Menú

¡Empieza la temporada de barranquismo!

0 117
5/5

Aún es pronto para hacer una llamada al Canyoning, pero en realidad este año no hemos notado pasar apenas el invierno. Es más, hay muchos barranquistas que no han cesado sus descensos. Aunque no haya invernales en su completo estado, ha habido valientes que han nadado en las aguas de Diciembre y Enero. El resto de los amantes de la montaña, hemos aprovechado la poca nieve que ha caído y el buen tiempo para hacer esquí, rutas o escalada...Pero cuando los almendros florecen... ¡es momento de volver a ponerse el traje de neopreno!

Para empezar la temporada me gustaría hablar de algunos de los puntos básicos que se me pasan por la cabeza en estas épocas: 

  • Qué conjunto para barranquismo completo es el idóneo y las combinaciones que podemos utilizar para este clima intermedio
  • O si renuevo el material esta temporada son algunas preguntas que se plantean siempre.  

¿Qué combinación ponerte en un barranco?

En primer lugar, tenemos el traje de neopreno, que debería ser de un grosor moderado que nos permita movilidad pero al mismo tiempo protección en el contacto con el agua. Nuestro peto o Long John y la chaqueta de neopreno  combinan 4mm y 5mm de grosor en su composición para asegurar la comodidad en los puntos de máxima flexión pero un buen mantenimiento de la temperatura. Sobre todo, cuando las temperaturas pueden fluctuar hasta los cinco grados como en el mes de Marzo. 

El conjunto Maskoon es de colocación sencilla y mucha elasticidad, lo que también ayuda a vestirse con alguna capa más sin sensación de agobio. Detalles como los orificios de escucha en la capucha permiten un buen sellamiento pero con libertad para la actividad.  

1674959

Para aquellos (como yo) que requieran una protección extra para aguas de temperaturas muy bajas o barrancos largos, la mejor opción es utilizar una camiseta interior de neopreno como el Top Onis de Seland

También podemos utilizar otros complementos de protección como chaquetas impermeables cortavientos. Son muy utilizadas y muy recomendables sobre todo en verticales de vientos fuertes con frío, donde el neopreno no es suficiente. Un ejemplo es la chaqueta Náutica de Tribord que, aunque no esté concebida para el uso del barranquismo, es un complemento muy útil que reduce mucho la sensación de frío. Habrá que tener cuidado durante los rápeles y durante la progresión ya que al ser prendas holgadas pueden sufrir enganches o pinzamientos con la roca u otros elementos. 

Sin embargo, si no mantenemos pies y manos calientes, estaremos perdiendo mucha eficiencia en el mantenimiento de nuestro calor corporal. Es aquí donde entran en juego los escarpines y guantes. Nuestros modelos de guante reforzado y escarpines de barranquismo mantienen el agua para asegurar un descenso con “las extremidades vivas". La pérdida de sensibilidad es un factor a tener en cuenta, que muchas veces pasamos por alto. Podremos encontrar escarpines de grosores superiores para temperaturas inferiores.

MASKOON panoplie - 000 --- Expires on 29-04-2023 (1)
escarpines

¿Renuevo material de barranquismo?

Los neoprenos o las botas de barrancos son materiales que nos avisan rápidamente de su desgaste. Agujeros, grietas, cremalleras rotas… son los indicadores de que nuestro material ha llegado a su fin. 

Hay un kit básico de canyoning compuesto por el arnés, descensor y el cabo de seguridad o cabo de anclaje que necesita ser revisado y no siempre sabemos si es necesario renovarlo. 

El descensor más utilizado (el famoso Ocho) es más complicado de verificar. Cuando apreciemos muescas notables o haya sufrido una gran caída será hora de reemplazarlo, de la misma manera que haríamos con un mosquetón. Tendremos otro tipo de descensores como el Oka de Kong, que nos permiten escoger diferentes velocidades cuyo desgaste será mayor (por la aleación ligera), que también nos alertará por las muescas que provoca la cuerda en el descensor. 

Para el textil, arnés y cabos, tendremos que tener en cuenta el tiempo de fabricación, la frecuencia de uso y el guardado (para un uso intensivo, yo personalmente no mantengo un arnés más de cuatro años).

_091

Hay otros elementos como bloqueadores, placas, navajas, mosquetones, poleas… que también tendrán que revisarse, verificando su correcta funcionalidad y los consejos de cada fabricante. Este tipo de material muchas veces sufre oxidación y otro tipo de reacciones en los mecanismos. Aunque visualmente se vea en buen estado, hay que hacer pruebas en terreno, sobre todo en material de poco uso que nos puede dar un susto cuando lo necesitemos. 

Los cabos o cuerdas, al ser un elemento de mayor contacto con el terreno, tendremos especial cuidado y revisaremos periódicamente su estado, sobre todo en casos de utilizar placas como la Slyde de Kong. Utilizaremos la misma base para las cuerdas semiestáticas, donde miraremos a conciencia la camisa y sus posibles puntos débiles. Nuestros tres modelos de Maskoon tienen un color vistoso que facilita la visibilidad, no solo durante el descenso, sino de posibles zonas afectadas.   

También es importante hacer una medición de tus cuerdas antes de empezar la temporada o al finalizarla para observar si ha habido encogimiento.

Por otra parte, el casco es un elemento que pasa desapercibido muchas veces por su robustez. Los modelos robustos de carcasa, como nuestro modelo Canyon, aunque no muestren ninguna zona comprometida, tendrán que renovarse si han sufrido una caída muy fuerte o si la espuma interior tiene algún desperfecto, ya que en caso de impacto podría no proteger en su totalidad. 

_151

¿Qué pasa con las mochilas de barranquismo?

Saber si tenemos que renovar las sacas nos resultará más sencillo, ya que podemos aguantar el material hasta que el transporte se vea comprometido. 

Me gustaría puntualizar el factor de la polivalencia a la hora de escoger una nueva mochila. Normalmente elegimos un modelo polivalente que nos permita realizar diferentes tipos de cañones. Sin embargo, hay que tener en consideración el desgaste que sufre con un uso intensivo. Para barrancos estrechos, utilizar una mochila pequeña y cómoda nos facilitará el descenso y tendremos un mejor mantenimiento de la de mayor volumen, evitando roces innecesarios.

Tener diferentes volúmenes puede parecer más costoso pero al tener menos uso de manera individual es una manera de alargar la vida útil de tu material. Si consultas nuestros modelos de mochilas de barranquismo podrás ver que cada uno está concebido para un uso determinado. 

_013

Si quieres más información sobre las pruebas en terreno, puedes leer el test de producto detallado de nuestro compañero David en el  artículo “Test de los productos Maskoon”

Si después de todo te queda alguna consulta no dudes en acercarte a tu tienda más cercana a preguntarle a nuestros expertos del barranquismo.  

¡Nos vemos pronto en los cañones!

Si quieres equiparte de la mejor manera posible puedes acceder a nuestro catálogo completo.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.