Menú
0 55
5/5

Últimamente son muchas las disciplinas del fitness y del entrenamiento funcional que incluyen en sus planes de entrenamiento el trabajo en anillas. Su gran eficacia a la hora de desarrollar las capacidades condicionales, su gran variedad de ejercicios y la sencillez de su uso, hacen de este producto un elemento indispensable dentro de nuestras rutinas de entrenamiento.

Con las anillas no solo trabajas la fuerza de los músculos implicados en el ejercicio, sino que además trabajaras la fuerza de los antebrazos. Al parte de trabajar la fuerza, con las anillas puedo trabajar la coordinación, el equilibrio y la elasticidad.

Al poder trabajar ejercicios con inestabilidad potencia el desarrollo de los músculos estabilizadores. Con ellas tendremos un gran abanico de ejercicios con los que trabajar casi todos los grupos musculares del cuerpo. Sobre todo en la parte superior del cuerpo.

Para trabajar con ellas no necesito peso externo, puedo trabajar con nuestro propio peso. Aunque si quieres añadirle dificultad, puedo combinarlo con algún peso extra (cinturón lastrado, chaleco, etc).

Ejercicios para iniciarme en el trabajo en anillas

  1. Ring dips: Nos apoyamos en las anillas y levantamos los pies para perder el contacto con el suelo con los brazos completamente extendidos. Seguidamente bajo lentamente hasta acercar los hombros a las anillas para posteriormente, de forma explosiva, volver a la posición de inicio. Puedo ayudarme de un kipping con las piernas o hacerlo de forma estricta.
  2. Ring push ups: Nos ponemos en plancha, apoyados en las anillas con los brazos extendidos y con los pies en el suelo (cuanto más alejado de las anillas más complicación). Iniciamos el movimiento descendiendo hasta quedar con las anillas cerca del torso y posteriormente volver a ascender el cuerpo. Si quieres añadirle dificultad, levanta la altura de los pies con la ayuda de un cajón o unos discos.
  3. Ring row: Cogemos las anillas y alejamos los pies de ellas, apoyando los talones y quedando colgados de ellas con el pecho mirando al techo. Seguidamente con la ayuda de los brazos y la espalda acerco el pecho a las anillas y vuelvo a descender. Si quieres añadirle dificultado, levanta la altura de los pies con la ayuda de un cajón o unos discos.
Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.