Menú

Nacimiento de las puntas de ballet

0 35
5/5

Todos sabemos la existencia de las famosas puntas de ballet, incluso en alguna ocasión todos hemos querido tener unas, pero ¿Conocemos su historia, de donde surgieron y como nacieron? Pues vamos a comenzar a adentrarnos en la historia de las zapatillas de puntas. 

Nos remontamos al siglo XIX aproximadamente, con el auge de los ballets románticos en Europa. 

Antecedentes:

  • Como no existían las zapatillas de punta, las bailarinas rellenaban las zapatillas de ballet con algodón.
  • El ballet de Céfiro y Flora (1796) de Charles-Louis Didelot, donde los bailarines utilizaban puntas pero siendo sostenidos por alambres y creando la falsa ilusión etérea que nos proporcionan las puntas.
  • Geneviéve Gosselin y Amelia Brugnoli, (1813 y 1820) trabajaron la técnica de puntas por Jean François Coulon, pero en las zapatillas flexibles que habían sustituido los zapatos de tacón. 

Dentro de las óperas ya había coreografía, y en 1831 se estrena “Roberto el diablo” con el ballet de las monjas. Le ofrecen a Filipo Taglioni coreografiarla y el decide hacerla especialmente para su alumna e hija Marie Taglioni. Adolphe Nourit (libretista) les ofrece la idea del ballet de "La Sylphide", y se estrena en la Opera de París el 12 de Mayo de 1832, siendo el primer ballet romántico estrenado. Filippo decide introducir en la coreografía realizada expresamente para su hija, el uso de las zapatillas de punta, siendo ella la que adquiere el dominio de puntas que nos hace pensar que está volando, con sensación de ligereza, dando el toque fantasmagórico de la época. También cabe destacar que como la coreografía fue elaborada por su padre, este hizo destacar los puntos fuertes de su hija en la danza. 

Con el estreno de “La Sylphide”, se inició la era del baile en puntas, y definieron a Marie Taglioni como  “la más grande bailarina del momento”. Su estilo etéreo se convirtió en el símbolo del romanticismo, bailaba de forma escurridiza, creando un delicado estilo, caracterizado por saltos flotantes y posturas balanceadas como el "arabesque", que tipificó la cualidad romántica de principios del siglo XIX.

Por lo tanto, durante 1823 y 1900, tuvieron sus inicios muchos fabricantes de calzado de danza que hoy día soy muy conocidos, como Jannssen, Eberman, Freed y Capezio, iniciando el mundo de la confección de esta zapatillas.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.