Cómo elegir la talla correcta de casco de tu hijo

Comentarios 0 283 -/-
FacebookTwitterEmail

Perímetro craneal

El perímetro craneal es la medida que tiene la cabeza del niño. Para conseguir esta medida tenemos que medir la parte superior de la cabeza del niño, haciendo pasar la cinta métrica por la parte superior del cráneo (por encima de las orejas) estando la cinta paralela al suelo.

Esta medida será el perímetro craneal, por lo que ahora es muy fácil elegir la talla correcta. A la medida resultante debemos saber que para que sea la talla correcta habría que restarle al menos 1 centímetro, para que a la hora de ajustarlo ejerza algo de presión y quede firme, ya que si el casco es igual a la medida craneal o superior se moverá y no será efectivo para su uso.

casco de bici para niños

Su ajuste correcto

Un ajuste correcto es tan importante como elegir correctamente la talla adecuada. Vamos a ver tres puntos principales sobre el ajuste del casco:

La rueda de ajuste trasera

Normalmente todos los cascos llevarán una rueda o un ¨cremallera¨ micrométrica, que será la encargada de ajustar el casco al perímetro craneal de nuestro peque. Para un ajuste correcto, una vez puesto el casco giraremos esta rueda para que se adapte y quede firme, pero sin generar una presión excesiva. Un ejemplo para saber si está correctamente ajustada la rueda trasera es; que el niño baje la cabeza y si el casco no se cae estará en su posición correcta, siempre recalcando que no haga demasiada presión sobre la cabeza.

Las correas de ajuste

Estas correas nos sirven para mantener el casco en su sitio pese al movimiento que generemos. Son dos correas que salen una de la parte delantera y otra de la parte posterior juntándose mediante unas correderas de ajuste. Para que el casco no se tuerza y este sea cien por cien efectivo, estas correderas, que son el punto donde se juntan las correas, han de quedar justo debajo de los lóbulos de las orejas. De forma que veremos las correas en forma de V desde el casco hasta la parte inferior de los lóbulos de sus orejas.

El cierre del casco

Prácticamente la totalidad de los cascos llevan un cierre por presión, este cierre nos permite ajustarlo en longitud, por lo que debemos saber cuál es la medida correcta. Una vez colocado el casco sobre la cabeza, ajustada la rueda trasera y colocadas las correas laterales, cerraremos el cierre de presión y le daremos tensión hasta que con la boca abierta en su totalidad no genere presión sobre la mandíbula inferior, pero quede firme para evitar movimientos indeseados.

casco de bici para niños

Algunos consejos

Recordad siempre que no debéis adquirir artículos de seguridad de segunda mano, ya que no sabemos qué vida útil se les ha dado. Debemos cambiar de casco cada vez que este sufra un impacto considerablemente fuerte. Tampoco debemos alargar la vida de los cascos más de 2 a 4 años, puesto que se degradan por el uso y por las condiciones climáticas (sol y rayos UVA).

También recordaros que los cascos han de venir con los sellos correspondientes de la homologación europea (CE).

El uso de casco no sólo es aconsejado, sino que es obligatorio para menores de 16 años en cualquier tipo de vía. Tenemos que enseñar a los niños que este es un accesorio más de su bicicleta, para que sean ellos mismos los que se lo pongan una vez ajustado con la supervisión de un adulto.

¡Gracias por leer mi artículo! Si quieres saber más sobre cómo elegir la talla de casco para tu hijo déjame un comentario o consulta nuestro catálogo cascos de bici para niños. 

David Benito 

Apasionado del ciclismo  

Decathlon de Valladolid

: