Menú
0 87
5/5
Paredón.

Equipo... ¡Vuelta a los blogpost de los pedales!

Esta vez he hecho un campo-costa y viceversa, desde la misma puerta de casa, hasta casi tocar la arena de la playa probando nuestro maillot de manga corta Van Rysel. Un auténtico guante, mucho mesh, varios bolsillos y unos colores tops. Un acierto total y directo el cambio del textil, buscando ese toque minimalista y colores apropiados para ello. En particular el blanco me parece una auténtica pasada y espero poder ver muchos más en esa línea.

Salida a las 9:30 de la mañana aprovechando nuestro día libre, bien equipados, gel en el bolsillo, bidón lleno recién sacado de la nevera, casco recto, calcetines altos y cremallera hasta arriba del maillot. Primer inconveniente de la ruta: haber escogido la única vía más frecuentada de coches que podían elegir, pero también era la única que desembocaba donde yo quería llegar... ¡pequeños debates que me creo yo mismo! 

¿Qué ganamos con esta elección? Ir más rápido para no entorpecer mucho a los coches, a plato y a galopar. Como era de imaginar, mientras veía la velocidad en el Garmin algún récord personal en el Strava iba a caer, algo positivo hay que sacar siempre de los esfuerzos. En poco más de media hora recorrí los 21 km que separan la puerta de casa de la arena de Las Canteras, una vez llegado a la capital quise probar el ’’famoso y controvertido’’ carril bici creado por el alcalde de la misma. Un carril nefasto en mi opinión, mala planificación e incluso mal sentido en los carriles en algunos puntos. 

También, como era de imaginar, los peatones y coches no están del todo preparados para este tipo de carriles ya que no respetan el carril bici como tal, desde coches de carga y descarga en medio del carril, hasta peatones hablando sin ningún tipo de consideración sobre él. En más de una ocasión tuve que rebasar uno de estos coches puestos en medio del carril, con el peligro de rebasarlos, metiéndome incluso en la vía, que es dirección contraria para mí, todo ello con el beneplácito del conductor que me decía que lo adelantase ya que el iba a tardar... cosas cotidianas que uno ve. Recalco que la ciudad aún no está preparada para este tipo de carriles de convivencia.

Terminada la prueba por el carril llegamos a la famosa avenida marítima, también con carril bici, pero en este caso y a favor, sin coches y con peatones más habituados a respetar el carril.

Carril bici.
Carril bici.
Carril bici.

En poco y menos ya estábamos en Las Canteras, emblema de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Allí tocaba parada de rigor para echar unas cuantas fotos, el café  y tomar un poco de gel para almacenar un poco de energía para lo que viene siendo volver y subir todo lo bajado, cosas del ciclismo ¿no?

Antes nos dimos un pequeño paseo bajados de la bici por la avenida de la playa ya que no se permite ir subidos en ella por el paseo, solo la policía local puede. Un dato a mencionar entre otros es que hace un tiempo no muy lejano se estuvo debatiendo el negar la avenida a los runners, algo que llega a chocar con el sentido de todo. 

Un paseo muy bonito con no más de 7 km ida y vuelta, donde cabemos todos, los que queremos correr, los que quieren caminar y los que quieren hacer cualquier tipo de deporte en ella, como era de suponer esta medida no llegó a ningún puerto debido a que, justo este tramo pertenece a final de la GCM (Gran Canaria Maratón) prueba importante internacional en el mundo del atletismo. El día acompañó, cielo despejado, sol, pero nada de calor sofocante, ideal para practicar cualquier deporte aunque este sea un pelín más duro depende del camino que hayas recorrido o lo que quede por recorrer. 

Uniformado.
La yegua.
Día.
Composición
LG.
Gente.
La novia.
Paseo.

Con la vuelta a casa ya en la cabeza, volveríamos por el mismo camino con la única diferencia de desviarnos por la Casa del Gallo en Tafira para evitar volver por el tráfico masivo de la ida. Tras unas cuantas salidas ya en las piernas, algunas más duras que otras, algunos días haciendo transición en running, me he visto con un punto de forma, puntos donde antes me veía sobrepasado, ahora subía literalmente cómodo y en muchos puntos ligero. Lo hacía levantándome del sillín incluso para dar algunos hachazos en varías de las subidas que completan el camino de vuelta, como así es la subida de La Tropical-El Secadero, segmento destacado en Strava entre otras restantes. 

Tras verme cómodo durante la subida decidí llevarme por el umbral en alguna que otra ocasión buscando dar el máximo sin llegar a desconectar la máquina claramente, en mis salidas de solitario si desconecto la maquinaria el único que puede venir a recogerme que esté cercano es el Espíritu Santo directamente... Seguíamos de ascenso en la ruta, llegados a la Casa del Gallo nos desviamos a la derecha para coger asfalto dirección La Calzada, Las Meleguinas, Grutas de Artiles Climb y punto de inicio (casa). Terminada esta pequeña ruta de test del maillot el cual probé al tope, y como no el disfrute propio, nos terminó saliendo 42,3 km, un desnivel positivo de 534 metros, un tiempo de 1:50:48 y a una velocidad media de 23 km/h. Todos las estadísticas las pueden mirar en mi perfil de Strava (ECHEDEY CALERO). 

Vuelvo dentro de poco, esta vez con la montaña a cuestas y con mucha ilusión ya que por fin no hemos cogido niebla y hemos hecho un atardecer precioso, estoy seguro de que les gustará tanto como a mí.

¡Gracias por el tiempo leído!

Si quieres descubrir todo lo que necesitas para disfrutar de una salida así puedes acceder a nuestro catálogo completo.

Interior.
Sensaciones.
Pequeño fallo.
Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.