Mujer y ciclismo, consejos para iniciarte en carretera 🚴🏻

0
5/5

Cada vez somos más las chicas que nos decidimos a practicar este exigente deporte, es increíble ver las carreteras llenas de mujeres, incluso grupetas enteras o clubs exclusivamente femeninos. 

Nos hemos empoderado en el ciclismo y cada vez tenemos más opciones disponibles a nuestro alcance.

Nadie dijo que esta modalidad fuera fácil, así que toma nota si quieres  disfrutar de tus salidas en bicicleta.

En primer lugar,  necesitas conocer bien tu bici, cómo se comporta en las subidas, en las bajadas o según el tipo de calzada, también, cómo responde tu cuerpo cada vez que sales a pedalear. Debes ir adquiriendo soltura para ser capaz de cambiar, beber en marcha, girar, señalar un cambio de carril o de dirección, parar cuando es necesario, o adelantar a otros ciclistas. 

Si te abruma la idea de llevar los pies anclados a los pedales con calas y zapatillas específicas, utiliza unas zapatillas de deporte que tengan la suela con un buen agarre, así evitarás que te resbale el pie sobre el pedal. Los pedales normales con calapies serán una buena opción hasta que te sientas más segura. 

Controlar todos estos factores te llevará algún tiempo, pero cuando te quieras dar cuenta, serás completamente autónoma. 

Encontrar la posición del sillín en la que vas más cómoda será otra clave para disfrutar de tu bici, puedes moverlo hacia adelante, hacia atrás, más inclinado, hacia arriba, hacia abajo, etc, hay videos o tutoriales en la red que te servirán de referencia, cada cuerpo es único y con que muevas algo tres milímetros, tu posición general cambiará por completo.

Una herramienta multiuso te será útil para encontrar la postura más adecuada a tu morfología. 

Es importante tener en cuenta el ancho de nuestro sillín, para que te proporcione un buen apoyo sobre los isquios y evitar molestias innecesarias u otros problemas más graves. Puedes aplicarte antes de cada salida una crema especial anti rozaduras directamente sobre la piel, en la zona donde creas que pueda haber fricción o el asiento hace mas presión. 

 Elige  la equipación correcta, un buen top que te aporte transpirabilidad y comodidad, los de fitness o running son ideales, una camiseta interior que te aporte calidez y evacue bien el sudor, un maillot con bolsillos traseros donde llevar lo esencial y un culotte específico. Muchas chicas comienzan usando los culottes para hombres, sin embargo esto puede llevarte a sufrir más de la cuenta. Las badanas de chico, son más anchas y están cosidas más atrás,  pueden producirnos roces, ya que nuestra anatomía es diferente y ellos tienen el punto de apoyo en el sillín más retrasado. 

Para mí la mejor opción es un culotte con tirantes, me siento más protegida en la parte de los riñones y el abdomen, me aportan más sujeción en general, estilizan mucho más y me resulta más cómodo a la hora de pedalear. Recuerda que no debes usar ropa interior, aunque pueda parecerte raro al principio, las badanas específicas de ciclismo ya vienen preparadas con tratamientos anti bacterianos y evacuarán perfectamente la sudoración, la fricción del culotte con otras prendas será contraproducente. 

Lleva siempre elementos de protección como el casco, unas gafas para proteger tu visión, tanto del sol como del aire, y unos guantes para proteger tus manos,  elemento indispensable para soportar las vibraciones de la carretera que absorbe tu bicicleta. Personalmente acostumbro también a usar protección facial solar, independientemente de la climatología. La piel sufre la exposición continua del aire, la claridad, el sol, la niebla y otros factores que pueden causarnos, manchas, pecas, rojeces u otras imperfecciones. 

Un buen kit anti pinchazos con cámara de repuesto, una bomba, desmontables y unos parches, serán tus aliados en caso de pinchazo, y aunque no sepas cómo repararlo siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte por las carreteras¡

En las primeras salidas sería ideal que seas siempre tú quien marques el ritmo. En tu tienda Decathlon más cercana seguro que pueden informarte sobre otras chicas que compartan afición o alguien a quien puedas unirte y pueda aconsejarte durante la ruta. Es probable que en tu comunidad autónoma, la Federación de ciclismo organice jornadas específicas para nosotras o quedadas con otras mujeres. Si no conoces a nadie,  tampoco te preocupes, en solitario se puede disfrutar mucho de este deporte y pronto conocerás más gente que comparta tu pasión. Es preferible rodar sola, a intentar seguir a alguien que lleve un ritmo demasiado alto para ti, esto te  haría sufrir más de la cuenta y probablemente la siguiente vez que salgas a rodar  ya no te apetezca tanto. 

Valora tu nivel deportivo, no debemos lanzarnos a hacer tres horas de ruta, subir puertos muy duros o muy largos, o querer ir a rueda las primeras veces, sin antes adaptarnos a nuestra bicicleta. Ir de menos a más te ayudará a disfrutar del ciclismo  y evitarás lesiones o dolores innecesarios.

 Cuando nos iniciamos en carretera, tenemos tendencia a llevar poca cadencia, (plato grande y piñones más pequeños) de esta manera iremos más rápido, pero gastaremos más fuerza y llegaremos más cansadas, por eso, lo mejor es ir con una combinación de marchas que nos permita hacer entre 80-90 pedaladas al minuto, es decir,  plato pequeño con piñones más altos (sobretodo en las subidas para no sobrecargar las piernas). 

Empieza con recorridos fáciles que tengan poco desnivel y aumenta la dificultad según cojas la dinámica. 

Proponte mini objetivos con la ilusión de cumplirlos, por ejemplo, aprender a beber en marcha, hacer 20 kilómetros el primer día, luego 30, y así alcanzarás tus metas fácilmente.  

No olvides nunca llenar tu bidón de agua, y hacer acopio de algo de comida, una barrita, un plátano o algunos frutos secos pueden ser grandes aliados por pequeña que sea la ruta.

 Se suele decir en ciclismo que "hay que comer antes de tener hambre y beber antes de tener sed", lo recomendable es beber cada 20-30 minutos y comer algo cada hora aproximadamente, al principio tus rutas serán cortas pero según aumenta la distancia o la intensidad, el cuerpo va a necesitar combustible y recarga de energía. 

ciclismo femenino
ciclismo carretera mujer

Por último, y no menos importante, mantén tu bici siempre limpia, las bicis de carretera, tienen por defecto poco mantenimiento, (hinchar ruedas, revisar neumáticos, frenos), pero si está limpia, el 70% está resuelto, evitarás ruidos molestos,  y un desgaste prematuro de tu transmisión (cadena, piñones y platos) como consecuencia  de la fricción por los restos de suciedad. Alargarás la vida útil de los componentes, y tu bicicleta lucirá siempre como nueva. 

Es importante un buen lavado (sin agua a presión, siempre agua tipo ducha, para proteger las partes más delicadas de la bici) después de salidas con lluvia, o cuando las carreteras están llenas de sal como en invierno, a continuación, tendrás que secarla con un paño o papel absorbente para evitar que se oxide y lubricar de nuevo la cadena con un aceite específico. 

 

Ahora ya solo falta dar pedales, disfrutar del paisaje, de la naturaleza y de las sensaciones que te aporta este deporte. 

¡Cada ruta es un viaje nuevo y distinto, que te hará desconectar de la rutina y sentirte más libre que nunca!

Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!