Diario de un podium en la Madrid Lisboa (Parte 1)

Comentarios 0 6 -/-
FacebookTwitterEmail

Ponte a prueba en la Madrid-Lisboa

Todo comienza una semana antes con la preparación de todo lo imprescindible para llegar a Lisboa. Al realizar una prueba de este calibre y en categoría “solo” tienes que llevar todo por duplicado, para que nunca te falte nada.

  • Lo primero en que me centre es en la suplementación, para llevar el cuerpo al límite hay que administrarle la suplementación necesaria y yo confié en los utilizados durante todo el año para la recuperación de entrenamientos mas duros: Recovery, BCAA’S, barritas y geles de Aptonia, hay que mantener una buena y constante alimentación e hidratación ya que son muchísimas horas y cualquier carencia puede pasar factura.
  • Importantísimo tener a punto el casco y guantes como elementos de protección y toda la ropa imprescindible para de 45 horas encima de la bici, pensando que por la noche hace frio y puedes encontrarte con alguna tormenta, caída o barro, con lo que es importante llevar ropa de mas. Yo apuesto por la gama 900 de btwin, tanto en el casco, zapatillas como en la ropa corta y larga, añadiendo un par de maillots mesh para las horas de mas calor, ya que para tantas horas es importante llevar materia acorde a reto.
  • Otra cosa que tiene que estar a la altura y no podemos dejar que falle, nuestra bici. Yo en esta ocasión al ir solo decidí llevar 2 bicicletas para que nada pudiera impedirme llegar a Lisboa. Una de ellas era una BTWIN 960 equipada con grupo Sram Eagle NX y ruedas Mavic Crossmax de 27,5” y horquilla delantera Rock Shox Reba de 100mm, bici completa con un peso por debajo de los 10 kilos.

Día previo a la Madrid-Lisboa

Preparación del vehículo de asistencia, comida, montaje de todas las mochilas.

A mi me gusta separar todo en mochilas distintas, una para la ropa, otra para la comida, otra con toda la electrónica y otra con todo lo necesario para la mecánica de la bici. Nos recorren los primeros nervios al ir a la recogida de dorsales, encontrarte con los que a priori son tus compañeros de viaje y empezar a recibir las primeras muestras de apoyo (auto-presión de quererlo hacer bien dejando el pabellón muy alto).

Ciclismo en la Madrid-Lisboa

Día de la salida

La verdad que me levante genial, muy tranquilo, dormí de maravilla y recordad que la carrera empieza a las 12:00 PM en las Rozas pero, toca despertarse a las 7:00 AM, ahí empiezan a contar las horas sin dormir. Todo preparado, todo en orden, todo listo, foto por aquí, vídeo por allí, hablar con uno, hablar con otro y cuando menos te los esperas, ¡SALIDA!

La Madrid-Lisboa CiclismoLa Madrid-Lisboa Ciclismov

KM 1 en la Madrid-Lisboa... ¡ATENCIÓN CAÍDA!

Me voy al suelo por un seto que se me cruza en el camino, me deja tocado pero no hundido. Tras mas de 10 minutos de lucha contra mi mismo de si seguir o tirar la toalla, sentado en un lado del camino.  Atravieso el momento más duro de toda la carrera. Momento donde veo pasar todo el año, todos los entrenamientos realizados, todos los comentarios de apoyo recibidos, todos los momentos perdidos junto a mi hijo... Todo eso se me pasa por la cabeza y gracias a todas esas imágenes en mi cabeza decido levantarme y me reviso por completo.

Veo que me he raspado la cadera y el hombro izquierdoculote y maillot mesh para tirar” pienso. Casco totalmente raspado y deformado, pero no se partió, todo el impacto fue en la cabeza, de ahí que estuviera aturdido un buen rato.

Antes de arrancar reviso mi bicicleta, está algo rasgada pero está bien. Me monto en la bici y ruedo suave a ver que tal responde mi cuerpo y sobre todo mi mente.

La Madrid-Lisboa Ciclismo

  • ETAPA 1

    La verdad que los primeros 10 kilómetros fueron muy pero que muy duros, las lágrimas inundaban mis ojos, rodé con Miguel Silvestre y 3 de su equipo de discapacitados a un ritmo muy lento y los últimos. Gracias a ellos pude arrancar, reponer la cabeza con el único pensamiento “si ellos luchan por llegar yo también”. Por suerte el dolor del impacto poco a poco desvanecía y ahí es entonces cuando decido tirar para delante. Poco a poco me voy encontrando conmigo, voy adelantando a grupos y mas grupos. Voy recibiendo ánimos de amigos, compañeros de Decathlon y resto de participantes a los que voy adelantando, me dan mucha fuerza para realizar kilometro a kilometro y no rendirme. A falta de unos 10 kms para llegar al primera estación de hidratación me encuentro con el grupo de SOLOS. Es ahí donde me doy cuenta que me encontraba entre los 10 primeros. Empujón de fuerza.

    El ritmo que llevan es bastante inferior al mío y decido tirar para delante y solo me sigue 1 resulta que es compañero de Decathlon Rivas. Llegando recibo la llamada de mi staff desde la EH de Robledo de Chávela, diciéndome primero que voy 6º y después que 3º, esto me hace meterme en carrera por completo y olvidarme de la caída, los dolores y el mal trago pasado en el KM 1, vuelvo a pensar en que puedo llegar a Lisboa en la 1ª posición.

