La figura del entrenador

Comentarios 0 3 -/-
FacebookTwitterEmail
  • ¿Cómo habéis afrontado momentos difíciles en los que los resultados no acompañan y te sientes como el “señalado? ¿En qué os apoyáis para salir de las situaciones?

El entrenador en categoría de formación aparte de ser quien es, tiene que enseñar los conceptos básicos del mundo de la canasta y creo que también tiene un papel importante en la educación de los jugadores. Ellos son la imagen en la que se van a fijar, sus acciones, sus gestos, su vocabulario. 

Hay que tener en cuenta que en edades tan tempranas los niños son esponjas y lo absorben todo con mucha facilidad así que considero vital que pensemos antes de actuar y de hablar para hacer las cosas correctas en su momento adecuado.

Tenemos que partir de la idea que el entrenador es una persona más, con sus conceptos, sus aprendizajes y que seguro que todo lo que realiza, lo hace en busca del bien colectivo, en nuestra situación, de conseguir los objetivos establecidos ya sea la enseñanza del jugador en categorías de formación como la obtención de resultados positivos.

Cuando los resultados son positivos todo es muy fácil de llevar, todo es muy bueno, la dinámica de grupo es la idónea, los jugadores están contentos y aportan todo lo que tienen dentro, ¿pero qué pasa cuando un equipo no obtiene resultados? 

Aparece la gran figura y tan señalada del entrenador, los jugadores descontentos le reprochan muchas cosas a la figura que se siente solo, sin un cuerpo técnico al que pedir ayuda, suelen ser momentos en los que hay que sacar fuerzas de donde las hayan y pensar en soluciones para cambiar lo negativo y volver a una senda positiva.

entrenadores-en-el-baloncesto

Un entrenador en categoría amateur suele estar solo o como mucho acompañado por un delegado o ayudante, en ese momento que mencionaba anteriormente es cuando más se necesita ese grupo de trabajo que te puede ayudar a afrontar situaciones complicadas, siempre 4 o 6 ojos ven más que dos y pueden verse cosas que uno solo no podría observar. 

La pizarra es esa fiel compañera que nunca se separa en momento de difíciles situaciones durante los partidos, cuando los partidos acaban solo queda pensar en el siguiente encuentro y reflexionar sobre que hemos realizado bien y que mal.

¿Quien anima a un entrenador en momentos de bajón? Ahí es donde viene el quid de la cuestión, donde se ve que el entrenador está bastante solo en muchas situaciones y necesita estar súper motivado para poder afrontar este tipo de situaciones que se dan en el día a día.

Por experiencia personal he pasado por ambas situaciones mencionadas anteriormente y ahí es cuando te puedes dar cuenta de que pasta estas hecho, si tienes valor y entereza para afrontar los momentos no tan buenos y especialmente para conocer qué tipo de equipo tienes y que quieren conseguir.

Es muy importante que el entrenador tenga muy claro en que ámbito del baloncesto se mueve, no es necesario someterse a una presión excesiva puesto que lo único que va a generar es que en cuanto empiecen a surgir problemas se derrumben con gran facilidad. 

La imagen de esa persona en el banquillo tiene que llegar a ser una copia a lo que demuestra su equipo en la pista, el entrenador tiene que ser una extensión a los jugadores.

Jugadores hay muchos, entrenadores hay pocos...


Contenido elaborado junto a apasionados del baloncesto de Decathlon. 


: