Menú

¿SABEMOS ELEGIR NUESTRO SUJETADOR DEPORTIVO?

0 565
-/5

En la actualidad, aunque los porcentajes demuestran que ha habido un aumento en el porcentaje de mujeres que han introducido el sujetador deportivo en sus prácticas, aún existe un gran porcentaje que prescinde de su uso, utilizando un sujetador de uso convencional, o llevando cabo una elección incorrecta de acuerdo a sus necesidades y características de entrenamiento.  

Es conveniente que sepamos, que la falta de uso del sujetador específico en la práctica de deporte puede ocasionar múltiples lesiones, debido a que la sujeción natural del pecho se basa en la propia piel y en los ligamentos de Cooper. Por ello, si no usamos un sujetador deportivo, estos tienen un trabajo extra para lo que no están preparados, principalmente cuando se somete a grandes impactos o movimientos bruscos.

Por otro lado, el hecho de no sentirnos cómodas realizando nuestro entrenamiento o práctica a causa del movimiento del pecho, hace que de forma inconsciente, modifiquemos el ejercicio o la postura intentando evitar esa incomodidad. Con ello conseguimos forzar la postura, lo que puede ocasionarnos daños musculares, en las articulaciones, e incluso desequilibrios posturales. Con una correcta elección podemos evitar estas lesiones.    

2018-09-10_CARDIO_12_WOMEN100 - 029 --- Expires on 09-10-2022

¿Qué entendemos por el sujetador adecuado? 

Un sujetador adecuado es aquel que nos proporciona una sujeción correcta en relación al tipo de entrenamiento que llevemos a cabo, pero también aquel que se adapte al tamaño de nuestro pecho y con el que podamos sentirnos cómodas.

Si ya te has iniciado en este deporte, y aún más, si forma parte de tu rutina semanal, te habrás percatado de la importancia de contar con un sujetador deportivo  adecuado para una actividad de alto impacto, como es Danza Fitness.

Es necesario que sepas, que en relación al tipo de actividad que vayamos a llevar a cabo, existen tres niveles de sujeción:

  • Sujeción ligera: Orientado para entrenamientos de bajo impacto, donde se prima la composición del sujetador, con materiales que aporten suavidad y confort. Incluye en la parte trasera una zona de tejido tipo “mesh”, para permitir la evacuación del sudor. La sensación ha de ser como de no llevar nada pero a la vez tener el pecho sujeto.
  • Sujeción media: Orientado para entrenamientos de impacto moderado. Se amplía el nivel de sujeción respecto el anterior, un mayor aporte de evacuación del sudor y de transpirabilidad. Además incluye en la zona inferior al pecho un elástico que aporta un plus de sujeción y de comodidad permitiendo que se nos ajuste al torso.
  • Sujeción alta: Orientado para entrenamientos con un impacto fuerte, donde se prima la sujeción. A su vez, nos aporta una gran evacuación del sudor, permite el ajuste del contorno con el cierre, permitiendo ejercer un mayor control sobre la posición y soporte.


En el caso de danza fitness, lo que te recomiendo es que emplees un sujetador de sujeción alta, debido al impacto de los movimientos que incluye nuestra práctica deportiva, así como a sus giros y constantes cambios de orientación, te va a permitir llevar a cabo cualquier movimiento sin preocupación, con total libertad y lo más importante, sin riesgos de posibles lesiones.

Una vez seleccionada la categoría de sujeción que necesitamos en función del impacto de nuestro entrenamiento, es necesario tener en cuenta que el pecho de la mujer va a evolucionar durante toda la vida, por ello no es inusual que cambiemos de talla respecto al mismo modelo de sujetador durante el tiempo.

A su vez, es importante que tengamos en cuenta, que el sujetador deportivo debe renovarse cada cierto tiempo, ya que la elasticidad y capacidad de sujeción con el uso se ve alterada.

Por ello, es imprescindible que cuando vayamos a comprar nuestro sujetador deportivo dediquemos el tiempo suficiente para comprobar nuestra talla, evitar elegir tallas excesivamente pequeñas para añadir sujeción puesto que nos va a incomodar en nuestra práctica (a la vez que generar multitud de inconvenientes más) y evitar tallas excesivamente grandes, con el fin de que quede “holgado” y estemos más cómodas, puesto que para ganar comfort existen sujetadores orientados a conseguir dicho fin sin ocasionar perjuicios a nuestra salud.

Te recomiendo, si aún tienes dudas, que lleves a cabo varios movimientos con él y compruebes cómo te sientes y como se “comporta” en tu cuerpo.

Finalmente debemos tener en cuenta, que lo más importante es encontrar el sujetador que encaje con nuestras necesidades y con la función que queremos que cumpla.

Espero que esta publicación te haya dado una orientación sobre las premisas que tienes que tener en cuenta en tu próxima compra de tu sujetador deportivo, y lo más importante, no dudes en hacernos llegar cualquiera de tus dudas. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.