Menú

¿Mi caballo en el paddock? ¡SIEMPRE!

0 402
5/5

La mayor parte del tiempo, nuestros caballos se encuentran estabulados. Cada día, nos encontramos diferentes actitudes y síntomas como pueden ser:

  • Estereotipias 
  • Cólicos
  • Problemas de cascos
  • Problemas de trabajo y relación en pista

Se nos olvida que desde siempre, los caballos han evolucionado viviendo en el exterior y los beneficios que esto conlleva. 

caballo exterior
caballo exterior

¿Cómo puede ayudar el paddock a mi caballo?


Que nuestro caballo pueda disfrutar de estar en el exterior, es enormemente necesario. 

  • Los caballos siempre se han relacionado en manada. Si nuestro caballo puede estar con más miembros de su especie, será una gran oportunidad de aprender a relacionarse y a comprender cómo se establecen las jerarquías, muy recomendable para caballos jóvenes.


  • En este caso, el paddock para los caballos es como nuestros gimnasios. Tendrán una gran oportunidad para fortalecer y trabajar todo su aparato locomotor. Si podemos contar con terrenos en desnivel, mucho mejor.


  • ¿Cuántas veces has visto a un caballo balanceándose en su box? Como esta, nos encontramos cada día diferentes tipos de estereotipias. El caballo en el paddock se encuentra constantemente en movimiento. Esto provoca que ese exceso de energía y estrés desaparezca. Nos ayudará a que a la hora de trabajar con él, se encuentre mucho más concentrado y no tengamos que sufrir esa falta de colaboración.


  • Los caballos son capaces de comer durante las 24 horas del día. Mientras que cuando están estabulados, esa alimentación se reduce a 2 ó 3 raciones diarias. Esto les produce un estrés con la comida nada recomendado para sus estómagos tan delicados y tan propensos a los cólicos. Cuando un caballo está en el exterior, se alimenta poco a poco y estos riesgos se reducen enormemente. 


¿Qué debemos tener en cuenta?


  • Una de las cosas más importantes, es tener el terreno preparado para poder tener a nuestro caballo. Algo que nos ayudará será tener el paddock vallado
  • En función de la temporalidad, en invierno deberemos proteger a nuestros caballos de las bajas temperaturas con mantas de exterior. Así como tanto en el inicio de la primavera como durante todo el verano habrá que proteger a nuestros caballos de los insectos.

No siempre es posible que podamos tener a nuestros amigos en el exterior como a ellos les gustaría, pero de lo que no hay duda, es de que cada momento que puedan aprovechar, tanto ellos como nosotros, disfrutaremos de verlos al aire libre.

Un Saludo

Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.