Menú

Deja las excusas y conviértete en el dueño de tu vida

1 57
-/5

Pueden contarte mil y un tipos diferentes de recetas para conseguir ser más atlético, más inteligente, mejor persona, más carismático o más positivo. La realidad es que nada de esto funciona si tú no quieres, depende de ti. 

Entonces… ¿puedo controlar lo que me pasa? Por supuesto que sí, puedes. Pero tendrás que trabajar, y aprender a diferenciar entre lo que es querer y desear. Básicamente querer algo te lleva a la acción, mientras que desear algo lleva tus ideas al limbo de lo que es poco probable de realizar. Así que toma papel y lápiz y echa un vistazo a lo que te propongo en este artículo.

Para alcanzar lo que uno quiere y moverse hacia un objetivo, hace falta sacrificarse y esforzarse más de lo que creíamos que había que hacer. No obstante este sacrificio tiene otra cara, ya que aunque sea un camino largo, cuando consigues el ritmo y alcanzas la meta el sabor es muy dulce.

Y entonces…¿qué es lo que nos lleva a hacer algo? Como habréis leído ya en millones de artículos, el motor que nos impulsa en todos los ámbitos de la vida y que nos lleva a realizar cualquier actividad, es la motivación

Desde la Psicología, la motivación ha sido un concepto muy estudiado ya que tiene gran importancia a la hora de explicar las causas del comportamiento. Estar motivado significa, tener una representación mental anticipada de la meta, lo que automáticamente debería arrastrar a la acción, y para alcanzar esta meta las personas deben tener una determinada activación, un objetivo claro y la capacidad y disposición de emplear su energía durante un periodo de tiempo determinado.

Sin embargo no siempre ocurre así, a veces existen rupturas entre la representación mental de lo que queremos y la acción que nos lleva a conseguirlo. Y es que para que una persona comience a realizar una actividad debe experimentar un cambio positivo, para poder lograr el rendimiento que se había propuesto en el alcance de esa meta específica. 


Por ello para que el cambio se dé, sea duradero y significativo se requieren 3 pasos:


1. Tener conciencia. Darse cuenta de lo que se pretende y comprender la situación en la que nos pretendemos adentrar.

2. Ejecutar acciones para controlar lo que se quiere cambiar.

3. Repetir, repetir, repetir, repetir y repetir.


En este sentido, la idea de alcanzar una meta ya no parece tan dificultosa, solo se trata de fragmentar en pequeños objetivos la totalidad de lo que quieres realizar. 

La teoría de establecimiento de metas establece que trabajar estando encaminados hacia una meta se constituye en la persona como fuente de motivación intrínseca. Esto quiere decir que la motivación al provenir de uno mismo y no de agentes externos (por ejemplo una paga o un premio que te dan por hacer una determinada tarea), tiene más probabilidad de mantener una determinada conducta. 

En resumen, se trata de que lo que estamos buscando tener cuando nos embarcamos a realizar una nueva tarea o intentamos mantenernos en aquello que estamos haciendo, sea placentero en si mismo para quien lo realiza.

Así que si te estás planteando comenzar un nuevo proyecto o buscas la manera de sentirte más motivado en aquello que realizas de forma cotidiana, te recomiendo que te plantees un programa de metas inteligentes y recuerdes cómo deben ser las características de estas metas efectivas:

· Específicas: de forma precisa deben indicar lo que se tiene que hacer.

· Medibles: deben ser cuantificables, es decir algo que sea claramente observable por ti mismo o por los otros.

· Orientadas a la acción: deben representar algo que tiene que hacerse.

· Realistas: deben ser posibles de lograr.

· Temporales: deben ser posibles de lograr en un tiempo determinado.

· Autodeterminadas: las metas deben ser establecidas por ti o a través de la información que des de ti mismo a un especialista.


En general, se trata de trabajar y desarrollar unos sólidos cimientos de habilidades que te conduzcan a ser el dueño de tu vida y ganar felicidad.


Y mi consejo más importante: si tienes dudas… ¡Empieza ya! ¿Para qué esperar?

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
#1 MONTSE MORENO
Que profesional eres!!! Me ha encantado tu post. Eres el puro reflejo de lo que comentas en el mismo. Esperamos disfrutar por mucho tiempo de todos tus conocimientos. Bravo por tu Misión es auténtica, original y da muchas ganas. Mucha suerte en todo compi!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.