Menú

Sillitas portabebés: Disfruta con tu hijo

0 604
-/5

Existen varios tipos de sillas en el mercado, su correcta elección depende tanto del tipo de nuestra bicicleta así como en la posición que queramos llevar a nuestro pequeño, por ello vamos a dividirlas según los tipos de sillitas existentes.

Sillitas portabebés de portaequipajes

Soporta hasta un peso máximo de 22 kg, y se ancla al portaequipajes de nuestra bicicleta. Los hay de varios tipos, universales o específicos, como por ejemplo nuestro portabebés B’Clip, que funciona en conjunto con nuestro trasportín B’Clip, y que nos ofrece la posibilidad de colocarlo y quitarlo con un simple gesto.

Si tu bicicleta equipa portaequipajes suele ser ser la opción escogida, ya que su anclaje es muy sólido a la bicicleta, formando “un bloque” con la misma y dando una sensación de robustez a prueba de bombas.

Sillitas portabebés de cuadro

En este caso el anclaje a la bicicleta se realiza mediante una pieza que se coloca en el tubo vertical de nuestro cuadro, es decir, en el tubo donde se inserta el sillín, y nunca se colocaría en la propia tija, ya que la tija no ha sido diseñada para soportar esa carga y podría provocar una rotura de la tija, con la consiguiente puesta en peligro de nuestro bebé y la nuestra integridad. Soportan hasta 22 kg, y cuando adquirimos uno, no necesitamos de ningún otro accesorio para su instalación. 

Ejemplo de este tipo de porbabebés es nuestro Portabebés 500 para cuadro. Este tipo de portabebé es ideal para aquellas bicicletas que no poseen de transportín, como por ejemplo, las bicicletas de montaña. Además, con un simple click, podemos desmontarla y usar nuestra bici para otros fines, como por ejemplo, una ruta con nuestros amigos.

Este tipo de portabebé tiene la particularidad de que oscila cuando bajamos un escalón o circulamos por firme irregular, dando sensación de que no es seguro, pero nada más lejos de la realidad, esa oscilación de la sillita llega a ser beneficiosa, ya que actúa como una especie de “suspensión” que libera a nuestro peque de posibles impactos y vibraciones.

Sillitas ortabebés de cuadro delantero

Este portabebé, como por ejemplo la Polysport Guppy, va anclado a la pipa de la dirección, nunca a la potencia o tubo de horquilla. Tiene la ventaja de que el niño tiene toda la visibilidad para disfrutar de las vista del lugar por donde vayamos rodando, además de que tenemos controlado a nuestro pequeño en todo momento. 

Por contra, limita nuestros movimientos en el uso de nuestra bicicleta y soporta menos peso (15 kg) que los portabebés tradicionales.

A tener en cuenta

Además de tener claro que portabebés queremos instalar, tenemos que tener en cuenta que se desaconseja su uso en bicicletas con suspensión trasera y en bicicletas plegables. En el primer caso se debe a la oscilación de la suspensión trasera y en segundo por el propio tamaño de la bicicleta, que deja a nuestro pequeño expuesto ante coches y demás obstáculos.

Como recomendación os recomiendo usar un caballete doble que soporte bien el peso de nuestra bici más el peso de nuestro peque, ya que nos facilitará la tarea de subir nuestro peque al portabebés. Recordad siempre asegurar bien a vuestro pequeño, mediante el arnés de 3 puntos y revisar el anclaje de nuestro portabebés a la bicicleta.

Sin más me despido hasta la próxima entrada. Si quieres saber más puedes dejar un comentario o visitar nuestro catálogo de Ciclismo.

¡Nos vemos pedaleando!

Antonio Calero 

Apasionado del ciclismo 

Decathlon Córdoba 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.