Menú

Ruta Bikepacking por las Montañas Vacías: Recorrido, Consejos y Material

3
4.2/5

Nos vamos de viaje en alforjas o bikepacking por el corazón de la España vaciada, un viaje en el que descubriremos paisajes impresionantes a la vez que recorremos uno de los lugares más despoblado y aislado del sur Europeo.

Bikepacking, una tendencia creciente entre los amantes del ciclismo

El bikepacking es el término que se ha popularizado para hablar del tradicional cicloturismo con alforjas o bolsas de equipaje.


Es un tipo de ciclismo para los más viajeros y aventureros, adaptable a bicicletas de MTB o de carretera y gravel. La base del bikepacking reside en viajar sobre una bicicleta llevando en tus alforjas únicamente el material necesario.


Los últimos años la afición por el bikepacking ha crecido notablemente, al igual que los viajes en caravana, campervan o furgoneta. Parece claro que cada vez somos más los viajeros que decidimos viajar con lo justo, y centrarnos en disfrutar al máximo la ruta.


Aunque existen bicicletas diseñadas específicamente para esta modalidad de ciclismo, prácticamente cualquier bicicleta puede ser adaptada para una ruta de bikepacking.

Las bicicletas deben ser equipadas con alforjas, bolsas o mochilas con la capacidad necesaria para los materiales de nuestros días de ruta. La lista de materiales habituales para una ruta backpacking suelen incluir un kit de herramientas básico, utensilios de cocina portátiles y comida, ropa de cambio y equipamiento para pasar la noche en la naturaleza.

Resúmen y características de la ruta bikepacking por las Montañas Vacías

La ruta transcurre en la conocida como la "Laponia española" una zona con una superficie del doble de tamaño que, por ejemplo, Bélgica situado entre las provincias de Teruel, Guadalajara, Cuenca e interior de Valencia.


La ruta más habitual por estas Montañas Vacías está dividida en 5 tracks o etapas que se pueden realizar al ritmo que se imponga cada uno.


Existen varios pueblos a lo largo de ella, pero hay que tener en cuenta que son lugares en los que hay muy pocos servicios de alojamiento y restauración, por lo que es recomendable planificar previamente cuáles van a ser las paradas que vamos a realizar. En el bikepacking, las planificación previa del viaje es un elemento fundamental.


Al ser una zona tan despoblada, conviene ser lo más autosuficiente posible, por lo que hay que tener en cuenta todo el material necesario para acampar, comida y agua suficiente y, repuestos y herramientas para poder salir de un apuro en caso de ser necesario.

Los tres principales escollos o dificultades de la ruta de Montañas Vacías, bajo mi punto de vista, son el desnivel acumulado, más de 13.000 metros en toda la ruta, la falta de agua durante algunos puntos de la ruta y el exceso de peso en la bicicleta por necesitar ser lo más autosuficiente posible.


Descripción y etapas del Recorrido por la “Laponia Española”

Etapa 1 : Teruel, Albarracín, Bronchales, Refugio de la Portera

ruta-montanas-vacias-5
ruta-montanas-vacias-4

La aventura comienza en la ciudad de Teruel, donde aparco el coche y podemos comprar algunos productos de última hora. Me dirijo a la céntrica plaza del Torico donde desayuno y empiezo la ruta, enseguida abandonamos la ciudad y estamos pedaleando por zonas de cultivo y pinares disfrutando del paisaje. 

Llegamos al pueblo de Albarracín, catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España, subimos por sus empinadas calles hasta alcanzar la parte alta, desde la que podemos divisar la parte amurallada y el pueblo desde la alturas.

Tras un breve alto para reponer fuerzas prosigo mi camino hacia el pueblo de Bronchales, donde aprovecho para comprar algo de fruta y recargar agua para el resto de la ruta y para poder cocinar durante la noche.

Sigo mi camino por una cómoda pista en suave ascenso hasta llegar al refugio de La Portera, situado en un bonito collado con unas impresionantes vistas sobre la sierra de Albarracín. Allí coincido con otros dos viajeros con los que comparto cena y conversación a la luz de la lumbre encendida.


SAVE_20210728_201155
ruta-montanas-vacias-12

Etapa 2: Refugio de La Portera, Griegos, Guadalaviar, Nacimiento del Tajo, Checa, Sierra Alto Tajo, Zaorejas, Refugio Valsalobre

A la mañana siguiente parto junto a mis compañeros hasta el pueblo de Griegos, donde aprovechamos para desayunar, allí sigo mi camino por dehesas, pasamos por el nacimiento del río Tajo y nos adentramos en la provincia de Guadalajara, aprovecho para hacer un alto en el camino en el pueblo de Checa, donde coincido con un chico belga que se dirige a Madrid en bicicleta desde Francia y con el que compartiré varios kilómetros hasta seguir su camino. Seguimos la ruta por el cañón del río Tajo, un bonito cañón esculpido en la roca por la erosión del río y en el que podremos parar a bañarnos en sus limpias y frías aguas.

Tras despedirme de mi compañero belga, decido hacer un esfuerzo y seguir unos kilómetros más, hasta el refugio de Valsalobre, el cual viene indicado como un buen lugar para pernoctar en la guía de Montañas Vacías. Aprovecho para recargar fuerzas y agua en el último pueblo, Zaorejas, y prosigo por cómodas pistas de tierra hasta mi alojamiento. Llego con las últimas luces del atardecer, justo para ponerme cómodo, encender la chimenea y calentar algo de agua para cenar unos riquísimos macarrones boloñesa liofilizados de Aptonia, ¡trás todo el día pedaleando me han sabido a gloria!

Esa noche la paso completamente solo en el refugio, es toda una experiencia dormir bajo las estrellas en mitad del bosque rodeado de oscuridad y silencio


ruta-montanas-vacias-10
ruta-montanas-vacias-2

Etapa 3: Refugio Valsalobre, Valsalobre, Beteta, Sta. María del Val, Beamud, Valdemoro de la Sierra

A la mañana siguiente desciendo hasta el pueblo de Valsalobre, donde aprovecho para desayunar y entablar una agradable conversación con los dueños del único bar del pueblo. Esa mañana me siento algo cansado, por lo que decido reservar una habitación para esa misma noche en la que poder descansar y ducharme tras dos intensos días. Cargo bien de agua porque hoy es una de las zonas por la que menos pueblos y menos puntos de agua nos vamos a encontrar a lo largo del recorrido. 

Hoy el recorrido se adentra en la sierra de Cuenca y discurre por bonitos bosques de pinos y zonas de pasto. A mitad de camino decido parar a descansar y comer algo, donde coincido con Javier, un chico de Zaragoza que viene a hacer Montañas Vacías por tercera vez. Emprendemos la marcha juntos mientras compartimos una agradable conversación recorriendo bonitas pistas por zonas de pasto y bonitos bosques, Javier me comenta que no tiene alojamiento para esa noche y que quizás busque una zona apartada para acampar, le explico que he podido reservar una habitación y le doy el número del alojamiento para que llame, ¡bingo! Les queda una habitación libre. Con la satisfacción de saber que hoy vamos a poder descansar como es debido, nos dirigimos a nuestro destino, Valdemoro de la Sierra. Allí nos espera Jesús, un señor jubilado que tiene unas pocas habitaciones para alquilar a ciclistas y cazadores, no hay más alojamientos en la zona.

Tras una reconfortante ducha y descansar, quedo con Javier para ir a tomar algo al bar del pueblo, después de tres días de esfuerzo nos merecemos una jarra de cerveza bien fría y una cena que nos sabe a gloria.

Pronto nos vamos a dormir, el cansancio ya se empieza a notar a estas alturas y hay que dosificar las energías.


ruta-montanas-vacias-11
ruta-montanas-vacias-6

Etapa 4: Valdemoro de la Sierra, Huerta del Marquesado, Zafrilla, Alobras, El Cuervo, Torrebaja

Al día siguiente, me despido de Javier tras abandonar nuestro alojamiento y prosigo mi camino de nuevo en solitario. Paro a desayunar en el siguiente pueblo antes de adentrarme en una zona de pistas de tierra, a través de las cuales descenderemos por una barranco hasta el lecho del río, donde podré darme un reconfortante baño en una poza de aguas cristalinas.

