Menú

SEGURIDAD EN LA APNEA: Compensar los oídos

0 883
-/5

Esta vez te voy a hablar sobre la compensación de los oídos. Como ya te dije en el post Básicos de seguridad en apnea o freediving cuando nos sumergimos sentimos dolor en los oídos y hay que compensar para evitarlo. Pero, ¿qué es compensar? 

Cuando hablamos de compensar los oídos, nos referimos a igualar la fuerza que ejerce el agua sobre nuestros tímpanos, para evitar que se aplasten y suframos daños mayores.

¿Sabías que cada 10m de profundidad la presión aumenta 1 atmósfera? Es decir, cuando nos sumergimos a 10m soportamos el doble de presión que en superficie.

Para lograr que el tímpano vuelva a su posición y no sufrir daños debemos enviar aire al oído medio: ¿Cómo? ¿Cuántas veces?

El cómo es más fácil de responder pero decirte cuántas veces lo vas a tener que hacer es imposible. Dependerá de la sensibilidad de tus tímpanos y de la profundidad a la que bajes. La única regla es que lo hagas siempre que sientas la presión, no fuerces nunca.

TÉCNICAS DE COMPENSACIÓN:

  • Maniobra de Valsalva: si estás empezando, lo más fácil es empezar con esta técnica. Lo que debes hacer es pinzarte la nariz con los dedos, mantener la boca cerrada y soplar por la nariz. Así, el aire no sale ni por la boca ni por la nariz, llegando hasta el tímpano y compensando la presión.
  • Marcante-odaglia o Frenzel: a simple vista parece igual que la anterior, pues también hay que pinzar la nariz. En esta ocasión, tienes que poder hacerlo con la boca abierta (fuera del agua). Esta técnica consiste en reducir el espacio a llenar de aire ayudándonos de la lengua. Así, al retroceder la lengua de una manera parecida a la deglución, esta sube y comprime el aire contenido en la orofaringe, aumentando la presión y compensando el tímpano. Más fácil, si consigues compensar pinzando la nariz y con la boca abierta estas utilizando esta técnica.

Estas son las técnicas más utilizadas, aunque si llevas  tiempo haciendo freediving puede que hayas desarrollado alguna otra manera de compensar. Lo importante es encontrar la técnica más cómoda para ti. Y sobre todo, compensa todas las veces que necesites.

"Hoy no consigo compensar; solo me compensa un oído; al principio del día compensaba sin problemas, pero ahora me cuesta..." Seguramente has oído a alguien decir estas cosas o incluso  las has dicho tú. No te preocupes, en otro post te hablaré sobre esto y cómo evitarlo si es posible. 

Recuerda que es imprescindible compensar y si hay un día en el que no lo consigues no lo fuerces, sumérgete en otra ocasión. Siempre te quedará el snorkel.

¡Gracias por leer mi post! Si quieres saber más sobre el freediving sigue visitando la Comunidad Decathlon.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.