Menú
0 95
5/5
Miguel, Alejandra y yo.

Antes de empezar con este blog, transmitir fuerza y ánimo a todos y a vuestras familias por este COVID19, pero estamos aquí escribiendo para evadirnos de las noticias, estoy compartiendo con vosotros ganas y deseos, en particular los míos de mis salidas de pedales o por la montaña y a ello vamos a ir.

Esta vez pedaleamos en una de las rutas que más ganas tenía de volver a hacer, la norte, la más paisajística y bonitas de todas, una de las más duras también, lógicamente depende de por dónde vayas, en este caso y por primera vez en carretera vino con nosotros nuestro coach de ciclismo Miguel dando el do-re-mi-fa-sol-la-si-do de pecho sin duda, alguien con el cual tenía muchas ganas de compartir kilómetros también era Alejandra compañera de ciclismo y su pareja Javi (una bestia y un portento físico), cabe decir que en el caso de Javi ya el había hecho parte de su entero que eran 90 km, más transición en carrera después. En este caso ya el había hecho ida y vuelta para luego volver a unirse al inicio con nosotros y volver a tirar... show sin duda. 
Punto de salida, Auditorio Alfredo Krauss allí que nos reunimos con Javi, ya nosotros veníamos calentando también y no nos costó nada arrancar en dirección norte, por delante teníamos al rededor de 50 km, medianamente suaves, 23 de velocidad media y 607 de desnivel positivos...

Alejandra y yo.
Miguel y yo.
Alejandra y Javi.
Miguel, Alejandra y yo.

Como decía arrancamos dirección norte desde la capital, todo por la costa, hasta desviarnos para el interior hasta la entrada a Santa María de Guía para dar vuelta y volver a nuestro punto de inicio, cabe decir que disfruté muchísimo de la compañía, de los km y de las vistas vividas. Es un gran chute de energía y positivismo cuando sales de esta manera a disfrutar, sin mirar el tiempo, ni la media, ni nada solo pedales hacia delante. A todo esto y mencionando a Miguel, ya el había hecho ciclismo en carretera como nos había contado en su Galicia natal, pero llevaba algún tiempo fuera del sillín, lo único que no había olvidado eran las ganas y la energía que transmite siempre, por lo tanto cuando le dijimos de venirse no lo dudo, es más nos retó incluso... le había dicho que el mínimo serían unos 50 km con ''algo de desnivel positivo'', pero ni con esas se nos vino abajo, como ya se le pegó una de las frases de nosotros dijo: '' Pa'lante '', destacamos que Alejandra y yo no pensábamos que Miguel con tanto tiempo fuera del sillín pudiese aguantar primeramente, un ritmo medio y luego una distancia con desnivel positivo acumulado, pero sí ambas cosas hizo y ambas bocas cerró de golpe, así que nuevamente felicitamos a Miguel desde la red en este caso.

9:00 de la mañana empezó con el cielo algo nublado en la capital, pero a medida que nos adentrábamos en nuestro norte el sol tomó la palabra, pero agradablemente, era un no parar de ir y ver venir a ciclistas por esta ruta, siendo ésta sin duda, la más transitadas por ciclistas en la isla. Esta ruta empieza suave con algún tobogán hasta desviarnos por el interior e ir dejando la costa a nuestra derecha cada vez más lejos y empezar a escalar un poco este maravilloso norte, Cenobio de Valerón incluido, una pena no haber podido sacar fotos del paisaje, pero en la próxima ocasión va a ser el primer punto de esta ruta, transmitirles a ustedes el por qué digo que es una de las más bonitas de todas las rutas en esta isla. 

Aprovechando que Javier tenía marcado entreno en este día con algunas series de fuerza y otras de explosión, tiré alguna que otra con el para ver donde estaba mi umbral con alguien que ya está a un nivel serio dentro del Triatlón, pero como ya dije tiré alguna, no había necesidad de venirse tan arriba jajaja. Una vez que llegamos a nuestro punto de vuelta volvimos por el mismo lugar, exceptuando que a la ida ya habíamos visto una pequeña cafetería en un sitio estratégico y con una idea que atraía a ciclistas por ejemplo, aunque más en su mayoría al sector del surf. Excusa perfecta para en nuestra vuelta parar a recobrar energías, tomar algo y compartir más y más conversaciones de las ya vividas durante los km recorridos. Mucha de nuestra conversación en ese lugar se basaba en nuestros productos ya que, com han visto en las fotos en parte estábamos probando nuestros propios productos y que mejor manera de probarlos, casualmente llevábamos las 3 gamas que ofrece Decathlon en ruta, principiante, perfeccionamiento y experto.

En mi caso llevaba:


Maillot Van|Rysel Racer (azul de la pasada temporada).

Culotte Van|Rysel (azul de la pasada temporada).

Calcetines Van|Rysel Roadr 900 (blancos).

Bic

Alejandra:

Maillot Van|Rysel EDR (rosa).

Culotte Van|Rysel 900 (negro).

Calcetines Van|Rysel Roadr 900 (negros)

Miguel:

Maillot Triban (en este caso blanco, de la pasada temporada).

Culotte Triban

Calcetines Van|Rysel Roadr 500 (negros).

Javi:

Zapatillas Van|Rysel Roadr 900 (gris iridiscente).


Productos tops testados como es debido, dando un resultado como es debido, como llevo diciendo el salto y cambio a Van|Rysel en todos los aspectos como son el diseño, los colores elegidos o los materiales escogidos son altamente cuidados y acertados, en mi caso probando y usando los tope de gama de productos estoy 100% satisfecho de los resultados, cómodos, súper transpirables y estéticamente lo que busco.

Les dejaré a continuación las estadísticas de nuestra ruta y comentándoles que el próximo post vienen los pedales de nuevo, pero en este caso: Carlos, Miguel, Richard Pantani y yo.


Gracias por el tiempo leído y en breve nos vemos :).

Yo
Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.