Cubiertas 23, 25 y 28, ¿Qué diferencias hay?

Comentarios 0 972 -/-
FacebookTwitterEmail

Diferencias entre cubiertas 23,25 y 28

Las cubiertas son una de las partes más importantes de la bici, es el único elemento que entra en contacto con el suelo, ¿cómo saber qué cubierta elijo?

A la hora de elegir una cubierta hay que tener en cuenta características como el agarre, la durabilidad, la facilidad de que se pinchen entre otros. 

Cuando estamos dando pedales, la resistencia aerodinámica y de rodadura de la cubierta frenan nuestro avance, la primera es inapreciable, pero la segunda es mucho más importante y depende de la sección del neumático y de la presión de inflado.

La resistencia a la rodadura depende de:

  • El peso
  • La estructura y composición de la cubierta
  • La sección
  • La presión de inflado.

Todos estos factores producen deformación de la propia estructura del neumático durante el pedaleo.

Peso

Reducir el peso del neumático es uno de los factores en los que los fabricantes ponen todo su empeño y tecnología, el objetivo es hacer unas ruedas lo más ligeras y rápidas posible, el problema es que no duran tanto y es más fácil pinchar. 

Para minimizar esto suelen contar con una banda de protección antipinchazos en la banda de rodadura. En teoría, cuanto más ligero sea el neumático mejor acelerará la bici, su respuesta será más instantánea.

Cubiertas para bicicleta

TPI

Son las siglas Threads per Inch, que significa: hilos por pulgada. El TPI es una medida que se refiere al número de hilos que contiene cada pulgada de la cubierta, es decir, la densidad de una cubierta. Entonces, ¿para qué sirve el TPI?

Una cubierta con un TPI alto, es más densa, está formada por más hilos y por lo tanto, tiene menos goma, pero es más vulnerable a los pinchazos y menos duradera. En cambio, un TPI bajo, tendrá más goma, será más resistente a los pinchazos, agarrara más, pero pesará más.

Sección

Hasta hace bien poco era habitual encontrarse con cubiertas de 20mm, se pensaba que una menor superficie de contacto aumentaría las prestaciones, hoy día la sección ha ido creciendo hasta los 23/25/28mm. Tras numerosos estudios por parte de los fabricantes se ha llegado a la conclusión de que con una presión igual, una sección menor tiene una superficie de contacto con el asfalto más larga y estrecha, por lo tanto tienen una mayor resistencia a la rodadura. 

Montar secciones más pequeñas (23mm) hace que haya un menor peso, más inestabilidad, un comportamiento más nervioso sobre la bicicleta, peor absorción de los baches, mayor probabilidad de pinchar.

Con secciones más anchas (25-28mm) hay un mayor confort derivado por el grosor y también por el hecho de que pueden inflarse con menos presión (las vibraciones que no absorben las ruedas inciden de forma muy negativa en el ciclista), es más difícil pinchar, resultan sensiblemente más cómodas y puedes coger las curvas con más estabilidad. Muy recomendables en terrenos difíciles como los adoquines.

La presión de inflado

Viene marcada en el flanco del neumático por el fabricante, importante a tener en cuenta no hincharse más de lo que marca, para así sacarle el mayor partido a la cubierta.

Cubiertas para bicicleta

Entonces ¿23mm, 25mm o 28mm?

Carreteras por las que ruedas

  • Si lo tuyo es rodar por asfalto suave, evitando el asfalto en mal estado, entonces te va a dar más o menos igual, neumáticos de 23-25mm.
  • Ahora bien, si los puertos y caminos por los que te mueves son carreteras parcheadas, neumáticos de 28mm.

Uso de tu bici

  • Si eres de los que sale los sábados y domingos con los amigos, entrena algo entre semana y participa en marchas ciclistas de vez en cuando, buscas sobre todo la comodidad, neumáticos 25mm.
  • Si compites habitualmente, en sitios con buen asfalto, o más aún si haces triatlón, buscas en gran medida rendimiento, neumático de 23mm.

¡Salud y kilómetros!

¡Gracias por leer mi artículo! Si quieres saber más sobre cubiertas déjame un comentario o consulta nuestro catálogo de ciclismo

Samuel Gil 

Apasionado del ciclismo 

Decathlon San Antonio

: