Menú

Hidratación y entrenamiento

0 21
-/5

Con la llegada del verano y la subida de las temperaturas, debemos tener claro que una buena hidratación es fundamental tanto para nuestros entrenamientos como para nuestra salud. 

Por ello, llega la hora de eliminar mitos como “el sudor adelgaza” y conocer realmente todas las ventajas de mantenernos bien hidratados.

¿Hidratarme antes, durante o después de entrenar?

Normalmente, solemos dar más importancia a la hidratación post entrenamiento, ya que nuestro propio cuerpo nos pide beber agua, dejando de lado beber líquidos antes y durante nuestra actividad física. Esto puede llevarnos a la deshidratación y, como consecuencia, a la bajada de nuestro rendimiento. 

Por ello, es muy recomendable beber agua antes y durante el entrenamiento, siempre de forma moderada, ya que beber en exceso puede hacernos sentir pesados pudiendo llevar también a la bajada de rendimiento. 

Por lo tanto, es muy importante hidratarnos antes, durante y después de nuestros entrenamientos de forma óptima para poder alcanzar un rendimiento máximo.

¿Si ingiero más líquidos, sudaré más?

Cuando entrenamos, la temperatura corporal aumenta y esto se acentúa aún más con el calor. Para regular y disipar esta subida de temperatura, aparece el sudor, a través del cual perdemos líquido y algunos minerales como potasio y magnesio. 

Sudar más o menos no depende de beber más líquido, sino de nuestra termorregulación, que se ve influida por la edad, el género y el nivel físico.

Numerosos estudios aseguran que, de forma general, el hombre suda más que la mujer. Además, a medida que envejecemos, nuestras glándulas sudoríparas son menos sensibles, por lo que las personas mayores tienden a sudar menos. 

Por último, también sabemos que de forma general, la termorregulación en deportistas está mucho más desarrollada por lo que su capacidad de enfriamiento es mayor.

 "Sudar más o menos no depende de beber más líquido, sino de nuestra termorregulación"

Y la gran duda es: ¿el sudor adelgaza?

No, el sudor y la pérdida de grasa no están relacionadas, ni dependen la una de la otra. Como hemos visto, a través del sudor perdemos agua y sales minerales que recuperamos una vez nos volvamos a hidratar.

Con el uso de saunas, entrenamientos durante las horas calurosas del día, uso de plásticos o sudaderas para aumentar la temperatura corporal y demás métodos para aumentar la sudoración, solo conseguiremos deshidratarnos antes, lo que disminuirá nuestro rendimiento y, por lo tanto, nos alejaremos de nuestro objetivo, ya sea perder grasa corporal, ganar masa muscular o cualquier otro.

En resumen, en estos meses de calor más que nunca hidrátate de forma óptima, bebiendo agua o bebidas isotónicas y entrena en lugares frescos o en las horas de menos calor.


 Bebidas isotónicas Aptonia de naranja y limón.

Recuerda si tu objetivo es perder grasa, no intentes sudar más, hidrátate y busca conseguir un rendimiento máximo siguiendo nuestros consejos.


Contenido elaborado junto a apasionados del cross training y musculación de Decathlon.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.