Menú
0 45
-/5
La peñita

Hola equipo, venimos de nuevo a contarles las batallas ciclísticas (patento esta definición) y es que esta vez hemos conseguido salir algunos compañeros de ciclismo de nuestra tienda Decathlon Telde, un ex-decathloniano Oscar y un amigo de los pedales Néstor, ahí estamos los justos para montar un equipo de fútbol sala. El pasado 21 de febrero siendo domingo día ciclista por naturaleza nos juntamos de nuevo para salir a hacer lo que más nos gusta, tocaba ruta por el sureste de la isla ya que, hacia el norte y el interior no estaba el tiempo como para colaborar con nosotros. Nos reunimos a las 8:30 en Arinaga para poner rumbo al sur de la isla, nos esperaban 85 km y 1.600 de desnivel positivo, una ruta bastante llevadera, aunque se nos calentó las piernas por Juan Grande y es que ese llano con un -1% en algunos puntos y algún falso llano de por medio dan ganas a eso, acoplarse en la bicicleta, manos abajo y plato grande - piñón pequeño y a mover las piernas con alegría.

Como decía no escatimamos en ese esfuerzo, aun a sabiendas de que nos esperaba subir Fataga (conocida coloquialmente como Fatiga) y Tunte, dos puertos uno detrás de otro sin sentimiento ninguno, llegados a San Fernando pusimos dirección y ganas hacia Fataga...

IMG_0300
IMG_0318
IMG_0286
IMG_0276

Empezamos a subir el primer puerto, Fataga con 6 km al 7% de medía y alguna rampa para subir piñones sin miedo, a todo esto Alejandra ya nos venía avisando de su paso por el dique seco de más de un mes sin dar pedales, ojo, el ciclismo es un deporte muy desagradecido en cuanto a estar un tiempo fuera del sillín, por mucho que estés en forma si haces un parón de más de 2 semanas, nadie te quita el volver con el hombre del mazo en la espalda, y si, a Alejandra le pasó factura, una vez pasamos Fataga entramos en zona dura, ascensión final a Tunte con 9 km al 8% y rampas largas, zigs-zags largos y picando el 12% en más de una ocasión, ahí es donde apareció el hombre del mazo para Alejandra, no hubo barrita ni gel que desenganchara a ese hombre de Alejandra, pero si salimos todos llegamos todo, y si hay que forzar la máquina de cada uno y hacer relevos para ayudar a Alejandra a subir, se hace y se sufre todos al mismo nivel, esa es la parte más bonita del ciclismo ver como entre todos ayudamos a quien va necesitado, ese día le toco a Alejandra, pero igual el próximo día me toca a mí que el hombre del mazo nunca avisa por muy bien que estés y se que mis compañeros de pedales estarán ahí para ponerme la mano en la espalda y empujar conmigo.

Parada en Tunte para el café y algo calórico de desayuno, faltaba conectar con Santa Lucia y bajar por Temisas, todo lo que quedaban eran falsos llanos, alguna rampa y el resto descenso, que todo lo que sube, baja y se disfruta en ambas direcciones ¿no?

¡Hasta el próximo post!

e759d80b-99dd-4fc9-bd69-51600dce6133
Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.