Menú

Cómo definir los abdominales

0 14
-/5

Se acerca el buen tiempo y es el momento de quitarse esas capas de ropa de más, las tiendas se llenan de colores claros, salen a flote las prendas de baño y los medios de comunicación nos hipnotizan con cuerpos definidos, listos para lucir un vientre plano y si cabe... lucir la famosa 'tableta de chocolate'. 'Oh, no! Llego tarde! y ahora, ¿cómo lo hago?'

Empezaremos entendiendo que los abdominales es un músculo como cualquier otro, se fortalecen trabajándolo, pero por encima de estos puede que tengamos una capa de grasa adiposa y ésta no va a desaparecer haciendo todos los días abdominales.

Vamos por partes...

Bajo porcentaje de grasa

Para definir abdominales y conseguir un cuerpo definido, el porcentaje de grasa en nuestro cuerpo ha de ser bajo. Para reducir este porcentaje, el cual se denomina IMC (índice de masa corporal), habrá que llevar a cabo un buen plan alimenticio adaptado a las necesidades de cada persona, ejercicio cardiovascular y ejercicio anaeróbico.

Pero la base principal será la planificación de una buena alimentación, conociendo la cantidad de macronutrientes (proteína, carbohidrato y grasa) que nuestro metabolismo necesita según nuestro gasto calórico y creando un déficit para la óptima pérdida de grasa. Esto es consumir menos calorías de las que se gasta, de esta forma el cuerpo se verá obligado a recurrir a los depósitos de grasa para obtener energía.

El descanso y el estrés. 

El descanso es otra de las partes importantes que ayuda a un ambiente hormonal óptimo para la pérdida de grasa y recuperación de los músculos. Existe otra creencia falsa que es pensar que mientras dormimos no se queman calorías, lo que es totalmente incierto puesto que nuestro metabolismo está en funcionamiento las 24 horas del día.

Cuando el descanso se ve alterado por cualquier motivo o nos estrenamos, nuestro cuerpo se ve expuesto a la liberación de la hormona cortisol. En niveles altos de esta hormona se puede experimentar un aumento del apetito, presión arterial alta, depresión o ansiedad, problemas digestivos y en consecuencia un bloqueo del proceso de quema de grasa y el crecimiento de los músculos. Por ello es importante el descanso y la reducción del estrés, haciendo que el nivel de esta hormona se normalice.

Ejercicio

Por último hablamos, y no menos importante, del ejercicio. Ya hemos hablado en anteriores post que no podemos elegir una zona en concreto para quemar grasa. Cuando nos disponemos a la pérdida de grasa, nuestro cuerpo responde a una pérdida general, es fisiológicamente imposible elegir solo una zona.

El ejercicio cardiovascular será el más adecuado para acompañarlo a una buena alimentación y conseguir resultados inmediatos. Es conveniente hacer intervalos de cardio intenso con cardio más liviano. También trabajaremos el abdomen en nuestra rutina de entrenamiento anaeróbico, como un músculo más, variando los ejercicios, aplicando intensidad y dándole el reposo necesario sin sobreentrenarlo, para que pueda recuperarse. Lo ideal es entrenarlo de 2 a 3 veces por semana.

Seguro que ya habrás escuchado alguna vez que 'los abdominales se hacen en la cocina'... Esto es totalmente cierto, para definir abdominales compete más a la pérdida de grasa que al propio trabajo del mismo. No hay que olvidar que la alimentación no hay que llevarla bien solo para conseguir un objetivo, ¡sino día a día por nuestra salud! 


Contenido elaborado junto a apasionados del cross training y musculación de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.