Menú

Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo

0 66
-/5

Uno de los materiales más importantes e indispensables del equipamiento de todo buceador (ya sea en su modalidad a pulmón o con botella) y en donde prestar más atención a la hora de adquirirla, es la máscara de buceo, ya que es con esta con la que de verdad disfrutaremos de todas las maravillas del mundo subacuático. 

La falta de protección térmica, aletas incómodas, exceso de flotabilidad, etc., pueden llegar a ser una molestia, pero no tanto como el tener que vaciar la máscara cada dos por tres, constante empañamiento, daño e incluso que te impida compensar. Por todo esto, te ayudaremos a elegir la tuya...

 ¿Cómo saber qué máscara es la más cómoda y, que además, no permitirá la entrada agua?

Dejando de lado los diferentes modelos que encontramos, mono o bicristal, siliconas negras o transparentes, con o sin marco, mayor o menor campo de visión, etc., los cuales trataremos más adelante. 

Lo primero de todo a la hora de adquirir una, será comprobar que la lente de la máscara sea de cristal templado, ya que será más difícil que se empañen y no se rayarán con tanta facilidad. Además la visión será más nítida que una máscara con lente de plástico. Podremos comprobar el tipo de lente en el sonido al golpearla con la uña: en cristal el sonido es más agudo.

En cuanto a la temperatura de esta, la de cristal estará más fría que otra y, fijándonos en el peso de la máscara en general, la de cristal es más pesada.

A continuación, nos fijaremos en que el faldón (la parte que se fija al rostro) sea de silicona, nunca de plástico, ya que se deterioraría mucho antes y se inundaría con frecuencia. A continuación, nos la probaremos para comprobar si esa máscara es la que mejor se adapta a nuestra morfología facial, para evitar esa posible inundación de la máscara en las posteriores inmersiones. 

Para ello realizaremos los siguientes pasos:

Sujetamos con las manos la máscara en la cara, sin colocar la correa de silicona, comprobaremos:

  • Que la silicona no se dobla y se asienta firmemente tanto en la frente como en los pómulos, fijándonos que la parte inferior de esta no quede demasiado cerca de los labios.
  • Inhalaremos por la nariz y sin dejar de inspirar quitaremos las manos, si esta se queda fija en la cara y no se despega, estaría realizando correctamente su función de ventosa.

Ahora bien, si todo esto es correcto, ya es el momento de ver si estamos realmente cómodos con nuestra elección. Para ello, nos pondremos la correa de silicona por detrás de la cabeza, y observaremos si:

  • El faldón de silicona no entra en contacto con la línea el cabello por la frente.
  • La correa no toca ni molesta en las orejas.
  • A continuación, volveremos a inspirar por la nariz y apretaremos la máscara contra el rostro, simulando la presión a la que nos someteremos, y prestaremos atención que la montura o faldón de la máscara no nos moleste en el puente de la nariz ni en el entrecejo.
  • Si la máscara no molesta y hace bien el efecto ventosa, ahora habría que compensar, como si estuviéramos descendiendo. Si es a través de la maniobra de Valsalva, como la mayoría de la gente, deberíamos pinzarnos ambos orificios de la nariz sin ningún problema.
  • Por último, miraremos hacia ambos lados, arriba y abajo. Si ves bien, tienes un buen campo de visión, te sientes cómodo y todo lo mencionado anteriormente ha salido correctamente, ¡adelante, ya sabes que esa es tu máscara!

¿Cómo evitar el posible empañamiento?

Este tema es bastante sencillo y de fácil solución. Las máscaras de buceo, por lo general, suelen venir de fábrica con una fina película protectora de grasa de silicona casi invisible al ojo humano, para prevenir que las lentes se rayen o deterioren en el transporte desde sus respectivas fábricas hasta los comercios. 

Con lo cual, esta protección será lo primero que debemos eliminar antes de usarla. Si no lo eliminamos, es posible que el empañamiento de la máscara sea constante e inevitable. Para ello, podremos usar varios métodos caseros:

  • Usar algún disolvente o quita grasas (CUIDADO, no usar disolvente demasiado abrasivo).
  • Calentar las lentes con la llama de un mechero (CUIDADO, método más efectivo y rápido, pero hay que tener bastante experiencia).
  • Pasta de dientes en la zona exterior e interior de la lente (MUY EFICAZ, no hace falta nada de experiencia), dejándola unas dos o tres secándose, con posterior enjuagado.

