Menú

Las claves para volver a entrenar sin desistir en el intento

0 14
-/5

Es la hora de empezar a entrenar y es normal que se te planteen algunas preguntas muy típicas cuando te inicias en el fitness o cuando vuelves después de un tiempo de descanso, como son: ¿Qué tipo de entrenamiento hago para perder peso? ¿debo realizar ejercicios sólo de cardio? ¿Cómo entreno para ganar musculatura? ¿Y si simplemente quiero tonificar, que hago?

En resumen ¿Qué hago en mis primeras semanas de entrenamiento?

Realizar entrenamientos muy duros en las primeras semanas va a producir un agotamiento físico a nuestro cuerpo y una consecuente desmotivación, debido al gran esfuerzo que nos está suponiendo. Por ello, al principio es muy importante que nos tomemos un tiempo de adaptación, que entrenemos de forma progresiva, continua y que regulemos el entrenamiento en función de nuestro estado físico. Los entrenamientos nos deberán resultar placenteros y nada tediosos, para estar cada vez más motivados para seguir nuestra rutina fitness.

Otro punto muy importante es tener un objetivo y unas metas claras antes de empezar, como por ejemplo: quiero perder peso, quiero aumentar mi musculatura, quiero mejorar mi capacidad.

Te recomiendo que planifiques tu entrenamiento y dividas este objetivo o meta en pequeños objetivos alcanzables y medibles que te acerquen al objetivo final, verás que conforme vayas alcanzando estos objetivos, tu estado físico y tu motivación aumentarán. No te marques una meta inalcanzable, ya que te desmotivarás. Sé consecuente con el objetivo marcado y busca un hueco en tu día a día para llevarlo a cabo.

Por último, es muy importante para alcanzar nuestro objetivo conocer las dos variables o componentes del entrenamiento, que son:

  • Intensidad: el grado de esfuerzo, equivale a la dureza del entrenamiento. En el entrenamiento cardiovascular lo podemos medir con las pulsaciones, y en el entrenamiento con pesas mediante el peso movilizado.
  • Volumen: la cantidad total de ejercicio efectuado. Equivale a la duración del entrenamiento. En el entrenamiento cardiovascular sería el tiempo de entrenamiento, y en el entrenamiento con pesas sería el número de series y repeticiones.

Aumentaremos o disminuiremos estas dos variables en función de nuestro objetivo a alcanzar.

Recuerda, comienza a entrenar de forma progresiva y adaptada a tu capacidad física, márcate un objetivo que te motive, planifica tu entrenamiento, sigue una dieta saludable, hidrátate de forma óptima y haz que tu cuerpo descanse. ¡Conseguirás lo que te propongas!

¡Y las próximas semanas no te pierdas las claves de cómo entrenar si quieres perder peso, tonificar o bien ganar músculo!

¡Márcate un objetivo y ve a por él!

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.