Menú

Beneficios del ciclismo en niños

0 84
5/5

El ciclismo es un deporte que puede mejorar el equilibrio, la resistencia, la coordinación motora y, además, ayuda a fortalecer las capacidades físicas, cognitivas y sociales de los más pequeños.

El ciclismo comienza con las primeras pedaladas de triciclos o bicicletas sin pedales. Son productos que permiten a los más pequeños coger equilibrio, habilidad, coordinación y autonomía y, a la vez, son una forma ideal de divertirse y socializar mientras están en la etapa del "descubrimiento".

Dado que se trata de una actividad individual, se ensalzan valores como la voluntad, la participación, el esfuerzo, la constancia y el saber ganar o perder. Pero además de inculcar estos principios, este deporte ofrece múltiples beneficios, tanto a nivel físico como cognitivo y social.

Como actividad física, el ciclismo ayuda a crear hábitos saludables y fortalecer el cuerpo. Entre otros, refuerza el sistema inmunitario, el circulatorio, mejora las articulaciones, aumenta la capacidad respiratoria y combate la obesidad, un problema importante en nuestra sociedad actual.

Además, favorece el desarrollo intelectual y los valores sociales como el compañerismo, el respeto y la tolerancia. Pero los beneficios más destacables del ciclismo son aquellos que afectan al ánimo y mentalidad de los pequeños. Este deporte aumenta la autoestima y reduce su ansiedad y estrés. Asimismo promueve el encuentro social, con lo que se encontrarán fácilmente con compañeros de juegos y de práctica deportiva con los que compartir intereses y pasiones.

Otro gran beneficio del ciclismo es que se trata de un medio de transporte que genera un impacto positivo. Los niños aprenderán a desplazarse a la vez que adquieren una cierta conciencia ecológica y cuidan su entorno. Además, a través de este deporte, un juego para ellos, empezarán a conocer las normas de tráfico y circulación, promoverán el respeto y la tolerancia y tendrán más predisposición a la concentración.

Al principio, llevarán bicicletas con ruedines que les ayuden a estabilizarse y a perder el miedo a ir sobre dos ruedas. Pero una vez dominen lo básico y se manejen con soltura, llegará el momento de dejar los ruedines y dar rienda suelta al equilibrio y la habilidad. La ayuda y el apoyo de los padres y/o tutores será crucial para muchos niños en este punto. No debemos olvidar las protecciones que deben llevar nuestros pequeños en todo momento.

Debemos tener en cuenta que cada niño necesita su tiempo para aprender. Todo se consigue con paciencia y empeño y no podemos olvidar que lo importante es divertirse.

"La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrio hay que seguir pedaleando". Albert Einstein

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.