Técnicas de pesca submarina

Comentarios 0 160 -/-
FacebookTwitterEmail

La pesca submarina es un deporte cada vez más común entre deportistas que buscan experiencias variadas, emocionantes y con altas dosis de adrenalina. Desde el punto de vista deportivo, implica el nado de hasta cientos de metros en condiciones impredecibles, variadas inmersiones en apnea, intercaladas con multitud de estrategias especializadas y personalizadas de pesca. En definitiva, un deporte de altas capacidades físicas y psicológicas.

Al contrario de otros deportes que siempre disponen de un terreno de juego con unas características inalterables, es una actividad con unas condiciones muy variables y, hasta incluso, a veces, imprevisibles. La estación del año, la fecha, la hora, las corrientes, la visibilidad, la temperatura, el buen o mal tiempo, la zona de pesca, cualquiera de estos factores y muchos más, inciden directa o indirectamente, con más o menos intensidad, en lo que es el entorno físico, el medio en el que el pescador submarino deberá desenvolverse.

TÉCNICAS DE PESCA

Para cada situación, podríamos establecer un tipo de pesca concreto, pero dada la complejidad de factores que pueden provocar y, de hecho, provocan tantas y tan variadas situaciones ambientales, el buen pescador deberá poseer una buena dosis de capacidad de adaptación a estas diferentes situaciones en las que vaya a encontrarse. Aun así, distinguimos las siguientes técnicas de pesca submarina, las cuales serán modificadas, combinadas y adaptadas por cada pescador submarino:

Pesca a la caída

Esta técnica quizás sea la más usada por todo principiante ya que no entraña ninguna complicación. Se trata de localizar un pez desde la superficie y una vez divisado una posible captura, dejarse caer descendiendo lo más sigilosamente posible (sin aletear, soltar burbujas…) hasta tener al alcance el pez.

 Longitud arpón: arpones de gran longitud, de 110 a 120 cm.

 Especies más habituales: todo tipo de especies.

Pesca a la espera

Es la técnica de los maestros, una técnica muy efectiva ante grandes y variadas presas. La clave es pasar lo más desapercibido posible y permanecer quieto en el fondo, a la espera de que algún pez curioso se acerque a una distancia en donde resulte fácil hacer blanco, una técnica de alta capacidad física que perfeccionaremos con la experiencia. Existen diversas variantes a la espera:

1. Al depredador: El pescador se posará en el fondo marino de forma semi-visible, activando la curiosidad de los depredadores mediante golpeos en la roca con la culata del fusil, soltando burbujas, removiendo el fondo, etc. No obstante el pescador debe guardarse de hacer movimientos bruscos y debe evitar que el depredador lo considere peligroso.

2. Al paso: Consiste en reconocer una zona de paso de las presas. El pescador se colocará de la forma más mimética posible para evitar que el pescado le vea. Es de vital importancia la aproximación a ese lugar desde un sitio en el que el pescado no nos vea.

Técnicas de pesca submarina | Blog Submarinismo Decathlon Pesca a la espera.

3. En superficie: Las anteriores técnicas están limitadas por el tiempo de apnea del pescador. En superficie esta limitación no existe. No obstante, es muy difícil colocarse en un sitio en el que el pescado no reconozca al pescador y huya.

4. En araña: Tipo de pesca extrema realizada en alta mar. En esta pesca el pescador con ayuda de un lastre atado a un cabo se sumerge hasta la longitud del cabo de unos 5 y 40 metros, para permanecer inmóvil boca abajo y atraer a grandes depredadores que se lanzarán contra ese "cebo", momento en que intervendremos.

Longitud arpón: arpones de longitud considerable, de 90 a 110 cm.

 Especies más habituales:

  • Al depredador y al paso: dentones, samas, doradas, pargos, lubinas, serviolas, anjovas, espetones y algunos grandes pelágicos…
  • En superficie: llampugas, mújoles, lisas, palometas, serviolas, caballas, voladores…
  • En araña: medregales, bonitos, atunes, albacoras, picudos, petos…

Pesca al acecho o a la India Se diferencia de la técnica anterior porque en vez de apostarnos en el fondo y esperar, en esta nos iremos acercando al pescado sigilosamente, mimetizándonos con el fondo y los diferentes relieves hasta que la distancia sea buena para actuar.

Longitud arpón: arpones de longitud media, de 80 a 90 cm.

Especies más habituales: dentones, samas, pargos, lubinas, anjovas, espetones, sargos, salpas, corvinas…

Técnicas de pesca submarina | Blog Submarinismo Decathlon Pesca al acecho o a la India.

Pesca al agujero

Como su propio nombre dice, consiste en la búsqueda del pez en guaridas formadas en grietas y cuevas. Esta técnica dependerá bastante de la experiencia en saber seleccionar y buscar las oquedades más idóneas en las que podamos encontrar una presa. Obstaculizando incluso varias posibles vías de escape en una misma guarida, para garantizar el éxito.

Se suelen usar medios de iluminación para ganar visibilidad dentro de las diferentes cavidades.

 Longitud arpón: arpones de longitud corta, de 50 a 75 cm.

Especies más habituales: sargos, brótolas, meros, chernas, congrios, falsos abadejos…

Técnicas de pesca submarina | Blog Submarinismo Decathlon Pesca al agujero.

Pesca a la espuma o a poca profundidad

Es aquella que se realiza a poca profundidad, pegados a la costa, utilizando la cobertura que ofrece la espuma para ocultarnos de las presas. La captura se realiza de abajo hacia arriba, primero se desciende, estando separados de la costa y, desde esta posición, buscamos el rompiente de las olas, lugares en donde los peces están buscando alimento.

Se suele practicar también en épocas de invierno, ya que por cambios climáticos y aguas más frías en las profundidades, el pescado asciende a aguas más cálidas.

 Longitud arpón: arpones de corta y media longitud, de 50 a 90 cm.

 Especies más habituales: lubinas, doradas, sargos, salpas, obladas, herreras…

Pesca profunda

Se denomina pesca profunda a aquella que se practica a gran profundidad, usualmente por debajo de los 25 - 30 metros. A esas profundidades entran en escena consideraciones importantes de técnica y seguridad que condicionan en gran medida el tipo de pesca. Además, según alcanzamos cotas más profundas, el pescado es más confiado, debido al limitado número de personas que son capaces de acceder a esas profundidades. Entre sus desventajas está el limitado número de inmersiones, debido a los tiempos de espera para evitar problemas de descompresión.

 Longitud arpón: depende de la técnica empleada.

Especies más habituales: depende de la técnica llevada a cabo.

Pesca en pareja

La pesca en pareja consiste, más bien, en una técnica de seguridad que en un estilo de pesca. Los riesgos que entraña este deporte pueden ser minimizados si una persona vigila nuestro descenso. Pero, aparte del factor de seguridad, podríamos planear tácticas de acecho, inmersiones o esperas entre otras con nuestro compañero para facilitar nuestras capturas.

 Longitud arpón: depende de la técnica empleada por ambos.

Especies más habituales: depende de la técnica llevada a cabo.

Técnicas de pesca submarina | Blog Submarinismo Decathlon Pesca en pareja.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA

Como se puede apreciar, la pesca submarina es uno de los artes de pesca más selectivos en cuanto a las capturas. La mayoría de las piezas obtenidas deben alcanzar la madurez reproductiva y el número de individuos cazados está limitado a las capacidades físicas del atleta.

El pescador submarino deberá siempre ir acompañado y considerándose como parte del entorno marino. Por lo tanto, debe perturbarlo lo menos posible. JAMÁS se deben capturar especies que no sean comestibles o estén en peligro de extinción (como delfines, tortugas, peces luna, algunos pelágicos…) y la pesca submarina no debe practicarse con la ayuda de un tanque de aire o un compresor, ya que se desvirtúa el sentido deportivo de la misma.

“No intentes nunca ir a pescar a más profundidad de aquélla en la que te encuentras realmente a gusto”


Contenido elaborado junto a apasionados de los deportes subacuáticos de Decathlon.

: