Menú

Decalap (Vuelta a la isla de Gran Canaria)

2
-1/5
Equipo

El pasado domingo 30 de mayo, siendo este Día de Canarias decidimos dar la vuelta a la isla en bicicleta como más nos gusta, nos une y nos hace disfrutar. 7 compañeros y amigos de Decathlon Telde tuvimos el placer de cumplir este reto, con nuestra tienda que lo hacía más especial porque es Decathlon quien unió esta pasión por un deporte, por ganas a generarlo, practicarlo y sentirnos orgullosos de lo que representamos, no solo para nosotros sino para el resto de personas que practican deporte, esa era la intención de este reto, ganas de generar deporte, practicarlo y disfrutarlo, el deporte sino se disfruta deja de ser deporte sin duda.
Nosotros disfrutamos de cada uno de los 179 km, las algo más de 7 horas de pedaleo y los más de 3.300 metros de desnivel positivo acumulado que acabó siendo la vuelta, momentos que van a quedar para siempre, anécdotas, silencios, caras de sufrimiento en los puertos, bucles mentales en los puntos finales, amagos de calambres, avituallamientos que eran auténticas glorias con un ambiente impagable con los compañeros montando y desmontando el kiosko, siempre siguiéndonos de cerca con el coche, atentos como nadie...

06:30 A.M. Decathlon Telde, punto de inicio y a su vez punto final del reto, como de costumbre nuestro compañero y amigo Kevin llega tarde, a su favor como coartada cumplió años el sábado 29, pero también cumplió trasnochando y madrugando para estar con nosotros, momentos preparativos, un frío extraño para esta época del año, había que medio vestirse rápido. No contando yo con este frío una cafetería de especialidad de la isla (@caracolillocoffee) nos apoyo con dos litros de filtros de café muy ricos, pero si, frío y si sumamos frío con frío el resultado es dos veces más frío... pero sin un café como que no arrancamos del todo así que lo disfrutamos, había que ponerse las pilas, la hora pactada de salida eran las 07:00 y a esa hora justo no estábamos todos en posición, faltaban algunos detalles, como explicarle a nuestro amigo y compañero Álvaro (compañero y amigo montaña) como ajustar la cámara según horas del día, velocidad de obturación, etc... lógicamente no caí en que si se la dejaba en automático le ahorraba 5 dolores de cabeza, pero hizo un trabajo enorme en toda la ruta, dándolo todo por la ventanilla del furgón, en puntos varios de la carretera, incluso lo llegué a verlo acostado debajo de una valla buscando el mejor ángulo, vaya máquina, eso si el Drone lo pilota como nadie, alguna toma también nos sacó.

A su lado estaba David (compañero y amigo de fitness) otro que sacrificó un domingo entero al volante del furgón que nos cedió en este caso (@mercedesbenzflickcanarias), para avituallamiento, portar cosas y en caso de que algún compañero no pudiese acabar el reto pudiese ir dentro cómodamente, otro trabajo enorme de David, un animador nato y atento a las cantimploras como el llama a los bidones de ciclismo para que estuviesen siempre llenas, daba gusto escucharlos a David y Álvaro dando ánimos cuando tocaba subir los puertos, eso si que es energía, también agradecer a (@volbebrand) por la cesión para cada uno de los participantes un par de calcetines conmemorativos con nuestros colores canarios.

1
2
3
4

Finalmente salimos sobre las 07:20 a.m. ¿eso que conlleva? tener que calentar rápido al mismo tiempo que subimos el ritmo para no pasarnos con el timing de lo establecido, saliendo a las 07:00 a.m. deberíamos de estar a las 9:30 a.m. en El Pajar (Arguineguín) primer avituallamiento antes de subir el primer puerto duro (Soria-Barranquillo de Andrés) como ya mencioné anteriormente este puerto es fijo e indiscutible en las pre-temporadas de corredores UCI, paradas rápidas de 12 minutos, lo justo para comer frutos secos y reponer para subirlo, llegamos a las antes de las 9:00 a.m. notando incluso que íbamos a ritmo crucero, pero bien porque eran solo los primeros 70 km y esa era la parte más rodadora con toboganes.

Tocaba partir el grupo, subir un puerto duro requiere que cada ciclista asuma su ritmo de ascensión sin penalizar al resto, evitando así una fatiga innecesaria, es ahí donde se hace el silencio, solo es escuchan las gomas contra el asfalto y la cadena con subidas y bajadas de piñones, el silencio solo era alterado cuando David y Álvaro se acercaron después de recoger el primer avituallamiento, donde si notamos considerablemente el empuje de ellos fue terminando de coronar Barranquilla de Andrés, carretera pedregosa, mal estado, infinidad de baches, pero asfaltada perdería su esencia e incluso su dureza. 

