Menú

La Loire à vélo: cicloturismo en estado puro

0 20
-/5

El río Loira es el más largo de Francia, con 1.020 km, y cruza el país desde el Macizo Central hasta su desembocadura en Saint-Nazaire. En su ribera se encuentra uno de los carriles bici con más encanto de Europa conocido como “La Loire à Vélo”, que comienza en la ciudad de Nevers y finaliza en Saint Nazaire, a lo largo de unos 800 km.

Es un destino ideal para los amantes del cicloturismo por su orografía, su riqueza cultural y su gastronomía. La zona con más atractivo turístico por su riqueza artística y sus bonitas ciudades es la comprendida entre Orléans y Saumur, donde encontramos la mayoría de sus famosos castillos.

Os hablaré de mi inolvidable experiencia, la cual pude compartir con mi mujer y que tuvo un grado más de dificultad, diversión y aventura ya que viajábamos con un tándem. Os daré además algunas ideas y sugerencias para organizar vuestro propio viaje.

Mi aventura: París è Saint-Nazaire:

Decidimos preparar el comienzo de nuestra ruta desde París y el principal problema fue llegar hasta allí con el tándem. Para ello cogimos el ferry desde Gijón a Saint-Nazaire y posteriormente alquilamos una furgoneta para llegar a la capital francesa.

Después de pasar dos días en París emprendimos nuestra primera etapa en la que rodamos 90 km, dejando atrás la ciudad de las luces y siguiendo durante prácticamente todo el día el río Sena para llegar a Fontainebleau. Una pequeña ciudad con mucho ambiente, encanto y nuestro primer castillo, Château de Fontainebleau.

Nuestra segunda etapa nos llevó, después de 100 km, a incorporarnos al río Loira y llegaremos a la ciudad de Orléans. La que fuera la capital de Francia en la época medieval todavía mantiene su encanto a pesar de estar muy restaurada, con grandes calles peatonales y una catedral impresionante. Sin duda fue una de las ciudades que más nos gustó de todo el viaje.

El tercer día seguimos durante toda la ruta el carril por el río Loira, es una zona muy tranquila con caminos anchos y asfaltados, un lujo. Con diferencia es el tramo en el que más cicloturistas nos encontramos. La etapa, de unos 65 km, termina en Blois, un pueblo muy turístico con un monumental castillo y mucho ambiente.

Continuamos sin descanso nuestro viaje y el cuarto día nos dirigimos a la pequeña ciudad de Amboise, aunque primero nos desviamos desandando lo andado para visitar el impresionante Château de Chambord, parada obligada en este viaje. Después de 86 km llegamos a nuestro destino y nos aventuramos a hacer una visita nocturna al Château de Chenonceau, llegamos atravesando el bosque de Amboise que por la noche es algo tenebroso pero merece la pena.

Con un plan de viaje de nueve días de rodaje llegamos al ecuador todavía muy ilusionados y con mucha fuerza. La etapa quinta nos lleva de Amboise a Tours, poco más de 42 km, así que fue nuestro destino para comer. Tours es ya una ciudad grande con una imponente catedral y también mucho ambiente, aunque carece del encanto que caracteriza a Orléans, Blois o Amboise.

Si hablamos del Loira no nos podemos olvidar que es conocido sobre todo por sus espectaculares castillos. El sexto día, nuestro destino es Saumur pero de camino nos desviamos del carril del Loira para hacer cuatro visitas imprescindibles: Château de Villandry, Château de Azay-le-Rideau, Fortaleza de Chinon y Château d´Usse. 

Los parkings de los castillos son muy seguros, tanto que en una ocasión se nos olvidó candar nuestro tándem y sin problema; Francia es diferente. En total recorremos unos 100 km y añadiendo el tiempo que pasamos en las visitas la ruta se hace bastante dura. A pesar de eso tenemos fuerzas para disfrutar de un paseo por Saumur.

Pasando Saumur no hay muchas más visitas turísticas así que habíamos decidido hacer una tirada larga, es nuestra “etapa reina”, con 125 km que nos llevan al pueblo de Ancenis. En general el camino es bastante bonito, como hasta ahora. Nos pasamos Angers de largo porque no tenemos muy buenas referencias y nos tomamos la jornada con calma con varias paradas para croissants y cafés. La llegada al alojamiento es dura pero a las 19:30 estamos allí.

Nuestro penúltimo día comienza mal, sólo tenemos que recorrer 35 km pero está lloviendo con fuerza así que a pesar de levantarnos pronto, como cada día, esperamos hasta las 11:30 para emprender nuestro camino. Esquivamos la nube durante toda la ruta y llegamos a nuestro destino: Nantes. Es una ciudad enorme, muy marinera y con un montón de cosas que ver y hacer, estamos de suerte… aunque sea nuestra última noche en Francia.

