Menú

Diferencias entre baloncesto femenino y masculino

0 1400
5/5

Baloncesto femenino y masculino, ¿hay diferencias?

Muchas son las personas que a lo largo de la historia del deporte del baloncesto han considerado diferencias en la sexología del mismo, es decir, masculino y femenino. Yo os comentaré mi punto de vista, un punto de vista lo más objetivo posible en función de mi experiencia personal, que ha sido forjada por las diferentes situaciones que he tenido la suerte de vivir.

Las principales diferencias entre el baloncesto femenino y masculino son las siguientes:

Características antropométricas

La tipología física de los y las jugadores y jugadoras. ¿Por qué? El cuerpo de un chico difiere al de una chica, por lo normal, en altura, masa magra, y potencia corpórea, lo que repercute directamente en la velocidad de juego. Por normal el baloncesto masculino suele ser más rápido que el femenino, siendo conscientes de que, en la actualidad, esta diferencia se ve mermada por la evolución del femenino, siendo las jugadoras cada vez más fuertes y rápidas.

Características de material

  • Textil: El textil que usamos las chicas se adaptan a nuestra forma corporal, es decir, camisetas con formas más ajustadas y con forma de “pera” para adaptarse a dicha forma, más ajustada aportando sujeción, y pantalones más cortos y de un corte un poquito más ajustado también. Por otro lado, solemos llevar sujetadores de sujeción y en algunas ocasiones, mallas compresivas. En cuanto al calzado, compartimos gustos en lo que se refiere a las diferentes posiciones de juego como hemos visto a lo largo de nuestros post ya comentados con anterioridad.

  • Balón: Como ya sabemos, son de diferente tamaño el de mini, chico y chica. Mini sería talla 5, mujer talla 6 y hombre talla 7, aumentando progresivamente tanto el peso como el tamaño del mismo. Esta característica está asociada a las diferencias de fuerza que hemos comentado en el punto anterior.

Otras características

Necesito recalcar la fuerte convicción de que el deporte es el mismo, y que las diferencias entre uno y otro no existen, ya que no hay diferencias significativas, y si a día de hoy, en pleno siglo XXI creemos, que existen, tenemos un serio problema.

Un niño y una niña juegan a baloncesto con las mismas reglas. Una mujer o un hombre se dedican de manera profesional a baloncesto por los mismos objetivos, y no por eso el triple cambia su distancia, o los tiros libres se acercan. Si es cierto que nuestras características físicas son un poco distintas, y eso nos hace adaptar nuestra actividad al implemento con el que jugamos, en este caso, el balón. Pero no debemos de caer en el error de buscar una diferenciación, donde en realidad no la hay.

James Naismith pensó y creó el baloncesto como algo solo de hombres. Por suerte, un poco más adelante, Brenda Serendenson se dio cuenta de que nosotras (sí, nosotras, lo digo alto porque me siento orgullosa de ser jugadora de baloncesto), podemos jugar en igualdad de condiciones. Las reglas son las mismas, para vosotros y para nosotras, y es importante que seamos capaces de inculcar estos valores de igualdad a nuestros más pequeños desde sus primeros esbozos en el deporte. No es “baloncestín”, como un entrenador al que adoro llamaba, es baloncesto, independientemente de jugar con talla 6 o 7 de balón.

Podéis dejarme un comentario o consultar el catálogo de Baloncesto, si tenéis cualquier duda.

¿Nos vemos en las pistas? ¡Un saludo, BasketDreamers! 

Arrete Herrezuelo 

Apasionada de Baloncesto  

Decathlon Vícar

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.