un jugador (preferiblemente interior) cerca de la divisoria de campos y mirando hacia el fondo desde donde se produce el saque que en caso de necesidad pueda bajar en línea recta para servir de apoyo al exterior que lleva la pelota, para recibir un pase y a continuación devolverlo a ese mismo jugador (“repetir”) o al otro exterior que supuestamente debería subir por el flanco contrario del campo y así romper la presión.

8. Intentar el pase largo:

No es la forma más habitual de superar una presión pero si el equipo rival tarda tiempo en colocarse para presionar (a veces por tonterías como quedarse a celebrar una canasta) o alguno de sus jugadores se despista, podemos intentar un pase de quarterback de canasta a canasta, siempre que tengamos un jugador rápido que corra hacia adelante y un pasador preciso que sea capaz de ponerle el balón en la misma mano.

9. Roles bien definidos:

Cada uno de los jugadores que estén en el campo tienen que tener muy claro cuál va a ser su papel en la salida de presión. Quién sacará de fondo, qué jugador queremos que reciba la pelota, quién se quedará en medio campo para “repetir”…no dejar ningún detalle al azar.

10. Entrenar, ensayar, repetir y repetir:

La salida de presión no se improvisa, no podemos confiar toda la suerte de superar esta defensa en la conducción de balón por parte de un único jugador muy rápido y/o habilidoso, que pretenda por sí solo llegar mediante bote hasta la zona de ataque. Los cinco integrantes del equipo deben ser partícipes en la salida de presión y entrenar y entrenar hasta interiorizar todos los movimientos que les posibiliten tener éxito al enfrentarse a esta situación más o menos habitual en partidos de baloncesto.

Daniel Iraceburu 

Apasionado de los Deportes Colectivos 

Decathlon Pamplona

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.