Menú

BICICLETAS GRAVEL Y EL MONOPLATO

0 264
5/5

¿Monoplato? ¿Qué es eso?

Antes de nada me gustaría explicar que es una transmisión monoplato en una bicicleta, aunque el nombre ya deja intuir a que se refiere: Un solo plato. Este concepto en el mundo del ciclismo es algo relativamente nuevo, ya que normalmente las bicicletas solían ir montadas con doble o triple plato (salvo bicis de pista, de paseo o ciudad, de junior, bmx, y ultimamente también las conocidas como fixie).

Cada vez es más frecuente tener que tomar esta decisión a la hora de adquirir una bicicleta, la de escoger una transmisión con monoplato. Es algo ya muy implantado en el mundo del ciclocross, y en el mountain bike (desde hace unos 10 años, y sobretodo en ciclistas de medio y alto nivel o que compiten), en carretera ya hemos visto equipos profesionales que lo montan para afrontar algunas carreras o etapas concretas (aquellas donde no hay mucho desnivel) y en el mundo del Gravel es algo que ha nacido prácticamente a la par que la disciplina y son muchos los modelos y las marcas que los muestran.

¿Por qué deberíamos decidir adquirir una bicicleta con monoplato?

Bajo mi punto de vista, antes de tomar esta decisión deberíamos tener en cuenta una serie de aspectos que nos ayudarán a saber si hemos elegido la mejor opción, y estos serían:

  1. Quiero tener una bicicleta polivalente con la que pueda hacer salidas en carretera y poder combinarlas con salidas por grava → Escogería una transmisión de doble plato.
  2. Quiero una bicicleta que requiera menor mantenimiento, más ligera y exclusiva → Escogería una transmisión monoplano.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de una transmisión monoplano? 

Ventajas:

  • Ligereza (podemos llegar a ahorrar alrededor de 500 gr o más con la elección del monoplato, ya que me ahorro uno o dos platos, el mando y desviador, fundas y cables, soportes para el desviador delantero en el cuadro de la bici, guiacables, etc)
  • Menor mantenimiento. La transmisión monoplato requiere una menor atención para su funcionamiento, ya que solo me tengo que preocupar del cambio trasero en vez de los dos cambios (ajustes, limpieza de cables, desgaste, posibles averías, etc).
  • Evitar cruzar demasiado la cadena lo que podría deteriorar la transmisión. En transmisiones dobles o triples se recomiendo no utilizar según que relaciones ya que se fuerza en exceso la cadena al ir muy cruzada y esta podría sufrir un desgaste excesivo hasta llegar a romperse.
  • Rapidez y fluidez en el funcionamiento. La cadena más centrada hace que disminuya el rozamiento entre los platos y en las diferentes posiciones, sobretodo las más extremas, no hay saltos, no hay tanto desgaste por el cambio de plato, etc. y los cambios de marchas son más rápidos al no haber cambio de plato.
  • Menor relación de velocidades, y no hay desarrollos repetidos. El tener más velocidades disponibles no quiere decir necesariamente aumentar las opciones ya que algunas de las velocidades que puedo utilizar se solapan.
  • Es más top. El mundo del ciclismo hay que reconocer que es bastante elitista, y hoy llevar monoplato te hace más top, es estar en la cresta de la ola, a la última (esta es una opinión muy personal, porque desde hace mucho tiempo he vivido estas tendencias, algunos ejemplos que podría destacar son la llegada del aluminio a los cuadros de carretera, la aparición del sloping o más recientemente la llegada del carbono, por no hablar de la moda de los calcetines largos a partir de los años 90 con Armstrong, pero esto ya lo dejo para otra entrada).


Desventajas:

  • Exigencia en los desarrollos, el monoplato no es apto para todos los ciclistas, ya que en según qué situaciones me puedo encontrar con que no dispongo de la relación que necesito, quedándose corta o larga en función de la situación concreta.
  • Mayor salto entre las diferentes relaciones. Para llegar a todo necesito un salto entre coronas importante, al intentar cubrir el mayor rango posible de opciones puede haber un gran salto entre el dentado de una corona y la siguiente por lo que podría pasar de llevar un pedaleo forzado a ir muy sobrado. Esto puede provocar que el pedaleo no sea fluido, y no resulta cómodo ya que no puedo coger el ritmo.
  • Menor abanico de opciones posibles, relacionado con los anteriores, no es lo mismo poder utilizar entre 11, 12 o hasta 13 piñones (y por tanto en una combinación 1 plato x 11/12 o 13 piñones que son 11/12 o 13 velocidades) que poder escoger 24 o 33 velocidades por ejemplo (un 2 platos x 11 piñones o 3 platos x 11 piñones), en estas últimas combinaciones los saltos entre una velocidad y otra son menores y el pedaleo es más confortable, sabiendo que algunas de ellas están duplicadas.
  • Dificultad a la hora de adaptarse a los diferentes terrenos. En función del dentado que escoja en el plato podré adaptarme al terreno por el que quiero circular, entonces no es lo mismo escoger un solo plato de 30 dientes que uno de 34 (con el de 30 será complicado hacer rutas llanas ya que la velocidad que puedo asumir es relativamente pequeña y con el de 34 si hago rutas con pendientes importantes es posible que tenga que echar pie a tierra..
  • Precio, las transmisiones monoplano acostumbran a ser más caras, además de haber menos opciones por el momento..

A partir de aquí la decisión queda en manos del ciclista que seguro que tomará la más adecuada a su necesidad, gustos, motivación, etc.. En tu caso ¿Escogerías una transmisión monoplano para tu bicicleta de Gravel?

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!
Este contenido te puede interesar

Completa tu experiencia con este contenido



¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.