Reseña del Gran Fondo de la Mussara

Comentarios 0 50 5/5
FacebookEmail

El pasado 19 de mayo en Reus se celebró la marcha cicloturista Gran Fondo La Mussara. Según los organizadores 7.000 ciclistas pasaron por el arco de salida dirección el puerto de La Mussara. Existen 3 distancias a elegir en el momento de la inscripción: 188 kilómetros con 3400 metros de desnivel positivo, 135 km con 2500 m y 95 km con 1800 m. 

Nosotros elegimos el reto más grande, la de 188 km. Se empieza llegando a los pies de la Mussara por Vilaplana. Por delante 10 km al 5,8%. Este puerto es para disfrutarlo sin más. No tiene muchas dificultades ni rampas imposibles, además cerrado al tráfico abierto. Después de 5 o 6 km se deja ver Reus, Tarragona, y el mar. Estaba el día un poco nublado pero no nos esperábamos temperaturas de menos de 5 grados al coronar la Mussara. Intentamos llegar al primer avituallamiento como pudimos.

Justo al salir del primer avituallamiento en el km 44 llega el segundo puerto del día: el Coll de Picorandan, 5 km al 6%. No es muy largo pero sí exigente en algún tramo y es cuando por suerte parece que el sol quiere salir. Pasamos por Prades dirección a las Crestes de la Llena, otra puerto corto pero intenso de casi 4 km al 6% con alguna rampa de hasta el 8%. 

190519081053

A partir las Crestas de la Llena bajada pasando por Margalef y Cabacés pasando el km 100. El paisaje cambia: pasamos es bosques espesos a los campos de viñedos. Este tramo no es especialmente duro salvo un tramo cerca de la Vilella Baixa antes del tercer avituallamiento que a estas alturas se puede hacer un poco largo.

Ahora sí que sí, pasamos Escaladei y Pobleda y entramos en la zona del río y el embalse de Siurana y solo puede significar una cosa: el Mama Por se acerca. Al principio parece que no, hay dos curvas cerradas que te impiden ver lo que está por venir, pero rápidamente descubres lo que te espera: los primeros 3 km con rampas de hasta 18% que por suerte se suavizan un poco a partir del km 4.

Esto no es todo porqué después de pasar Arbolí (km 142) se sigue subiendo más aún por el Coll de les Pinedes, de poco más de 5 km y 5%. Asequible pero se puede hacer largo dependiendo de la estrategia seguida hasta aquí y de como estén las piernas. En la cabeza uno solo piensa que después de este puerto solo queda la bajada.

Y así es. El último avituallamiento un poco más adelante del km 150 indica que queda poco y es como una inyección de energía el ver la meta tan cerca. La bajada me encantó: se deshacen 2 o 3 km del puerto de la Mussara para coger el desvío para L'Albiol, un camino rural de subes y bajas para dejar paso a una carretera más ancha que te deja ver el mar según vas bajando. 

La bajada de la Mussara por este lado te deja en La Selva del Camp y la llegada hasta la meta es simplemente internar juntarte en un grupo y recorrer estos pocos kilómetros que quedan lo más rápido posible. Que por cierto en esta edición fue una de las mejores llegadas ya que no tuvimos problemas con el tráfico de la cuidad.

polar-gran-fondo-mussara-2019-7193497-60074-4879

La organización como cada año es fantástica y hay que reconocer el trabajo de los voluntarios en los avituallamientos que como siempre es espectacular con muchas ganas y una sonrisa del primero al último.

La nota negativa de la jornada la dan esos ciclistas que se piensan que están en un gran tour donde se puede bajar como si estuvieran a punto de ganar la etapa poniendo al peligro al resto de participantes (vimos más de una caída) y que se pueden tirar los envoltorios y geles a la carretera: se vuelve con lo mismo que se lleva al salir

¡Hasta el próximo año!

: