¿Por qué se empaña la máscara de buceo y cómo puedo evitarlo?

Comentarios 0 1141 -/-
FacebookTwitterEmail

¿Cómo evitar el empañaniento?

A todos nos ha pasado alguna vez… Llegamos a nuestro punto de buceo y comenzamos el ritual que nos ha comentado aquel compañero, el instructor, el vendedor… Trucos por aquí y por allá, y para aumentar la eficacia ¡incluso los hacemos todos a la vez! Saliva, spray, mechero, pasta de dientes y cruzamos los dedos para esperar que todo salga bien y nos libremos del molesto empañamiento. Hoy vamos a recapitular algunos de ellos, el momento adecuado para realizarlos y el sentido que tienen, ya que no se trata de magia ¡sino de ciencia!

En primer lugar es útil saber por qué se empañan los cristales de nuestras máscaras, que nada tiene que ver con la calidad de las mismas ya que usan el mismo tipo de vidrio. Se trata de un proceso físico relacionado con la composición del aire, que contiene vapor de agua.

Cuanta mayor temperatura mayor vapor de agua puede albergar el aire, y al revés. Es el motivo por el cual  el aire en contacto con una superficie de menor temperatura reduce su capacidad de contener vapor de agua en su proximidad y éste se condensa de forma gaseosa a su forma líquida formando pequeñas gotas que formarán el empañamiento.

Esto ocurre por ejemplo en el vidrio de la carcasa de nuestra cámara cuando buceamos en agua fría, de la misma manera que se condensan gotas en el exterior de una bebida recién sacada de la nevera.

Sin embargo lo que ocurre usando nuestra máscara es ligeramente diferente ya que nuestra piel transpira continuamente vapor de agua y es imposible evitarlo, por ello se añade constantemente más vapor de agua al volumen de aire interno de nuestra máscara, que unido al contacto con la superficie de menor temperatura no hace más que condensar más y más ese vapor. De manera similar a los cristales de una habitación pequeña o en el coche.

En las máscaras de buceo además existe una particularidad que, cuando la máscara está nueva, facilita el empañamiento. Resulta del proceso de fabricación, durante el cual queda una película de grasa depositada en los vidrios debido a la evaporación de silicona durante la fabricación y montaje del faldón. Desafortunadamente esta capa facilita que se adhieran las gotas condensadas de vapor de agua que forman el empañamiento.

Ahora os preguntaréis, pero entonces... ¿cómo evitamos el empañamiento? ¡Realmente no se evita! pese a que sigue ocurriendo el truco o la ciencia es hacer que las gotas de vapor de agua queden disueltas en una lámina transparente que nos permita ver con normalidad. Veámoslo en dos sencillos pasos.


1 Primer paso