Con las fuerzas renovadas, sigo mi camino por solitarias carreteras y alguna que otra pista de tierra hasta la población de Alobras, donde paro a comer en un alojamiento de agroturismo, indicado en la guía de Montañas Vacías y en el que me tratan con especial atención y amabilidad. Continúo mi camino con energías renovadas y sabiendo que ya solo falta un cómodo tramo hasta mi destino para esa noche, el pueblo de Torrebaja. Antes de llegar, paso por el pueblo de El Cuervo, al cual se accede descendiendo por un escarpado barranco con unas impresionantes e intimidantes vistas, un error aquí con la bici y el desenlace sería fatal. Una vez alcanzado mi destino, me dirijo a la zona deportiva, donde puedo darme una ducha y un refrescante baño en la piscina municipal, comer y beber algo, antes de buscar una zona apartada en la que montar el campamento para esa noche. Encuentro un bonito campo con árboles donde asentarme. Monto el toldo, preparo el saco y esterilla y me echo a dormir bajo las estrellas de nuevo.


comida-deshidratada-trekking-semola-verduras-bio-vegetariana-125-g

Etapa 5: Torrebaja, cima Javalambre, La Puebla de Valverde, Teruel

Último día de la ruta por las Montañas Vacías, hoy toca ascender al pico Javalambre y bajar por las pistas de esquí. La subida es larga pero tendida, comienza por asfalto hasta adentrarse en pistas rodeadas de bosques y pequeños riachuelos. A mitad de subida me encuentro con un grupo de tres chicos de Huesca que también están realizando la ruta, trás una breve conversación, emprendemos el camino juntos hasta llegar a la cima del Javalambre (2020m) Fotos de rigor, comer algo e iniciamos la bajada por la otra vertiente. Tras una trepidante y divertida bajada, llegamos al pueblo de La Puebla de Valverde, donde paramos a comer en uno de sus bares y cargar agua.


Tras una agradable comida, nos despedimos ya que ellos continúan la ruta por la sierra de Gúdar, mientras que a mi tan solo me separan 24km por una cómoda vía verde hasta mi destino final, Teruel.


Últimas pedaladas, últimos paisajes, empiezo a hacer un resumen mental de lo que han sido estos 5 días, del esfuerzo realizado, de las personas que he conocido durante el viaje y me invade una sensación de felicidad plena que me dibuja una sonrisa en la cara, la cual no puedo borrar hasta llegar a Teruel. Llega el final del viaje.


ruta-montanas-vacias-7
ruta-montanas-vacias-9

Consejos para una ruta bikepacking por las Montañas Vacías

Una vez vivida esta experiencia queremos daros algunos consejos o recomendaciones que creemos pueden ser de utilidad si os vais a animar a visitar la Laponia Española con vuestra bicicleta.


Algunos de estos consejos pueden aplicarse a cualquier ruta de bikepacking, pero otros son específicos para las características de este recorrido.


La planificación previa es clave en esta ruta, por contar con pocas alternativas de alojamiento y restauración, por lo que debemos preveer donde y como vamos a dormir, comer, llevar agua, etc.

Una previsión de la meteorología y ropa adecuada es importante, es una zona en la que las temperaturas pueden variar mucho, siendo altas durante el día y bajar de los 5º de noche en verano.

Por lo despoblado de la región, hay que procurar ser lo más autosuficiente posible, debido a la escasez de recursos, hay que llevar recambios y ser capaz de arreglar nosotros mismos posibles averías en la bicicleta.

Llevar un ritmo cómodo y guardar energía es una recomendación especial para esta ruta, son muchos días, muchos kilómetros y mucho desnivel, por lo que cada gramo de fuerza que podamos guardar es importante. Disfruta de la ruta sin presiones añadidas.

Menos es más, cuando haces las maletas empiezas a guardar “por si acasos” que luego seguramente no vayas a necesitar, intenta llevar el menor peso posible, lo agradecerás. Aunque somos conscientes de que ser autosuficientes y llevar poco material pueden sonar contradictorios, es necesario identificar esos material básicos para nosotros que serán los que nos acompañarán dentro de nuestra alforja.