Si la máscara se ha utilizado previamente a este procedimiento, no habría problema al hacerlo posteriormente.

Ahora que hemos eliminado esta protección, lo segundo que debemos hacer es verter en la lente algún producto o sustancia que prevenga de la formación de esas pequeñas gotitas tan molestas que no nos permiten ver (el vaho). Para esto, podremos usar desde productos comerciales fabricados expresamente para esto hasta champú de bebé (por sus propiedades). 

Con una simple gotita de ambos por dentro y por fuera, y frotando y enjuagando posteriormente, obtendremos lo que deseamos. Pero el método más económico a la vez que poco higiénico, es la saliva. Escupiendo en la lente y siguiendo el mismo proceso que con los otros productos, obtendremos los mismos resultados de antivaho debido las propiedades de esta y a su temperatura, con lo que evitaremos esa diferencia térmica entre nuestra cara y el medio acuático.

Estos procesos se realizan SIEMPRE que nos vayamos a adentrar en el agua, estando la máscara completamente SECA y, evitando en la medida de lo posible, la exhalación de aire por la nariz durante toda la jornada.

¿Qué modelos de máscaras existen?

Para ir concluyendo y tener claro la elección de nuestra máscara ideal, vamos a ver las ventajas y desventajas de los modelos más habituales que nos podremos encontrar:

1. Máscara de un único cristal (monocristal)

  • Ventajas: Mayor campo de visión. No llevan montura en la zona del tabique nasal.
  • Desventajas: Poca variedad de modelos, no graduables las lentes, menor nitidez, mayor dificultad a la hora de compensar y del vaciado, debido a un mayor volumen entre el cristal y la cara.

Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo | Blog Submarinismo DecathlonMáscara de un único cristal

2. Máscara de doble cristal (bicristal)

  • Ventajas: Gran variedad de modelos, posibilidad de graduar las lentes (en casi todos los modelos), mayor nitidez, mayor facilidad a la hora de compensar y del vaciado, debido a un menor volumen entre el cristal y la cara.
  • Desventajas: Menor campo de visión (apenas inapreciable). Montura en la zona del tabique nasal.

Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo | Blog Submarinismo DecathlonMáscara de doble cristal 

3. Máscara con mayor campo de visión

  • Ventajas: Lente en forma de lágrima o con campo de visión horizontal.
  • Desventajas: Pueden dificultar el compensar, debido al aumento del volumen por el tamaño del cristal.

Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo | Blog Submarinismo DecathlonMáscara con mayor campo de visión 1Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo | Blog Submarinismo DecathlonMáscara con mayor campo de visión 2

3. Máscara con silicona transparente

  • Ventajas: Visión más clara.
  • Desventajas: Se percibe el desgaste en las siliconas con el tiempo, cogiendo un tono amarillento. No aptas para pesca submarina, debido a la falta de mimetización por el reflejo de la luz en las siliconas.

Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo | Blog Submarinismo DecathlonMáscara con silicona transparente

4. Máscara con silicona negra

  • Ventajas: No se percibe desgaste con el tiempo. Son aptas para pesca submarina.
  • Desventajas: Visión más oscura (apenas inapreciable).

Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo | Blog Submarinismo DecathlonMáscara con silicona negra

5. Máscara sin marco (frameless)

  •  Ventajas: Ausencia de marco (lente incorporada directamente a la silicona) peso reducido, mayor flexibilidad facilitando el transporte en cualquier bolsillo. Poco volumen de aire dentro de la máscara.
  • Desventajas: Escasa variedad de modelos, menor resistencia a los impactos y dificultad a la hora de montar una videocámara en ellas.

Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo | Blog Submarinismo DecathlonMáscara sin marco

6. Máscara Easybreath (solo para snorkel)

  • Ventajas: Campo de visión de 180o, respiración integral por nariz y/o boca, limitación de vaho (por diseño exclusivo de ventilación), tuba de respiración incorporada con sistema Dry Top para limitar la entrada de agua, válvula de purga en la parte inferior para evacuar el agua al levantar la cabeza, correa de tela elástica ajustable.
  • Desventajas: No tiene la posibilidad de sumergirte con ella, debido al gran volumen de aire dentro de la máscara y a la imposibilidad de compensar.

Una ventana a lo desconocido: la máscara de buceo | Blog Submarinismo DecathlonMáscara Easybreath


Contenido elaborado junto a apasionados de los deportes subacuáticos de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.