El último tramo del “Loire à Vélo” transcurre por carreteras con muy poco tráfico pero abandonamos ya el carril exclusivo para bicis. Nos quedan por delante unos 70 km que nos llevan a la ciudad de Saint-Nazaire donde comenzó nuestra aventura doce días atrás. El día debería ser tranquilo pero cuando todavía nos quedan 60 km se nos rompen tres radios de la rueda trasera y el camino se nos hace demasiado largo. Por suerte llegamos en hora para coger el ferry de vuelta a nuestra ciudad, Gijón.

Consejos prácticos:

  • Necesitarás un buen mapa de la zona o un GPS. Es cierto que muchos de los caminos están señalizados pero hay algunas zonas en las que un mapa es imprescindible. Si es un GPS mucho mejor, podrás llevar todas tus rutas en tracks ya organizadas.
  • Tanto si eres previsor y reservas tus alojamientos antes de salir o si prefieres viajar a la aventura, la mejor opción son las conocidas como Chambre d’Hotes (B&B). Son alojamientos no muy caros, con buena cama y buen desayuno. Además encontrarás muchísimos a lo largo de la ruta, están señalizadas en el camino. Y los puedes reservar con antelación sin pago previo.
  • Adapta tus horarios al modo de vida francesa. Deberás madrugar para llegar pronto a tu destino, recuerda que en Francia pocos restaurantes te darán de cenar más tarde de las 20:30. Además así tendrás más tiempo para descansar y hacer turismo.
  • Si tu idea es comer a base de bocadillos harás bien, hay un montón de boulangeries que venden riquísimo pan y bocadillos ya preparados. Mi consejo, compra lo necesario antes de las 12:00 porque a partir de esa hora están cerradas.
  • Y si eres tan apasionado del ciclismo como del arte y la historia te aconsejo que lleves las rutas y los alojamientos ya planificados y reservados con antelación. Así ganarás mucho tiempo y además podrás fijar el destino en una ciudad que te apetezca conocer. Simplemente será llegar al destino, descansar y todavía tendrás mucho tiempo para hacer turismo y disfrutar de las joyas del Loira a plena luz del día.
  • El principal problema lo encontrarás al trasladar tu bici a la zona. Puedes hacerlo en avión, tren o autobús, pero en todos estos medios de transporte te exigirán unas medidas máximas y que esté bien embalada. Otra opción es alquilar allí la bici o directamente contratar un viaje organizado. Hay muchas empresas que se dedican a esta actividad. Te alquilan la bicicleta en distintos puntos a lo largo del “Loire à Vélo” y disponen de otros servicios como el traslado del equipaje. Como opciones por ejemplo está la empresa “Loc. Val de Loire” (www.loc-valdeloire.com) que se dedica al alquiler y “Loire Veló Nature” (www.loirevelonature.com) que además proporciona viajes organizados.

Qué necesitas:

  • GPS o mapa de la zona.
  • Candado.
  • Dos juegos de ropa (culote y maillot).
  • Casco.
  • Alforjas.
  • Gafas de sol.
  • Chubasquero.
  • Crema solar.
  • Algo de ropa y calzado de calle.
  • Guía turística.
  • Soporte smartphone.

 Lo que no te puedes perder: 

  • Château de Chambord. Es el más grande y majestuoso. Por suerte sus dominios están abiertos al público así que no necesitarás pagar entrada para verlo de cerca y disfrutar de un paseo por sus jardines.
  • Château de Chenonceau. Una joya sobre el río Cher, pero para verlo hay que pagar entrada. Puedes aprovechar el espectáculo nocturno de música y luces que da acceso a sus jardines. Pagarás un precio reducido y sólo te perderás el interior.
  • Château de Villandry. Lo que lo hace realmente especial son sus jardines cuidados al milímetro, son espectaculares. Si quieres ahorrar algo de dinero y tiempo puedes acceder sólo a los jardines por la mitad de precio.
  • Amboise. Pequeña ciudad en el corazón del Loira, está de paso en la ruta. Es muy turística y posee un imponente castillo donde dicen está enterrado Leonardo da Vinci, además hay un pequeño palacio que fue la residencia del artista durante sus años en Francia.
  • Blois. Esta ciudad histórica fue el centro de la vida política y real francesa durante los siglos XV y XVI. Con sus blancos muros, tejados de pizarra y chimeneas rojas es el mejor ejemplo de ciudad del Loira.
  • Orléans. Parte de su fama se debe a que forma parte de la historia de la heroína francesa Juana de Arco. A pesar de quedar muy dañada durante la II Guerra Mundial está reconstruida y resulta muy llamativa e interesante.

 Links de interés:

  • www.eurovelo6.org
  • www.loireavelo.fr
  • www.chambresdhotes.org
  • www.wikiloc.com
  • www.castillosdelloira.es
  • www.nantes-tourisme.com
  • www.nationalgeographic.com.es/articulo/viajes/rutas_y_escapadas/7362/ruta_los_castillos_del_loira.html

 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.