Beneficios del aceite de oliva en deportes de fuerza

Comentarios 0 6 -/-
FacebookTwitterEmail

El aceite de oliva

El aceite de oliva virgen extra o también llamado oro líquido es uno de los mejores aliados de nuestros platos.

Dentro de la dieta mediterránea (una de las más sanas y nutritivas de todas las opciones gastronómicas) el aceite de oliva ocupa un lugar preferente. Este producto ofrece muchos beneficios para la salud, pero además representa un complemento perfecto para la práctica deportiva.

El aceite de oliva virgen extra, es aquel obtenido únicamente por métodos de prensado en frío y que por lo tanto es el único que conserva todas sus propiedades intactas. Los beneficios relacionados con este aceite provienen de tres elementos fundamentales que forman parte de su composición:

  • El ácido oleico: Ácido graso monoinsaturado, muy beneficioso, ya que función principal es la de formar parte de la membrana de todas las células del cuerpo. Su consumo es necesario, ya que el cuerpo no lo puede sintetizar. Protege contra la arteriosclerosis al diluir los ácidos grasos saturados. Tiene poder antioxidante y agente antienvejecimiento, básico en los deportistas.

  • Los polifenoles: Compuestos bioactivos que contribuyen a la oxidación celular, y por consiguiente previenen alteraciones funcionales y estructurales de algunas enfermedades.

  • La vitamina E: También previene el daño oxidativo y las enfermedades cardiovasculares. Además, mejora el sistema circulatorio y la capacidad visual y evita enfermedades como el Parkinson.

Aceite de oliva

Cuando realizamos deporte nuestro cuerpo consume más oxígeno de lo habitual, lo que lleva a la liberación de radicales libres que pueden dañar a las células en un proceso llamado estrés oxidativo. Es decir, ante el sobreesfuerzo muscular las células se oxidan, pero también ante otros factores como la inflamación, el tabaco, la radiación solar o la contaminación.

En resumen, podemos concluir que el aceite de oliva virgen extra nos ofrece una serie de beneficios que nos ayudarán a optimizar nuestro rendimiento deportivo:

El aceite de oliva aporta grasas beneficiosas para el organismo, en concreto grasas monoinsaturadas, las cuales protegen nuestro sistema cardiovascular. Esto es especialmente importante para los deportistas que realizan entrenamiento cardiovascular.

Los ácidos grasos que contiene el aceite de oliva intervienen en la síntesis de hormonas anabólicas, como por ejemplo la testosterona o la hormona del crecimiento. Lo cual las convierte en unas buenas aliadas para la generación de nueva masa muscular, siempre que el ejercicio físico provoque el estímulo necesario.

Los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva ejercen una potente acción antiinflamatoria, la cual nos ayudará a reducir el dolor muscular post ejercicio y facilitará una óptima recuperación.

Un deportista que se someta a un entrenamiento de alta intensidad va a generar una mayor cantidad de radicales libres, lo que hará que el organismo se someta a un estado de estrés oxidativo, que sostenido en el tiempo puede ser muy perjudicial para la salud. Gracias a su contenido en vitamina E y polifenoles el aceite de oliva ejerce una función antioxidante que ayuda a prevenir esta situación y a contrarrestar el daño ocasionada por la misma.

Aceite de oliva

Este zumo obtenido del prensado de aceitunas es una fuente de energía 100% natural, el principal suministro de grasa vegetal con la que mejoramos nuestro rendimiento físico.

No lo dudes y ¡pon aceite de oliva virgen extra en tu vida!

Te animo a dejarme un comentario si tienes alguna duda y también puedes consultar nuestro catálogo de Nutrición.


Eztizen Pérez 

Apasionada de la Salud & Aventura 

Decathlon Durango

Bibliografia

: