Menú

Lesiones en ciclismo

0 217
5/5

La práctica de cilismo está en auge y con ello las lesiones, sobretodo del tren inferior.

A continuación te comentamos las lesiones más frecuentes que podrian ocurrir durante la práctica prolongada de esta disciplina deportiva.

Primero de todo te recomendamos asistir a un profesional para que ajuste correctamente tu bicileta a tu biomecánica, para así prevenir lesiones. Puesto que, muchas de las lesiones se producen por un mal ajuste del sillín y de las calas.


Lesiones de rodilla

Las lesiones de rodilla son las más frecuente durante ésta práctica, ya que el movimiento de flexo-extensión repecurte a ese nivel.

Las patologias más frecuentes son;

  • Síndrome femoro-patelar
  • crondromalacia
  • Tendinopatía del rotuliano
  • Bursitis de la pata de ganso
  • Sindrome de la plica sinovial medial
  • Sindrome de la cintilla iliotibial

Todas ellas se pueden dar en otras circumstancias, como por ejemplo tener genu varo, genu valgus... Pero sin una buena biomecanica en ciclismo se puede incrementar el problema.

Lesiones de cadera

Las más frecuentes son por un mal posicionamiento del sillín o por un sillín demasiado estrecho.

  • Trocanteritis
  • Parestesia perineal: acude a un profesional, si empeora puede dar lugar a problemas de incontinecia.
  • Tendinopatia del psoas

Lesiones del pie

Las lesiones a éste nivel se dan por una mal posicionamiento de las calas o de unas demasiado rígidas. Dando lugar a:

  • Metatarsalgias
  • Neuroma de Morton
  • Fascitis plantar
  • Parestesias
  • Tendinopatia aquílea

Parámetros más lesivos

Como hemos comentado,  el posicionamiento en la bici es fundamental para no sufrir lesiones. Llevar un sillín bajo produce una hiperflexión de rodilla, pudiendo provocar a la larga, compresión patela-femur. En cambio, llevar un sillín alto incrementa la extensión de rodilla, provocando un estrés posterior y lateral ( biceps femoral- cintilla iliotibial) y provocar también, patologias de cadera.

En cuanto al posicionamiento de la cala, una cala colocada en rotación interna, produce un estrés en la cara lateral y posterior de la pierna, y si llevamos la cala muy en rotación externa, genera rotaciones a nivel de la tibia, dando lugar a un estrés anterior y medial de rodilla.

Consejos

Consulta con un vendedor para elegir la bici que más se adecue a ti. Además de ir a un centro especializado en biomecánica de la bici, así como un fisioterapeuta.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.