Menú

Circulación segura en bicicleta

0
5/5

Cada uno de nosotros, escondido en lo más profundo, tenemos un recuerdo de la infancia relacionado con las bicicletas. Solo tenemos que cerrar los ojos, para llegar a él. Aún así, lejos de quedar en el pasado,  las bicicletas y el ciclismo están despertando un nuevo entusiasmo en todo tipo de personas alrededor del mundo, hecho que está provocando un retorno de la bicicleta, de forma cada vez más protagonista, acompañándonos cómo medio de transporte cotidiano. 

Así pues, para gran parte de la sociedad la movilidad sostenible y en especial en modos activos, como la bicicleta, es cada vez más la mejor forma de movernos en nuestro día a día, y es que no solo garantiza las necesidades diarias de actividad físicas recomendadas, sino que, entre otros muchos beneficios, también contribuye a la disminución de los gases de efecto invernadero que perjudican a nuestras ciudades. En el conjunto de la movilidad en Europa, una parte importante de los viajes en las urbes cubren distancias inferiores a 3 km y este porcentaje aumenta en las grandes ciudades, donde la bicicleta puede ser un modo de transporte idóneo para hacer trayectos cortos entre 3 km y 5 km, aunque se considera óptima para distancias de hasta 10 km, y en especial si se dispone de pedaleo asistido como en las bicicletas eléctricas. ¿Qué mejor que conocer aquellos aspectos que nos pueden ayudar a movernos de forma más sostenible?

 

A continuación presentamos 5 aspectos a tener en cuenta para circular por la ciudad:

Comprobación básica de la bicicleta

Debemos de realizar un chequeo de algunos componentes fundamentales de la bicicleta, haciendo especial hincapié en los frenos y en la presión de las ruedas. Para acordarnos de todos esos puntos básicos, podemos trazar sobre la bicicleta un M imaginaria siguiendo la forma del cuadro, y de esta forma iremos revisando todos esos puntos:  Estado de las cubiertas y radios, holgura de eje y potencia, posición del sillín, etc.
Además, para circular lo más cómodos posibles y evitar lesiones debemos de llevar una buena posición ergonómica en la bicicleta y utilizar el tipo de bici más adecuado al uso que le vayamos a dar. El sillín por ejemplo, con un pedal en el punto más bajo de la rotación y el tacón apoyado en él, la pierna debe quedar totalmente extendida pero sin que la cadera baje de su línea natural.

Circulación-segura-bicicleta

Equípate con todo lo necesario

El uso del casco es obligatorio para todas las personas conductoras de bicicleta en las vías interurbanas y para menores de 16 años en cualquier circunstancia. Ha de estar homologado o certificado según la legislación vigente.

Como hay cascos de diferentes tamaños, se debe escoger aquel que se corresponda al tamaño de su perímetro cefálico (hay una etiqueta dentro del casco que indica esta medida). Los cascos suelen tener almohadillas adicionales o un anillo de ajuste para que se acomode bien en cualquier cabeza. 

Debe encajar cómoda y firmemente sobre la parte superior de la cabeza, cubriendo la parte superior de la frente (a uno o dos dedos por encima de las cejas). Asimismo, las correas laterales y de la barbilla deben estar debidamente ajustadas, mediante las hebillas, de tal manera que quede ceñido y cómodo. El casco no se debe mover de lado a lado ni de adelante hacia atrás.

Por otro lado, es buena idea llevar pequeñas herramientas como un kit de reparación de  pinchazos para realizar pequeños ajustes básicos a la bicicleta, o disponer de ellos en casa o el lugar de trabajo, así como los elementos necesarios para hidratarse durante el trayecto.

Hazte ver: Luces y dispositivos reflectantes

Es fundamental hacerse visibles para el resto de vehículos. Las bicicletas tienen que llevar encendidas la luz de posición delantera (blanca) y trasera (roja), si circulan entre el ocaso y la salida del sol o en tramos afectados por la señal “Túnel” o en otras situaciones de visión reducida (niebla, lluvia, etc.). Hay que comprobar que ambos funcionan correctamente y que los catadióptricos y las luces están limpios. En contra de lo que mucha gente piensa, estos dispositivos no sirven solo para ver, sino para ser vistos desde lejos por el resto de vehículos. Por último, es obligatorio el uso de timbre

Se recomienda que la bicicleta disponga de reflectantes en las ruedas y los pedales, ya que mejoran la detección de ciclistas, de tal manera que cuando cruzan una calle, los conductores que llegan, vean dos círculos luminosos en movimiento. El catadióptrico rojo trasero (no triangular) es obligatorio, mientras que los reflectantes amarillos en ruedas y pedales son opcionales. 

En las vías interurbanas, además del alumbrado hay que llevar colocada una prenda reflectante que permita ser vistos. No necesariamente ha de ser un chaleco reflectante, también puede ser un cinturón, cintas para recoger los pantalones, una mochila o una chaqueta con elementos reflectantes, etc.

Señaliza las maniobras

El ciclista siempre tiene que actuar bajo los principios de prevención y la concentración, y debe conocer y gestionar debidamente las distancias de seguridad, tanto frontales como laterales, siempre a la vista de otros vehículos, evitando situarnos en los ángulos muertos de éstos.

Para realizar los giros, puedes seguir estos 5 puntos:

  1. Mira: comprueba, mirando hacia atrás para ver si es seguro iniciar la maniobra.
  2. Señaliza: si es seguro iniciar la maniobra, señaliza con el brazo derecho (brazo extendido hacia fuera desde el hombro con la palma hacia abajo y los dedos juntos).
  3. Las dos manos en el manillar: a medida que te acercas al cruce, vuelve a poner la mano derecha en el manillar y aplica ambos frenos suavemente.
  4. Mirada de seguridad: haz una última mirada por encima del hombro derecho, sólo para asegurarte que todavía es seguro hacer la maniobra.
  5. Maniobra: cuando hayas comprobado que lo puedes hacer con seguridad, completa la maniobra.

 Siguiendo los consejos de la DGT, si queremos girar a la derecha, debemos poner el brazo izquierdo doblado hacia arriba y palma extendida, o brazo derecho extendido en horizontal con la palma extendida hacia abajo o si queremos girar hacia la izquierda, debemos poner el brazo izquierdo extendido en horizontal con la palma extendida hacia abajo, o poner el brazo derecho doblado hacia arriba y palma extendida.

Respeta las normas de circulación

BTWIN VESTE PLUIE 500 F JAUNE EPI WEB - 000 --- Expires on 25-08-2024

Hay que usar el carril bici siempre que se circule por una vía en la que exista. Aunque la bicicleta tenga prioridad en esta vía debemos extremar las precauciones, atendiendo a la señalización como por ejemplo los cruces para peatones, en los que tenemos que cederles la prioridad, y debemos bajarnos de la bici para cruzar andando un paso de peatones en caso de que no existiera un carril bici o paso para ciclistas junto a él. Los tipos de carriles destinados a la circulación de bicicletas según la legislación española son la vía ciclista, carril bici, carril bici protegido, acera bici, pista bici y senda ciclable, Todos ellos descritos en el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Si no disponemos de vías ciclables, debemos de elegir calles tranquilas, con poca circulación y por las que los vehículos vayan a velocidad reducida (zonas 30 con preferencia para bicicletas). Debemos de prestar especial atención en las rotondas, en las incorporaciones de vías y en las intersecciones. Es fundamental señalizar con antelación y de manera correcta las maniobras que vayamos a realizar.

Queda prohibido el uso de teléfono móvil cuando circulamos en bicicleta; si necesitas realizar una llamada con  tu teléfono móvil, estaciona tu bicicleta y úsalo sin peligro bajándote de ella. Además, el uso de auriculares también está prohibido cuando circulamos en bici. Nuestro consejo es que no los uses y disfrutes del entorno que te rodea.

Las bicicletas no pueden circular por las aceras, puesto que son espacios reservados para los peatones, excepto si estas están señalizadas como aceras-bicis y siempre se deberán respetar las señales y normas de circulación.

Si bien estas son solo algunos de los elementos a tener en cuenta cuando circulamos en bicicleta por la ciudad, te recomendamos que consultes la ordenanza de movilidad y la normativa específica de tu municipio, así como la guía de usuarios de la bicicleta de la DGT.

Circulación-segura-bicicleta-1-768x432
Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.