Menú

Cómo transportar a nuestro caballo

0 29
-/5

El traslado de nuestro animal por carretera ha de ser por alguien experto en conducción de vehículos pesados o con remolque, y lo más importante, debe de estar bien acondicionado y en perfectas condiciones de uso. 

Por eso, a través de este post os voy a explicar los detalles más importantes para que el traslado sea óptimo y nuestro caballo llegue a su destino en perfectas condiciones sin que sufra ninguna lesión: Transporte en Remolque o Camión: Antes de meter al caballo al remolque o camión debemos hacer una revisión exhaustiva del vehículo. Para ello debemos de tener en cuenta: El remolque ha de estar correctamente colocado y enganchado al vehículo que lo va a transportar. 

Tenemos que realizar una comprobación general de seguridad, es decir, que las luces, presión de las ruedas y deposito del combustible esté todo correctamente. ¡No hay que olvidarse de los documentos legales del caballo (la Lic o el pasaporte)! Una vez comprobado todo esto, ya estamos preparados para intentar meter a nuestro caballo al camión o remolque. 

Por lo general los caballos son un poco “claustrofóbicos” y es muy raro que entren por si mismos en un lugar pequeño y oscuro, por eso, debemos de abrir completamente las puertas y ventanas para que esté lo más iluminado posible. Ahora lo más importante es acondicionar al caballo para el viaje. 

Estos son los pasos que realizamos mi profesor y yo siempre que nos vamos de viaje: 

1. Saca al caballo del box para darle una buena cepillada y limpieza de cascos.

2. Procedemos a protegerles las extremidades, para evitar heridas o golpes que puedan sufrir en el camión o remolque y así prevenir alguna lesión. El material que se utiliza puede ser o vendas de descanso o protectores de viaje. Ahora os estaréis haciendo la pregunta de qué es mejor… Las dos opciones son óptimas, los protectores de transporte, son ideales para personas que no saben vendar y siempre protegen algo más que las vendas, dado que son más altos. 

2-transporta-a-tu-caballo-blog-equitacion-decathlon-11082015

Ideales para personas que no saben vendar de descanso.

3. Una vez que hayamos protegido la extremidades, procedemos a colocar el protector de cola, para evitar heridas en el maslo y que nuestro caballo pierda el pelaje. Si no disponeis de un protector de cola, se puede utilizar una venda de descanso. ¡Pero mucho cuidado con la presión que ejercéis! No se puede apretar mucho, ya que le puedes cortar el riego sanguíneo al caballo y hacerle mucho daño. 

4. Por ultimo, si el caballo está esquilado y viajamos en invierno, podremos colocarle una manta para protegerles del frío. Lo que yo recomiendo por experiencia propia es utilizar una polar, ya que si el caballo se pone nervioso y empieza a sudar es más fácil que el sudor transpire y se seca más rápido que cualquier manta fina de cuadra. 

3-transporta-a-tu-caballo-blog-equitacion-decathlon-11082015

Es muy importante proteger a tu caballo antes de un trayecto.

5. Si realizamos un viaje muy largo lo más adecuado es ponerle heno al caballo para que vaya entretenido, y no sufra estrés en el viaje. Para que el heno le dure más os aconsejo que utilicéis una red de heno. Llenarla bastante sin miedo, porque si el caballo termina el heno muy rápido, corremos el peligro de que empiece a destrozar y romper dicha red.

  

Ya estamos preparados para dirigir a nuestro caballo hacia remolque. Lo más aconsejable es subirlo con una cabezada de cuadra y un ramal normal, pero si se pone muy testarudo le podemos poner la cabezada de cuadra y un ramal largo. Debemos llevarlo con mucha calma. 

Una vez que estemos en frente de la rampa, si el caballo que tenemos delante se pone nervioso, le puede ayudar que otro caballo más tranquilo suba delante de él. Cuando procedamos a subirlo al van o camión, debemos de subir muy despacio para evitar que se resbale. Normalmente deben de coger bastante impulso y tienden a subir al trote o al galope. No hay que asustarse ni pegarle ningún tirón. Una vez que el animal esté dentro, lo atamos, cerramos la separación y ponemos el seguro. 

Recordad, que si viaja más de un caballo no hay que mezclar yeguas con caballos enteros, para evitar accidentes. La mejor ubicación es primero las yeguas, después caballos castrados y por último caballos enteros. 

Creo que ya estamos preparados para viajar.  ¡Recordad! Id por carreteras seguras, a una velocidad no más de 90 km/h, haced los descansos correspondientes. Espero que este video, os ayude con todo lo que os he explicado. Me despido de vosotros, hasta el próximo post, ¡disfrutad del verano y del sol con nuestro animal favorito!


Contenido elaborado junto a apasionados de la equitación de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.