La otra cara de los árbitros

Comentarios 0 4 -/-
FacebookTwitterEmail

Hoy os voy a presentar a Alejandro López Lecuona, tiene 27 años y algo en común con todos nosotros, su pasión por el baloncesto, trabaja en el gimnasio Curves como monitor, compaginando este trabajo con el de arbitraje. Lleva desde los 18 años arbitrando, y actualmente forma parte del G2 de la Federación Española de Baloncesto (FEB), las categorías que arbitra son Liga Femenina 2 y Liga EBA. Además, el pasado enero participó en el Campeonato de España Cadete de Selecciones Autonómicas en Valladolid donde llegó a pitar la final masculina.

Bearn: Hola Alejandro, ¿cómo va eso? ¿Cansado del día de trabajo? 

Alejandro: Buenas Bearn, la verdad es que un poco, pero bueno, estoy a gusto con este trabajo y, además, me permite seguir arbitrando ya que los fines de semana tengo libre.

B: ¿Cómo va la temporada? 

A: Es el año que mejor me encuentro en la categoría. El objetivo semana a semana es trabajar para tratar de ser mejor árbitro y consiguiendo eso, se alcanzan resultados.

B: ¿Estás cumpliendo objetivos? 

A: A falta de dos meses para finalizar la temporada estoy más que satisfecho de cómo va el año.

B: ¿Cómo decidiste ser árbitro? 

A: Cuando aún era jugador (a los 18 años) nos plantearon la posibilidad de hacer el curso de árbitro en el club. Empecé con varios compañeros con el fin de sacar un dinero extra haciendo algo dentro de un mundillo que me gusta.

B: ¿En qué momento empezaste a tomártelo más enserio? 

A: En mi tercera temporada como árbitro me plantearon la posibilidad de subir a categoría Autonómica y formar parte del Comité Vasco de Árbitros. Ese año me fui de intercambio a estudiar a México y tuve que esperar medio año para poder conseguir el ascenso. En ese momento tenía claro que arbitrar me hacía disfrutar como pocas cosas y empecé a tomármelo más en serio.

B: ¿Cuáles crees que son las características necesarias para ser un buen árbitro? 

A: Creo que la principal característica es ser trabajador. Nadie nace sabiendo arbitrar, hay gente con más o menos facilidad para hacerlo, pero sin trabajo es imposible llegar a ser un buen árbitro. La empatía, la autocrítica y la confianza también me parecen indispensables en un buen árbitro.

B: ¿Reúnes todas esas cualidades? 

A: Si reuniese todas sería mucho mejor árbitro de lo que soy. He trabajado mucho durante estos ocho años pero aún queda muchísimo por mejorar. La falta de regularidad y ser una persona poco empática quizá sean mis mayores defectos.

B: Veo que la de autocrítica sí que la reúnes... 

A: [risas] podría decirse que sí.

B: Dices que el trabajo es muy importante para ser un buen árbitro. ¿Cómo se entrena para mejorar como árbitro? 

A: El tópico es pensar que los árbitros llegamos al pabellón, arbitramos y nos marchamos a nuestra casa. Pero en realidad lo que no sabe mucha gente es que trabajamos prácticamente a diario para prepararnos. Por ejemplo dominar el reglamento es básico, estar en buena forma, analizar el video de cada partido para tratar de corregir errores...

B: ¿Cuándo ves un partido de basket en qué te fijas más en los jugadores o en el arbitraje? 

A: Es triste porque me encanta el baloncesto pero he de admitir que cuando veo partidos de Europa me fijo más en el arbitraje que en el propio juego. Cuando veo NBA sí que me centro más en los jugadores porque aquello es otro mundo del que no entiendo muchas de las reglas.

B: ¿Los jugadores que te gusta ver son los mismos a los que te gusta arbitrar? 

A: Para nada. Algunos de mis jugadores favoritos son los que creo que más problemas me darían dentro de una pista.

B: ¿Cuál es tu peor recuerdo como árbitro? 

A: Los problemas puntuales creo que es mejor olvidarlos. Lo que cada día me da más pena es ver cómo hay padres en categorías inferiores (hasta en infantiles) que tratan de ser árbitros, entrenadores y hasta jugadores en vez de animar a sus hijos. Sé que hay clubes que están tratando de controlar y erradicar esto y con eso me quedo.

B: ¿Y el mejor? 

A: Probablemente te diría que la final del Campeonato de España Infantil que pité hace dos años en Cádiz o la final del Cadete de este año en Valladolid. Sin embargo, me llenan tanto o más cualquier partido que pite con dos grandes amigos como Rubén París o Miguel Ángel Fernández.

B: Está bien conocer el lado humano de “los malos” también. Espero que tengas mucha suerte y que termines bien la temporada. Gracias por esta entrevista. 

A: [risas] la verdad es que no está mal que nos conozcan fuera. A ver si esto ayuda. Gracias a ti

Con esta entrevista os quiero dar a conocer la otra cara de los árbitros, va mucho más allá de llegar a la hora del partido y salir a arbitrar, tienen trabajo detrás y muy digno de admirar.

La otra cara de los árbitros | Blog Baloncesto Decathlon Alejandro López, árbitro de baloncesto.


Contenido elaborado junto a apasionados del baloncesto de Decathlon. 

: