Menú

¡Fuera ruedines! Consejos para que aprendan sin miedo

0 147
-/5

Si quieres que tu hijo aprenda a montar en bici tendrás que deshacerte de los ruedines cuanto antes. Ahora que ya sabe pedalear y frenar, necesitará aprender a mantener el equilibrio y a girar. Estos son los principales secretos de las dos ruedas para los que empiezan.

¿Cómo hago para darle confianza a mi hijo en una bicicleta?

Si hubiera un solo principio para recordar, sería este: debemos respetar el ritmo del niño. Intenta evitar ponerle en una situación fuera de su control, ya que esta inseguridad puede provocarle temor y hacer que no quiera intentarlo más.

Para los más pequeños (aproximadamente 2 años de edad) usar una bicicleta de equilibrio puede ser una buena solución. Puede comenzar a usarla simplemente caminando. Después será él quien decida si quiere ir más rápido, correr e incluso impulsarse con las piernas y levantar los dos pies al mismo tiempo. Este aprendizaje es muy similar al de caminar: no se decide de la noche a la mañana cuando el niño está preparado.

Favorece su progreso.

A no ser que tenga un talento innato para el ciclismo, lo más normal es que dude y caiga varias veces durante su aprendizaje, así que no te olvides de ponerle un casco y protecciones como rodilleras y coderas. Muévete por caminos o senderos algo más complicados y cuando se caiga hazle ver que no importa: recuérdale que aguantó unos segundos más, que avanzó unos pocos metros o que condujo un poco más recto, eso es lo principal.


Entiende sus miedos.

Si tiene miedo a hacerse daño, no le lleves la contraria. Dile que lo entiendes y simplemente recuérdale que la última vez que se cayó, no le pasó nada. Al no negar los temores del niño, crearás un clima de confianza. Después de todo, ponte en su lugar: si tienes miedo a las alturas y alguien te dijera “pero si no pasa nada...” ¿te convencería?


Elimina la presión, crea juegos.

Incluso si crees que a su edad debería valerse un poco mejor o ir más rápido ¡no dramatices! Al final, todos aprenden a montar en bicicleta. Inventa juegos para enseñarle a seguir una trayectoria, usa postes para crear recorridos... ¡deja volar tu imaginación!


Por último, no olvides la regla de oro: ¡respeta el ritmo de tu hijo! Si no quiere montar en absoluto, es poco probable que llegue a algo.

Ahora que ya estás preparado solo tienes que disfrutar del proceso. Hazte con un buen equipo y a rodar. 


Contenido elaborado junto a apasionados del ciclismo urbano de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.