Cómo preparar los 10.000 del Soplao en BTT

Comentarios 0 300 -/-
FacebookTwitterEmail

Los 10.000 del Soplao

Es uno de los eventos del año para muchos ciclistas aficionados a las pruebas de ultradistancia y a los que llevar su cuerpo al límite nos supone un extra de motivación.

Para el que no lo conozca, se trata de una prueba de ciclismo de montaña con una longitud de 163 kilómetros y 4.680 metros de desnivel positivo que discurre en gran parte por el Parque Natural del Saja-Besaya, con salida y llegada en la localidad Cántabra de Cabezón de la Sal, un entorno inmejorable para la práctica del BTT.

Los 10.000 del Soplao BTT terreno

Por qué los 10.000 del Soplao BTT

A menos de un mes para su celebración, echo la vista atrás y fue en enero cuando comencé la preparación para los 10.000 del Soplao. La elección de volver a hacerla ya estaba tomada desde el mismo momento de acabar mi segunda participación en la edición de 2016.

Como todos los que acudimos a pruebas de este tipo, lo hacemos por auto superación, por ponernos en situaciones que difícilmente de otra manera puedes sentir, y esa es la principal motivación.

Cuando alguien me pregunta cómo preparo una prueba de este tipo, la respuesta es sencilla, disfrutando mucho de la bicicleta, conociendo la prueba gracias a la información de la que disponemos hoy en día, guardando un enorme respeto por el recorrido que nos llevará de nuevo a Cabezón y conociendo nuestro cuerpo en situaciones duras físicas y mentales.

Sin duda, la clave está en la constancia, de nada nos vale entrenar un mes antes todos los días si no hemos realizado un trabajo previo, podremos acabarla, pero seguro que el disfrute, dentro del sufrimiento, será menor.

Los 10.000 del Soplao en BTT

Acumulación, horas y más horas

En mi caso, en enero comenzaba con un período de acumulación de kilómetros y horas sobre la bici, sin preocupaciones de ritmos altos ni salidas con el corazón en la boca, un mes de vuelta a la actividad tras el parón de final de temporada.

Añadiendo el desnivel

En los siguientes meses si que he ido alternando salidas de fondo con mayor desnivel, carreras de rally para coger esa chispa que en algún momento de la carrera nos hará falta y también pruebas de maratón para acostumbrar al cuerpo a comer y beber sobre la bicicleta.

Esta última parte es de vital importancia, conocernos, saber qué nos sienta bien para hidratarnos y alimentarnos en carrera, sin duda uno de los puntos clave para superar el día de la prueba con mayor garantía de éxito.

La alimentación

En cuanto a la alimentación, al tratarse de una carrera tan larga, en mi caso dejo un poco de lado los geles y barritas para intentar disfrutar de la comida en la medida de lo posible y que no nos resulte cansado comer siempre lo mismo y también para facilitar el trabajo a nuestro sistema digestivo

Algo que me ha funcionado muy bien y que me enseñaron en una Madrid-Lisboa, es a llevarte pequeños sándwiches de pavo con queso, nocilla… el cuerpo agradece comer algo distinto a una barrita tras 6 horas de carrera.

El clima

Los 10.000 del Soplao no es una carrera cualquiera, sino que estamos ante el “infierno cántabro”, hay un factor muy importante y que nos condiciona mucho el día de la prueba, la meteorología. Se suben muchos puertos y la diferencia de altitud es muy grande, pasamos desde los 48 metros a nivel de mar a 1.277 metros.

Y también al transcurrir entre diferentes valles nos podemos encontrar con situaciones meteorológicas distintas. Recuerdo la edición del año pasado, buen tiempo hasta la penúltima cumbre donde en cuestión de minutos el cielo ennegreció por completo y una granizada de unos 15 minutos nos dejó tiritando en plena bajada.

Por este motivo es importante ir bien provisto de ropa, tener en cuenta que los días allí son muy cambiantes. Ropa que considero imprescindible para esta carrera: manguitos, chaleco y un cortavientos/chubasquero. Accesorios que no ocupan mucho y que a buen recaudo nos pueden sacar de un apuro.

Los 10.000 del Soplao en BTT

La mecánica

Por otro lado tenemos que tener en consideración la parte mecánica. Hay averías muy frecuentes que nos pueden dejar fuera de carrera y estropearnos meses de preparación por no ir preparados. De nuevo y al igual que con la ropa, productos imprescindibles: una cámara, desmontables, bomba de aire o CO2, tronchacadenas, un eslabón rápido y una multiherramienta. Con esto al menos reducimos las posibilidades de abandono por avería.

Respeta y disfruta:

Estas son las pautas más importantes a tener en cuenta para disfrutar de esta gran marcha, por un entorno de ensueño para la práctica deportiva y con unos paisajes que dejarán boquiabiertos a cualquiera que tenga la suerte de disfrutarlos.

Nunca debemos olvidar la gran dificultad que tiene la prueba, por ello debemos guardarle un profundo respeto y no infravalorar el recorrido ni la climatología cambiante, cuando le llaman el “Infierno Cántabro” no es en valde.

Ahora sólo queda cumplir lo anterior descrito y disfrutar, disfrutar de lo momentos previos a la carrera, del ambiente en todos sus pueblos, de sus gentes, su paisajes y de todos los compañeros que nos “escoltan” hasta la línea de meta, donde estoy convencido que vuestras primeras palabras serán: “increíble, el año que viene repito…”

Rubén Morales 

Apasionado del Ciclismo 

Decathlon Murcia

: