FRANCISCO PULIDO

 Villanueva de la Serena

FRANCISCO


Desde muy pequeño mis padres me iniciaron en muchos deportes para poder liberar toda la energía que tenía. Hice Judo desde los 6 hasta los 16 años (cinturón marrón), federado por la federación extremeña consiguiendo llegar a dos finales autonómicas en dos años en mi categoría y peso. Este deporte me enseñó la importancia de la disciplina, el respeto a tu compañero-oponente y lo importante de estudiar tus puntos fuertes y puntos débiles para ser un judoca estratégico. Tambien practiqué Futbol Sala, federado desde los 9 hasta los 16 años. Un deporte donde sobre todo me atraía por el tiempo que compartí con otros compañeros, el trabajo en equipo y la celebración de los logros que consigues gracias a tu trabajo y del equipo en su conjunto. Esporádicamente, los veranos durante 4 años, acudía a una academia de tenis, donde aprendía de manera particular y sin aspiraciones a la competición, ya que era y es un deporte que siempre me ha gustado seguir como aficionado y tambien valoro "echar una pachanga" de vez en cuando con algún amigo, y ese pique sano en partidos interminables de 2 y 3 horas. Y mi deporte pasión, el Atletismo (Salto de Longitud), deporte que ha formado parte de quien soy hoy como persona. Empecé en el colegio practicandolo, pero vieron que saltaba mucho más que otros compañeros y rápidamente me ayudaron a fichar por un club de la ciudad más cercana. Empecé con 12 años, a los 14 fuí a mi primer campeonato de españa, obteniendo una 6 posición, nada mal teniendo en cuenta las instalaciones en las que entrenaba en un pueblo de 4000 habitantes. A los 16 años conseguí subir a un podium nacional en la 3 posición, y aquí es donde me planteo dedicarme exclusivamente a Atletismo y dejar de lado el Judo y Futbol Sala. Con 18 años el Atletismo me regala la oportunidad de una beca deportiva en la Universidad de Salamanca costeandome todos los estudios universitarios. Despues de un par de años de lesiones debido al cambio de clima y el poder entrenar en pistas de atletismo, vuelvo a seguir en inercia positiva hasta llegar a lo más alto de un podium del campeonato de españa en 2010 quedando campeón de españa. El Atletismo me ha enseñado demasiadas cosas, tantas que es muy probable que muchas de ellas no sea consciente, pero desde luego, me ha enseñado la importancia del camino, no de la meta, de que todo lo que quieras conseguir tiene un sacrificio, y si ese camino no te gusta, es mejor que busques otro objetivo; me ha enseñado a animar a las personas que compiten contra ti, porque en realidad, compites contra ti mismo, intentando superarte y dar lo mejor de ti para llegar un cm más lejos; me ha enseñado que ni cuando ganas eres tan bueno, ni cuando no ganas eres malo, que hay que aceptar las cosas como vienen y que todo está en tu cabeza; me ha enseñado a dominar el EGO, tanto el que intenta ensalzarte por encima de los demás, como el que intenta hundirte restandote autoestima y confianza... en definitiva, el Atletismo, junto a mis padres, ha sido mi gran maestro de la vida, y quien me ha curtido competencialmente para todos los retos que me proponga.



...