Menú

Cómo acercarte a tu caballo

2 92
5/5

Todos los que hemos montado a caballo sabemos la sensación de libertad que produce estar encima de un animal de 500 kg y que éste se convierta en una prolongación de nuestras extremidades, incluso llegando en algunos momentos a sentir un vínculo tan grande que la unión amazona/jinete-caballo pueda hacernos pensar ser únicamente uno. Eso es a lo que hace referencia el término binomio en el mundo ecuestre. Sin embargo, antes de llegar a la acción de mayor proyección de la equitación: montar encima de un caballo. Hay otras acciones que anteceden a ésta y que son igual de importantes. Tales como por ejemplo: cómo coger a tu potro o caballo, ya que además de ser el primer contacto que tendremos con este animal, ésta nos puede dar alguna que otra pista sobre cómo está anímicamente y cómo puede ser que se comporte en nuestra clase o entrenamiento.

entender a nuestro caballo

Saber cómo piensa

Y es que no podremos pretender coger un caballo, y mucho menos si tratamos con caballos jóvenes, sin hacer hincapié en la forma de pensar de éstos. Estas podrían ser algunas de las razones por las que a él no le interesa ser atrapado:

  • Que haya adquirido ese vicio por el aprendizaje de su madre, es decir, que su madre fuera bastante reacia a la hora de que la cogieran.
  • Que se trate de un caballo joven y por consiguiente aún no tiene familiarizado el contacto humano (de ahí que a los potros se les deje la cabezada de cuadra puesta e incluso con un pequeño ramal, para facilitar a la hora de cogerlos).
  • Que asocie la acción de ser cogido únicamente con la de trabajo.
  • Que el aprendizaje de éste no haya sido el correcto y encuentre la acción de cogerlo como una amenaza (hay que saber que los caballos son animales de huida, es decir, que ante cualquier situación de peligro, la primera acción de éste va a ser correr evitando enfrentarse al estímulo en cuestión).

Lo que NO se debe hacer

  • Intente no intimidarlo con gestos o acciones bruscas.
  • No se acerque a él desde atrás (a pesar de que los caballos tienen un gran ángulo de visión hay varios puntos ciegos, éste sería uno de ellos).
  • No se acerque a él a pasos muy grandes y con la figura de su cuerpo totalmente erguida.
  • No mantenga la vista en sus ojos durante mucho tiempo, ya que podría entenderlo como una acción intimidadora.

Lo que SÍ se debe hacer

  • Acérquese por un lugar en el que éste pueda verle en todo momento.
  • Intente prepararse tanto la cabezada de cuadra como el ramal con anterioridad.
  • Realice todas las acciones con la mayor suavidad posible (esto le generará mayor confianza y creará un mayor vínculo afectivo para posteriores veces que vaya a cogerlo).
  • Acérquese a él de una manera relajada y pausada para no provocar intimidación a su caballo (buen lenguaje corporal).
  • Puede hacerse valer de algún premio o recompensa (una zanahoria, una manzana o una chuche).
Comentarios
Fátima RODRÍGUEZ avatar

Muy chulo el post Adrian!!

Adrian SANCHEZ avatar

Muchísimas gracias Fátima!!!! 😃😃😃


¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.