Menú

Presentación de Alberto García, nuevo bloguero de B-Basket

0 8
-/5

Mi pasión por el mundo del baloncesto empieza un poco más tarde de lo habitual, sobre los 12 años empecé a jugar compaginándolo con el tenis, hasta que un año después me dediqué expresamente al deporte de la canasta.

He desarrollado toda mi práctica en los equipos de mi ciudad, Orihuela, primero en los equipos de formación y, posteriormente, en el C.B. KD3 Orihuela que se fundó en el año 2003 y que en la actualidad presido.

Como jugador el baloncesto me ha aportado...

Gracias al baloncesto he aprendido a convivir en grupo, he aprendido de los demás y gracias a ello he podido ayudar a mis compañeros como uno más. He compartido vestuario con gente que tiene hasta 20 años más que yo y eso me ha hecho aprender mucho, ver las cosas de otra forma, la experiencia es un grado. 

He tenido años mejores y peores pero siempre he sacado algo positivo de todos ellos, me ha servido para evadirme de problemas, para cambiar rutinas, para escapar en épocas de estudio difíciles. Esto hizo que para mí el baloncesto se haya convertido en algo necesario en mi rutina diaria.

Como entrenador he aprendido a desempeñar otro rol...

Fue en 2007 cuando empecé a entrenar a equipos de formación, he dirigido equipos de todas las edades desde alevines hasta junior. A día de hoy, compagino la dirección del cadete masculino  con la del Senior Masculino de la ciudad, en la cual llevo entrenando 4 años desde que colgué las botas en 2011 después de dos lesiones graves que me hicieron plantearme el baloncesto de otra forma.  

Tras mí retirada como jugador, se me ofreció dirigir al primer equipo y solo puedo dar las gracias a los que confiaron en mí en su momento.

Ser entrenador me ha ayudado a aprender a gestionar un grupo, dirigir, actuar de entrenador, psicólogo, compañero incluso de amigo para generar confianza y romper esa barrera entrenador-jugador. 

Después de tantos años en el banquillo se me han dado tantas situaciones de las cuales he podido aprender que me siento orgulloso de haber podido entrenar a todos los jugadores que han pasado por mis equipos, de todos he aprendido algo y eso me ha hecho mejorar mucho tanto dentro como fuera de la pista.

¡¡¡¡No descarto con el paso de los años volver a las canchas!!!!

Después de 8 años como entrenador me doy cuenta que cada vez se pierden más los principios más importantes para las categorías de formación, que como bien dice su nombre es para formar jugadores y a la vez personas. 

Los entrenadores llegamos a ser un importante ejemplo, un espejo donde muchos de ell@s deciden mirarse. Te imitan, te copian gestos, expresiones…

He vivido situaciones en diferentes encuentros que me han hecho sentir muy incómodo; veo equipos que dejan a jugadores de formación sin disputar ni un solo minuto, entrenadores que sólo piensan en ellos mismos, ¿y si te lo hicieran a ti? ¿Cómo te sentirías? Mi reflexión es “si no te gusta que te lo hagan a ti, no se lo hagas tú a ellos”.

El deporte en edades tan tempranas tiene que servir para que los jóvenes se vayan formando, se culturicen con el deporte y se den cuenta si les gusta o no. Haciendo lo comentado anteriormente, en la mayoría de ocasiones los jóvenes dejarán de practicar este deporte por falta de motivación.

Está claro que concienciar a los niñ@s de que lo importante no es el resultado es muy difícil pero para eso estamos los entrenadores, tenemos que transmitirles que ya tendrán tiempo suficiente en la vida para disfrutar de las victorias y aprender de las derrotas.

El niñ@ que sale de la escuela y va a entrenar tiene que sentir esa ilusión por poder ir a practicar su deporte favorito, tiene que notar esa necesidad de querer juntarse con sus compañeros de equipo.

No hay que forzar nada, tiene que fluir por sí solo. Si se genera la obligación por parte de los padres lo único que conseguiremos es que acaben dejando de lado el baloncesto.

Sobre estos temas se puede debatir y mucho. Hay muchas situaciones complicadas de las cuales deberíamos buscar soluciones y para ello lo primero que debemos hacer es auto-reflexionar y a partir de ahí sacar las conclusiones necesarias sobre el papel del entrenador.

¡Hasta pronto!


Contenido elaborado junto a apasionados del baloncesto de Decathlon. 


Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.