La planificación es clave, si, pero también deja lugar a la improvisación. En una ruta como esta es importante ser capaz de improvisar y cambiar de planes, adaptarte, dejarte guiar por los consejos de otros compañeros de viaje o personas locales, harán que tu viaje sea mucho más fácil y auténtico.


Material necesario para tu ruta bikepacking por Montañas Vacías

ruta-montanas-vacias-3
ruta-montanas-vacias-8

Aunque en el mundo del bikepacking o el ciclismo con alforjas, cada uno tiene sus gustos y preferencias para viajar, sí que hay unos cuantos materiales básicos que nos deben acompañar en esta ruta.


Podemos dividir los materiales en 5 categorías, que también nos ayudarán a planificar el equipaje que llevemos. Estas serían: bicicletas, alforjas o bolsas de viaje, material de acampada, comida y agua, y otros materiales diversos.


Bicicleta

Montañas Vacías es una ruta poco técnica y en la que recorremos zonas asfaltadas, pistas de tierra y zonas poco técnicas por lo que una bicicleta de gravel es ideal para este tipo de viaje. Otra opción es una mountain bike, incluso existe la opción de realizar la rutas por carretera ¡cualquier bicicleta es apta para realizar la ruta!




Alforjas o bolsas de viaje

las alforjas son una buena opción para estos viajes debido a su gran capacidad de carga, robustez y rigidez, en contrapartida es la opción más pesada, por lo que debemos prestar atención a lo que llevemos en su interior.

Otra opción son las bolsas de bikepacking, más ligeras y fáciles de montar, pero con menor capacidad de carga.


Material acampada

se puede dormir en hostales, campings y alojamientos durante el recorrido, pero eso nos obliga a parar en algunas zonas que no nos venga bien durante la ruta, por lo que un mínimo de material de acampada es más que aconsejable como un saco de dormir, esterilla, almohada, toldo tarp o tienda de campaña.

Comida y agua

Un buen mínimo de agua para este tipo de rutas es llevar 3L por persona, yo llevaba dos bidones de 0.75L en la bicicleta + una mochila tipo camelback con bolsa de 2L. En cuanto a la comida decidí llevar barritas y geles de Aptonia, frutos secos y para las cenas comida liofilizada de Aptonia donde puedes escoger menús tan variados como pasta boloñesa, arroz al curry o fideos con verduras.

Otros materiales útiles

debemos llevar algunos objetos que nos facilitarán la vida como un simple frontal, una batería externa para poder cargar nuestros aparatos electrónicos, GPS indispensable para este tipo de rutas y evitar perdernos, manta térmica, botiquín de primeros auxilios, protector solar, ropa de abrigo, hornillo, mechero, navaja multiusos.

Espero que os haya gustado esta aventura y os empuje a viajar en bicicleta. 

No quisiera terminar sin acordarme del creador y padre de esta maravillosa ruta, Ernesto Pastor, un chico de Teruel que un día soñó con encontrar una forma sostenible con el medio ambiente y el entorno para ayudar a una zona que se ha visto terriblemente afectada por la despoblación y ha logrado idear llevar a cabo esta maravillosa aventura en la que se respira toda esa ilusión y respeto durante cada pedalada.

Un abrazo muy fuerte Ernesto! 


Sergio Gil, Colaborador Decathlon Barakaldo

Comentarios

hola sergio. yo me voy a montañas vacias en poco mas de 15 dias y me han servido de mucha ayuda vuestros consejos. para mi quizas sean demasiadas largas las etapas que habeis  hecho pero tampoco tengo prisa. os agradeceria me comentarais como esta la cosa en cuanto al abastecimiento de agua, comida y estado de refugios, gracias 

Sergio LLORENS avatar

Hola Benjamín! Me alegro que te haya servido de ayuda. Te dejo mi mail sergio.gil@decathlon.com puedes mandarme todas tus dudas y así te puedo contestar más concretamente y en profundidad. Un saludo!

Hola Benjamín. Te dejo mi correo electrónico Sergio.gil@decathlon.com donde puedes mandarme todas tus dudas y te contesto encantado. Un saludo!


¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.