Menú

¿Cómo elegir las aletas de Buceo?

0 169
5/5

¿Sabes cómo elegir tus aletas de buceo?

Soy Bernardo Palazón, vendedor de la sección de buceo de la tienda de Alfafar. Estoy en el mundo del buceo desde los 15 años y poco a poco he ido evolucionando en él. 

A continuación te voy a dar una serie de claves que te van a ayudar en la elección de las mejores aletas de buceo adaptadas a tus necesidades.

Elige en función del lugar de práctica

¿Vas a bucear en una bahía protegida o en medio del mar atlántico? 

Si vas a bucear en un lugar con corrientes, mareas o en mar de fondo, deberás elegir unas aletas de pala rígida. Aunque te ofrecerán un poco más de resistencia al avanzar, podrás hacer frente a las corrientes y corregir tu trayectoria de manera más eficiente.

Si por el contrario vas a realizar tus inmersiones en aguas en calma y tranquilas, las aletas de pala rígida pueden ser un poco pesadas a la hora de avanzar, y con unas aletas de pala blanda podrás aletear muchísimo más cómodo ya que en este caso no necesitas ofrecer resistencia a la fuerza del agua.

Cala
corriente-mar-noticiasya

A lo anterior hay que tener en cuenta también la anatomía de cada uno, una persona con unas piernas grandes o con una gran cantidad de masa muscular le vendrá mejor una pala rígida ya que las va a aprovechar mejor y al revés con una masa muscular pequeña.

Aletas calzantes vs. aletas regulables

Aletas calzantes

Las aletas calzantes eliminan la necesidad de utilizar escarpines de suela dura, por lo que suelen utilizarse en aguas de altas temperaturas o con escarpines de tipo calcetín.

 Existen dos tipos:

  • Aleta Calzante de pala corta: adecuado para principiantes, para apneistas de poca profundidad o para hacer snorkel.
  • Aleta Calzante de pala larga: suelen ser de fibra de vidrio, carbono o de tecnopolímeros, y la zapatilla suele estar realizada en goma. Es el tipo de aleta que utiliza el apneista experimentado o el pescador subacuático que baja a grandes profundidades. Se trata de aletas de mayor tamaño y más pesadas, por lo que requieren de un mayor dominio técnico y de mayor fortaleza física (el volumen de agua desalojada es mayor que con las otras aletas).
Aleta calzante pala corta
Aleta calzante de pala larga

Aletas regulables

Se trata de las aletas que tienen el extremo posterior abierto, para permitir la entrada de un pie calzado con escarpín o con unas botas. La aleta se regula al pie mediante una tira elástica realizada en tecnopolímero o por unos muelles metálicos. Si nos decantamos por esta modalidad, conviene que nos las probemos con los escarpines colocados o con las botas dependiendo que vayamos a usar. No debemos sentir ninguna molestia, ningún tipo de presión. El pie debe estar sujeto en toda su longitud y esta sujeción deberá mantenerse todo el tiempo, pero sin oprimir en ningún momento.

  • Principiantes: La aleta regulable de pala corta  estándar son las más usadas por quienes se inician en el buceo, de hecho son las más conocidas. Son ligeras y fáciles de colocar, teniendo el inconveniente del poco desplazamiento que proporcionan.
  • Buceador con experiencia: Recomendamos aletas  más anchas y con las palas mas duras. Se necesitará mayor esfuerzo para avanzar, pero se avanzará mucho más. Con este tipo de aletas puedes aletear en modo rana.
Aleta regulable corta y blanda
Aletas regulables cortas y duras
  • Salvamento: nos decantamos por aletas de pala ancha y larga, pero con muchos canales, que nos permitirán un mayor desplazamiento con menos esfuerzo. Hay que tener en cuenta que estas aletas exigen de un mayor esfuerzo físico dado el volumen de agua que se desaloja con cada palada.
  • Snorkel: se recomiendan aletas calzantes sin canales, blandas y de corta longitud.
  • Apnea:  Conviene que sean aletas rígidas y de larga longitud para subir de forma rápida en los descensos y ascensos.
  • Pesca submarina: convienen aletas bastante rígidas y de larga longitud para poder descender, ascender y moverte por el fondo  de forma rápida para ahorrar aire.

Cuidados de tus aletas

 

  • Lávalas siempre después de cada uso con agua dulce.

  • El agua caliente funciona mejor para disolver la sal que puede quedar en tu equipo.

  • Déjalas secar completamente a la sombra antes de guardarlas.

  • Guárdalas en un lugar protegidas del sol.

  • El lugar donde las guardes tiene que ser plano, sino, podrían adquirir una doblez permanente.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.