  • ETAPA 2

    Etapa entre Robledo y Burgohondo, sin nada relevante que contar, salvo los primeros kilómetros que fueron técnicamente duros y llena de subidas que la hacían bastante dura ya que se acumulaba mucho desnivel.  En la EH de Robledo tomo mi primer recovery y recargo agua y sales para continuar sin perder tiempo. Gracias al ritmo que llevo doy caza a los 2 primeros corredores en SOLO, los hermanos Pereira, iban juntos a un ritmo muy bueno. Rodamos juntos buena parte de la etapa. Esta etapa me sirve para reforzarme mentalmente, coger un poco de aliento y situarme por completo en carrera.

La Madrid-Lisboa Ciclismo

  • ETAPA 3

    Etapa marcada como muy dura por un desnivel de casi 2.000 metros ascendidos al atravesar el puerto del pico, por algún tramo bastante técnico y por la llegada de la noche en la parte final entre Burgohondo y Navalperal de Tormes. Aprovecho la EH de Burgohondo para comer algo sólido, un plato grande de pasta con atún, me curan las las heridas, me cambio de ropa en la parte superior, cojo el maillot de manga larga, camiseta térmica y me montan los focos tanto en la bici como en el casco, todo esto me hace salir con unos minutos de retraso con respecto al dúo cabecero. No me preocupa, ya que queda mucha carrera y viene mi terreno. Pase la etapa sin problemas rodando de salida con un grupo de 3 corredores que iban en categorías de parejas y tríos. El ritmo marcado era duro, pero me encontraba en mi salsa, mis acompañantes me apretaban bajando y en el llano y los les marcaba el ritmo en las subidas. Con lo que conseguimos entendernos muy bien. A mitad de etapa dimos caza a los hermanos Pereira que iban un poco mas lentos que nosotros, al darse cuenta que iba yo en el grupo, nos cogieron rueda y acabamos la etapa juntos, sin problema alguno.

  • ETAPA 4

    Marcada como muy sencilla entre Navalperal de Tormes y Navaconcejo, debido a su recorrido siempre descendente, con algún tramo de bajada muy técnica y completamente de noche. En la EH solo cargo agua, 5 barritas mas, bebo un recovery y baterías para los focos, con lo que consigo salir por delante de mis rivales en la categoría SOLO, metiéndome en un grupo de 5 corredores que salen a toda leche y decido no esperarlos y paso al ataque! Los primeros kilómetros son muy rápidos por asfalto, el grupo con el que circulo me llevan rapidísimo, rodamos a mas de 50kms/h... Sufro mucho pero solo pienso en una cosa, “meter tiempo a mis rivales”. Esto me da mucha moral, porque sin saber exactamente cuanto tiempo, creo que voy sacando tiempo a los Pereira´s Brother.

    Es una etapa muy cortita y llegamos a la EH de Navaconcejo enseguida y sin problema alguno, llego primero pero finalmente con escasos minutos de ventaja sobre solamente uno de los hermanos, Jordi que abandono a su hermano para poder darme caza a mi. Le veo pasar sin parar cuando yo estoy comiendo e hidratándome.

  • ETAPA 5

    Marcada por el paso de infinidad de fincas, saltos de valla, puertas y caminos poco transitados entre Navaconcejo y Cañaveral y su realización completamente de noche.

    En la EH solo cargo agua, barritas, bebo un recovery, baterías para los focos y me doy un capricho con un rico sándwich de nutella. Salgo solo pero pronto me coge un corredor que viene muy rápido, me sueldo a su rueda y en pocos kilómetros damos caza a otro compañero de batalla que circulaba en solitario. Llegamos a un camino que poco a poco se va estrechando, acabando contra un muro (menos mal que voy acompañado porque si no a ver como paso el muro).

    Primero de infinidad de momentos como ese, saltos de vallas, abrir y cerrar puertas de fincas, salto de muritos. Bici al hombro, tramos de asfalto y bajadas de rocas complicadas. Donde en una de ellas con muy mala suerte que se me deshincha la rueda delantera, se destalona y me provoca una aparatosa caída que por suerte no es grave, caigo del mismo lado que en la caída inicial y lo peor de todo sobre rocas. Me hago bastante daño, perdiendo el aliento durante varios minutos, pero como ya digo por suerte nada grave. Mis compañeros improvisados me arreglan la rueda mientras me repongo y arrancamos dirección Cañaveral a través de un tramo muy complicado de bajada, muy técnica y peligrosa realizando tramos montados y tramos bici al hombro. En esta etapa me doy cuenta lo importante de haber elegido un calzado muy cómodo, ligero y con tan buen agarre en la suela para estos tramos tan técnicos en los que hay que ir con la bici al hombro hasta concluir con los últimos kilómetros por asfalto. Seguimos 2º a escasos minutos de Jordi, él arranca cuando yo llego.

¡Gracias por leer mi artículo! 

Alberto Fernández 

Apasionado de Ciclismo 

Decathlon San Sebastián de los Reyes

: