Pedales con la Decapeople

Comentarios 0
175
Santi, Iraia, David y yo.

Santi, Iraia, David y yo, compañeros de trabajo y amigos, apasionados del deporte.

¿Por qué me gusta mi trabajo?

En este caso la imagen habla por si sola, una ruta de 40 km, un domingo por la mañana entre pedales y diálogos por el camino. 

Aquí nos tienen disfrutando de lo que más nos gusta, he de decir que se me hizo corta la ruta, pero a la misma vez me lo he pasado increíblemente bien, he disfrutado de cada uno de lo kilómetros recorridos, he escuchado la carrera deportiva de Santi la cual me ha sorprendido una barbaridad, también la de Iraia desde bien pequeñita con un manillar en las manos, de David y su infinito conocimiento del ciclismo, siempre el día.

Montaña de Agüimes.
Entrando a Ingenio

Les hablaré un poco de la ruta hecha, hemos salido desde ‘’Casa Iraia‘’ como ya la hemos denominado, de Telde hasta Arinaga, entre medias Ingenio y Agüimes. Paisajes y carreteras áridas, pero una alfombra para rodar, da gusto pedalear por esta carretera vieja como decimos nosotros aquí coloquialmente. 

Han salido al rededor de los 40 km bastante plano con 700 m de desnivel positivo. En la foto de la derecha entrábamos al pueblo de Ingenio, algo de verde que veía y que no iba a ver más, ya que esta zona se la conoce por su aridez y color marrón/teja, entre medias vimos a un grupo de entre 10 y 15 ciclistas más que venían, formando una bonita ‘’serpiente‘’.

Una pena no poder haberlos fotografíado, pero con las dos manos al manillar se me hacía imposible. También me sorprendió mucho la vista que me regaló la primera foto en la  que pueden ver de la Montaña de Agüimes esa curva de derecha con la montaña de frente y  bien plantada en el centro.

Justo en esa foto habíamos parado ya que a Santi se le había agrietado un poco la goma delantera, para mi asombro y aprendizaje lo resolvió introduciendo y tapando esa grieta con un trozo de plástico de una bebida de compota que trajo David, no conocía ese remiendo, pero con la velocidad que lo hizo y como quedo de bien tuve que apuntármelo por si algún día me sucede a mí. 

En este día también se corría la prueba de XC La Goleta, nos la cruzamos de camino a Arinaga y vimos algunas pasadas de competidores, dando ánimos como siempre. 

Tocaba volver y con esto finalizar esta ruta dominguera.

¡Un saludo a todos y hasta la próxima!

Camino a casa.