Menú

Tus puntas de Danza Clásica: cómo elegirlas y atarlas correctamente

0 87
5/5

Cómo elegir tus puntas de Danza Clásica

Para elegir tus puntas o medias puntas de danza hay que tener en cuenta varios aspectos, empezando por la tecnicidad del deportista:

Medias puntas para principiantes

Primera zapatilla para trabajar el pie (principiante). Estas son sus principales características:

  • Blanda
  • Ligera
  • Flexible

En cuanto a materiales, suelen ser de lona o piel.

Entera: es la que opone menos resistencia, ideal para aquellas personas que se quieren iniciar en el mundo de la danza clásica. Es una zapatilla que permite desarrollar fuerza en los pies.

Doble suela: el metatarsiano y el talón están separados teniendo de ésta manera el arco del pie suelto (incluso hay zapatillas, que en ésta zona tienen rejilla para favorecer la ventilación) / opone más resistencia porque acentúa el empeine.

Puntas para bailarines avanzados

Ideal para bailarines avanzados y que ya han realizado un trabajo previo durante algunos años. Permite que el cuerpo de la persona recaiga sobre los dedos de sus pies.

Importante a tener en cuenta para su utilización:

  • Huesos completamente formados
  • Suficiente fuerza (sobretodo en el tobillo) y técnica adquiridar del tobillo.

¿Cómo se atan?

Atada con las gomas, de manera cruzada (en forma de X) y por encima del empeine.

Paso 1. Si hay cordones en la zapatilla, estos pasen por encima del pie. Ajusta los cordones si es necesario. 

Paso 2. Coge la cinta de la parte interior del tobillo. Crúzala por encima de la parte delantera y continúa envolviéndola alrededor de la parte posterior hasta que termine nuevamente en la parte interior del tobillo. Repite la acción dependiendo de qué tan larga sea la cinta. 

Sobretodo asegúrate de que la cinta esté justo por encima del hueso del tobillo. Colocarla en otro lugar podría causar lesiones. 

 

Paso 3. Coge la cinta que se encuentra en la parte externa del tobillo. Tienes que hacer lo mismo que con la primera cinta; crúzala por encima de la parte delantera, continúa envolviéndola alrededor y termina en el parte interior del tobillo.

Paso 4. Cuando hayas terminado de envolver, ata las cintas con un nudo. Y si es más cómodo, se puede meter dentro de las que ya están ajustadas y que se encuentran en la parte interior del tobillo.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.