Prepara tu Riverside para el invierno

Comentarios 0 8 -/-
FacebookTwitterEmail

Cómo preparar tu bici para el inviero

Poco a poco nos vamos adentrando en la parte del año en la que la práctica del ciclismo se vuelve más dura, tanto para nosotros, como para nuestra fiel compañera de aventuras. El frío, acompañado del barro, y nieve en muchos puntos de la geografía, hace que tengamos que mimar y preparar la mecánica mucho más que en otros meses del año, donde las condiciones del terreno y climatológicas son más benévolas. Tanto si te gusta disfrutar del trekking todo el año, y el invierno no va a parar tu pasión, o si eres de los que deja hibernar tu Riverside hasta que el mercurio retome los valores cálidos de la primavera o verano, esta es tu entrada para preparar tu bicicleta para el invierno.

En invierno uno de nuestros grandes enemigos es el barro o la nieve, que se adhiere a todas las superficies de nuestra bicicleta, teniendo que tener especial cuidado con los elementos de la transmisión y los frenos. Muchos de vosotros nos preguntáis si la Riverside es apta para su uso en invierno, y la respuesta es un rotundo SI. Su amplio paso de rueda delantero y trasero nos permite circular por caminos o pistas con barro, y nos permitirá seguir nuestro camino, ya que tiene espacio suficiente como para poder evacuar todo el barro generado (bueno, habrá excepciones, donde el tipo barro tenga tal viscosidad que se pega de tal manera que parezca pegamento). Pero vamos a lo que nos interesa, los cuidados necesarios a tener en cuenta para preparar nuestra bicicleta de trekking para el invierno.

Preparar tu Riverside para el invierno

  • Revisión prerruta: Antes de comenzar nuestra ruta, tanto en invierno como en verano, es necesario realizar una pequeña inspección para constatar la seguridad de nuestra bicicleta. Comprobaremos ajuste de frenos, holguras en dirección, ruedas y pedalier así como que la tornillería tenga un correcto apriete.

  • Limpieza: Tras una ruta con barro es imperativo una correcta limpieza de nuestra bicicleta. No debemos de dejar ni rastro de barro en nuestra bicicleta. Limpiaremos a conciencia la transmisión, ya que dejar barro o suciedad en nuestra cadena, plato o piñón, puede ser la fuente de un desgaste prematuro de la estos elementos, ya que cuando volvemos a engrasar, el barro y la suciedad pasan a formar parte de nuestra lubricación, funcionando como lija que hará que aparezca una holgura prematura en el conjunto cadena-dentado de transmisión.

  • Lubricación: Una vez limpia y seca nuestra bici, debemos engrasarla. Con este gesto evitaremos que aparezca óxido en la cadena. El secado también es fundamental después de una buena limpieza. De esta manera conseguiremos un brillo excepcional, además de evitar la aparición del óxido en otras partes, aparte de la transmisión.

Preparar tu Riverside para el invierno

Si eres de los que te gusta montar en bici solo con buen tiempo, y en otoño e invierno, y tu Riverside queda relegada al trastero durante estos meses, te advierto que también son necesarios una serie de cuidados, si no quieres encontrarte tu bicicleta hecha unos zorros cuando vuelvas a practicar ciclismo.

Lo primero que debemos hacer para la hibernación es una limpieza, igual que cuando terminamos una ruta con barro. Desengrasamos cadena, secamos y volvemos a engrasar. En el punto de engrasado, si es para tenerla en guardada durante meses, podemos usar algún tipo de aceite multiusos tipo All In One. Con este tipo de aceites prevenimos de la corrosión de la transmisión para su guardado, pero no te olvides, no es el aceite adecuado para el funcionamiento de nuestra bici, así que cuando retomemos nuestra práctica, es necesaria una limpieza, usando desengrasante y lubricando con aceites específicos.

Otro punto a tener en cuenta es la presión de las ruedas, debemos guardar nuestra bicicleta de trekking con los neumáticos hinchados, y periódicamente deberíamos comprobar su presión para evitar que se desinflen excesivamente, así conseguimos evitar deformaciones en los neumáticos. Por último, si es posible, debemos guardar nuestra montura en un lugar seco, aunque en los trasteros a veces es complicado.

Espero que con estos consejos tu bicicleta reluzca como el sol aún en días nublados, y ayudaros a mantener de una manera sencilla y económica. Hasta aquí con la entrada de hoy, si necesitáis cualquier producto no olvidéis en consultar nuestro catálogo de Ciclismo.

¡Nos vemos pedaleando!

Antonio Calero 

Apasionado del ciclismo  

Decathlon Córdoba

: