Menú

¡Sigue pedaleando con nieve o hielo!

0 25
-/5

Pedaleando con nieve no ha de ser un obstáculo

En estas fechas, cada vez empieza a ser más usual, encontrarnos con una parte, o recorrido de nieve o hielo en nuestras rutas en bicicleta, sobre todo si nuestra ruta pasa por sitios altos. En este artículo, veremos unos cuantos consejos y técnicas para poder solventar de la mejor forma estos tramos pedaleando con nieve y hielo.

Empezaremos con nieve polvo o fresca

Es la nieve qué más reciente está en las montañas, todavía no se ha helado y permanece blanda. La conducción, nos va a recordar mucho a un terreno fangoso o arcilloso.

Un  elemento muy importante, que nos va a ayudar a realizar la ruta, son los neumáticos. Si la ruta va a ser 100% nieve, buscaremos un taqueado abierto, como los de barro. El neumático se embotara menos y tendremos más tracción.

En caso de que nos toque un tramo de nieve con unas ruedas de tiempo seco, o no muy taqueadas, bajaremos la presión de las ruedas, para ganar algo más de superficie y no hundir tanto la bici.

La nieve, a la hora de caminar o apoyar la zapatilla en el suelo, se adhiere con facilidad, y en el caso de los pedales automáticos nos costará volver a calar el pedal. Un golpecillo contra el pedal antes de calar y solucionado!

Pedaleando con nieve

Si la nevada es copiosa, la única alternativa que tendremos a la hora de subir, sera empujar la bici. Por eso os contare los trucos para bajar por esas zonas. Unos consejos:

  • La velocidad es un factor importante. Cuanto mayor sea la velocidad, la inercia de la rueda, evitará que el neumático se embote o se sature de nieve. Manteniendo el dibujo y taqueado del neumático siempre libre. Ganaremos tracción. Mantener una velocidad constante, dentro de las posibilidades nos hará evitar frenazos bruscos que bloqueen la rueda y pierdan tracción.

  • La posición del cuerpo, será clave. Normalmente, en casos de nieve, retrasamos el cuerpo, poniendo más peso en la rueda trasera. La dividiremos en dos partes:

    • Tramos rectos, con velocidad: Posición del cuerpo retrasada. 80% del peso en la rueda trasera, 20% rueda delantera. Con esto, conseguiremos que la bici ruede mejor y evitaremos el desequilibrio en  los pequeños agujeros o  roderas en la nieve con la rueda delantera.
    • Tramos cerrados o curvas: Seguimos teniendo una posición retrasada, pero esta vez, la rueda delantera necesita el peso para poder traccionar a la hora de girar.  60% del peso rueda trasera, 40% rueda delantera.
  • En cuanto a la frenada, haremos lo mismo que con el peso. Le daremos más importancia en la rueda trasera. Con la delantera, ayudaremos a mantener la velocidad, pero sin llegar a bloquear la rueda, sino perderemos el control pedaleando con nieve.

Pedaleando con nieve

Técnicas para controlar la bici sobre hielo

Pedaleando con nieve y hielo, por lo general, suele ser el terreno menos controlable. Muchas veces nos puede sorprender en un tramo de ruta. Os diré un par de trucos para poder solventarlo con mayor seguridad a parte de llevar puesto el casco.

  • Volvemos con los neumáticos, en este caso, es raro que salgamos desde casa con neumáticos específicos de clavos o de hielo, por lo que Bajaremos la presión de los neumáticos para conseguir algo mas de agarre.

  • Mantendremos velocidad moderada. Nos evitara frenar brusco y bloquear las ruedas, haciéndonos patinar.
  • La frenada, si el terreno nos permite, la haremos por tramos, como un ABS de coche. Frenamos por repeticiones, impidiendo que la rueda en caso de bloquearla este mucho tiempo. Girando, tendrá más tracción que bloqueada.

  • Un consejo recomendable, y con el que ganaremos seguridad y control, es bajar el sillín un poco. Nos permitirá llegar mejor al suelo y ser más reactivos a la hora de sacar el pie.

  • En caso de rodar por pista o por carretera, evitaremos las rodadas de nieve prensada, es más fácil resbalar en ellas y perder tracción. La parte central del camino, suele estar menos helada por lo general, ya que evacua antes el agua.

  • Las partes cementadas, suelen resbalar más generalmente. Son más fáciles de congelar por su superficie y acumulación de agua ¡Especial atención!

Con estos pequeños trucos y consejos, podremos empezar a solventar nuestros tramos en nieve o hielo con mayor soltura. Y un último truco:

Intenta rodar con amigos, nos ayudara a solventar situaciones de emergencia.

Recordar, que ante una situación de inseguridad, lo mejor es bajarse de la bici, y pasarlo caminando ¡No evitaremos caernos, pero nos podremos hacer menos daño! No olvides que es muy importante mantener nuestra bici lubricada y llevar puestos unos buenos calcetines

Espero que hayas disfrutado leyendo mi post sobre pedalear con nieve y hielo. Recuerda que siempre nos puedes dejar tu opinión en los comentarios. No olvides echar un vistazo a nuestro Catálogo de Ciclismo.

Iker Aguirre 

Apasionado de Ciclismo  

Decathlon Berango

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.