Arriba agrúpanos el equipo en su totalidad, se venía uno de los descensos y ascensos más bonitos de Gran Canaria (Pie de Cuesta, Mogán), también conocido como el pequeño Stelvio por su parecido vial. Es indescriptible hacer un descenso tan bonito cuando vienes de ascender un puerto duro, el dejarse caer con el maillot abierto como si de alas se tratasen es inigualable, algún susto nos dio nuestra compañera Alejandra, que baja como nadie, pero lo de decirle arriba: ''suave al bajar, baja con cuidado'' como que no entra en el mismo idioma, pero la queremos igual, eso si, la próxima la amarro con una cuerda y ya verás como si que baja con la camita .. Una vez terminado el descenso nos esperaría nuestro 2 avituallamiento en Mogán antes de conectar con la interminable carretera que va hacia La Aldea.


5
6

Allí ya estaban David y Álvaro con el kiosko montado, al detalle como siempre, pequeña parada para comer algo de fruta y probar el truco ciclista de Kevin (fajitas enrolladas con Nutella), KOM infinito que se llevo el amigo con ese recurso ya que eran las 12 del día y a esa hora necesitábamos algún empuje calórico y a esta hora es en la que el sol está azotando de cuello para arriba el que te deja el sello ciclista en la piel, la de mangas y muslos morenos, en ese trayecto hacia la aldea se volvió a partir el grupo tomando unos 100 metros de distancia aproximadamente entre 3, 2 y 2 siempre es aconsejable ir con un poco de separación en carreteras transitadas para evitar que los coches se acumulen y creamos situaciones de crispación, una medida también de protegernos, he de decir que la carretera que va hasta La Aldea mentalmente es machacadora, puede llegar incluso a aburrirte porque no ves ese punto final y cuando lo ves curva a la derecha y bordeas una montaña entera, llena de toboganes y falsos llanos larguísimos... de ahí la machacadora mental, es preciosa eso siempre, pasando por la famosa montaña de colores (Los Azulejos) y el estado del asfalto es inmejorable así que tocaba hacer un reseteo a la cabeza y dar pedales, próxima parada La Aldea.

7
8

Una vez empezamos a descender hasta el pueblo, una vez pasamos el mirador primera bienvenida, una racha de viento que ya hacia presagiar que lo que fue anteriormente era gloria, lo que vendría ahora eran vendavales de viento, así fue al tiempo que nos adentrábamos en el pueblo se intensificaba el mismo, parada técnica para volver a repostar iso, sales y geles, a su vez poníamos y divisábamos los interminables 4 km al 6% que unen La Aldea con el túnel nuevo para ir al norte de la isla, para mí fue quizás la peor zona de todo el reto, muchísimo viento y en todas direcciones había que agruparse, pero esta vez en grupos de 3, como comentaba antes en ascensos tan dilatados no podemos sacrificar a todo el grupo, pero si dividirlo y vencer, con lo cual ponemos el piloto automático y como decimos aquí '' a golpe de calcetín ''.


Entramos en el norte, parada para comer en condiciones dar rienda suelta a las charlas, sensaciones, bromas y animando que si se nos paran las piernas cuesta luego ponerlas a funcionar así que, dirección El Risco y su bonita carretera, tan bonita como sufridora, curvas para regalar, subidas para mentalizar, hasta llegar a los toboganes norteños y el tontódromo del norte (apodo ciclista por ser una especie de hipódromo) plano y de rotonda a rotonda, ahí empezamos a coger velocidad constante, todo eso hasta llegar a la denominada '' La Infinita '' una rampa larga como su nombre, nos quedaba esa por delante y otras dos posteriores antes de llegar a nuestra tienda, nos metimos dentro de la ciudad para salir a la Avenida Marítima en grupos de 2 respetando siempre la circulación y normas viales, mentalmente llegando aquí ya sabíamos que teníamos el reto en nuestra mano. Pasamos por otro túnel cerrado el carril nuevamente para nosotros y nuestra integridad física, disfrute máximo, ya solo nos quedaban al rededor de 12 km y comenzaban los jaleos por la proximidad del final...


Llegamos a nuestra tienda, hicimos el reto, salimos todos y llegamos todos, empezaron los abrazos, los SI, VAMOS, GRANDE... y no me cansaré de decir el trabajazo de nuestros compañeros David y Alvaro, ya tenían todo preparado y los animos de la llegada final quedará para nosotros para siempre.


¡LO CONSEGUIMOS!


Gracias a todos por este blog que parece casi un libro, pero merece la pena la lectura, nos leemos la próxima :).

8
9
10
11
12
13
13
14
LO CONSEGUIMOS
Comentarios

Brutal! he tenido mucha suerte de poder vivir este proyecto en primer plano contigo.Gracias Echedey por hacerlo realidad

Agustín Echedey RODRÍGUEZ avatar

Quedan muchos más Alejandro, sé que estarás en todos los que puedas.Como te digo siempre esto es cosa de todos :)!


¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.